El PP considera un error que la FAPA prohíba los motivos religiosos en su concurso de postales

  • "No se puede prohibir a la sociedad, y en particular a los niños, que expresen sus sentimientos", según el candidato al Senado Javier Fernández, una "actitud" que cree que está basada "en principios totalitarios"

El candidato del PP al Senado por Cantabria, Javier Fernández, ha mostrado su "sorpresa" por la prohibición impuesta por la FAPA en su concurso de felicitaciones de fin de año, en el que se prohíbe incorporar motivos religiosos en los dibujos. Para el senador popular, esta 'cláusula' conduce a "confusión", porque cree que en el fondo lo que se intenta prohibir es "que expresen cuales son sus sentimientos, sean religiosos o sean de otra índole".

Fernández matiza que una cosa es que nos encontremos ante un estado aconfesional, "como tiene que ser", por lo que "las administraciones no pueden llevar a cabo una defensa de algún tipo de confesión religiosa o potenciar una confesión religiosa", y otra es "prohibir a la propia sociedad y en particular a los niños que expresen sus sentimientos (...). Yo creo que hay un error de planteamiento que nos está llevando a perder un poco el norte en algunas cuestiones".

La conclusión del candidato es que no se debe obligar a "renunciar" a "nuestros nuestros principios, ni a nuestra historia y sobre todo no podemos renunciar a nuestras libertades, y la libertad que tiene la sociedad civil de manifestar su sentimiento religioso es un principio absolutamente fundamental, de los niños y de los mayores". Cree que si la Federación de Asociaciones de Padres ha planteado así el concurso de felicitaciones es porque "no ha reflexionado" lo suficiente, y compara su "actitud" con una forma de entender la relación civil "con principios totalitarios, la prohibición de los derechos y libertades individuales".

Con todo, Javier Fernández espera que "se recobre el sentido común y que se ponga un poco de normalidad y de lógica sobre todo en unas fechas como las que se avecinan".