La subasta para vender la residencia de La Pereda vuelve a quedar desierta

Exterior en la residencia La Pereda, en el corazón de El Sardinero.
Exterior en la residencia La Pereda, en el corazón de El Sardinero. / Javier Cotera
  • Aunque Patrimonio ya ha bajado el precio casi dos millones desde la primera subasta, ninguno de los inversores que se ha presentado ha pujado por el inmueble

  • Ahora se abre un plazo de un año para poder comprarla, de forma directa y a un precio cerrado de 4,7 millones de euros

La subasta convocada por el Gobierno de Cantabria para intentar vender de nuevo la residencia La Pereda de Santander ha vuelto a quedar desierta, por lo que ahora se abre un plazo de un año para comprarla de forma directa, a un precio cerrado de 4,7 millones de euros.

El Gobierno hizo el primer intento en agosto, cuando la antigua residencia, cerrada en el año 2012, salió a subasta en primera convocatoria por 6,5 millones de euros.

Como entonces, este miércoles tampoco ha pujado nadie por el inmueble, ni en la segunda ni en la tercera convocatoria de esta subasta, a la que han asistido las mismas personas que hace un mes: dos inversores y los tres representantes de un grupo francés dedicado a la gestión de residencias para personas mayores.

A las 10.05, el jefe del servicio de Patrimonio del Gobierno de Cantabria, Emilio del Valle, ha abierto la segunda subasta, con un precio de salida de 5,5 millones de euros y diez minutos después la ha declarado desierta.

Ni siquiera ha habido lugar para presentar ofertas, porque nadie ha depositado la fianza de 1,3 millones exigida para poder pujar.

Lo mismo ha ocurrido en la tercera convocatoria, en la que el precio de salida de estas instalaciones se ha reducido hasta los 4,7 millones y la fianza exigida a 1,1.

Emilio del Valle ha declarado entonces desierta la tercera convocatoria. "Transcurridos diez minutos sin depósito alguno ni interés por las partes, se declara desierta la enajenación mediante subasta", ha dicho.

Una vez cerrado el acto, el jefe del Servicio de Patrimonio ha mostrado su sorpresa por la falta de ofertas porque han sido muchas las personas interesadas y muchos los grupos inversores que han visitado el edificio de El Sardinero, aunque al final solo han acudido a la convocatoria de este miércoles los mismos que se presentaron a la de agosto. "Teníamos esperanzas", ha dicho.

De acuerdo con la Ley de Patrimonio, ahora se abre un plazo de un año para vender La Pereda a quien presente una oferta equivalente al tipo de salida de la tercera convocatoria: 4.702.598 euros.

El acto de este miércoles se repetirá este jueves para intentar vender la Quinta Labat, una finca de 4.884 metros cuadrados dotada de dos edificaciones independientes y situada en El Sardinero que sale a licitación por 2,8 millones en segunda convocatoria y 2,4 en la tercera y por la que tampoco nadie pujó en agosto.