Revilla asegura que en 2017 agilizará el plan eólico, "con garantías legales"

González Moya, durante su ponencia en la jornada organizada por el Colegio de Economistas.
González Moya, durante su ponencia en la jornada organizada por el Colegio de Economistas. / María Gil Lastra
  • El presidente, que afirma que su Gobierno apostará de forma «decidida» por las energías renovables, quiere apresurar la tramitación de los 14 proyectos de parques eólicos que  ya están en marcha

Fue una intervención rápida, de apenas diez minutos, marcada por las apreturas de la agenda, pero dejó una conclusión meridiana. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, aseguró durante la clausura de la jornada sobre las ‘Claves para el futuro de las energías renovables’ que su Gobierno quiere «retomar» el próximo año el plan eólico «con garantías legales». Una forma de mostrar su apuesta «decidida» por las energías renovables, especialmente la eólica y la solar, que considera son «el futuro» y de las que se declaró «firme defensor» desde hace una década.

Pero la palabra ‘retomar’ generó más dudas que certidumbres entre los asistentes en el Hotel Bahía a las conferencias organizadas por el Colegio de Economistas de Cantabria, perfectos conocedores de lo que ha sucedido con este sector en la región durante la última década. ¿Se refería Revilla al plan eólico que el bipartito PRC-PSOE puso en marcha durante la legislatura 2007-2011, frustrado en 2009 por la Justicia y que fue tumbado definitivamente en los tribunales en 2012 tras la impugnación de la asociación ecologista ARCA, que denunció que carecía del correspondiente informe de impacto ambiental? ¿Y qué pasa con el actual Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria 2014-2020 que regula desde hace dos años el desarrollo eólico en la región? Las prisas de la intensa agenda de la mañana hicieron que el presidente abandonara el acto sin dar más explicaciones al respecto, que horas más tarde sí proporcionó a este periódico.

Así, el objetivo del Gobierno es «potenciar» el actual plan eólico y «agilizar» las tramitaciones de los proyectos que ya están en marcha, no aprobar ninguna normativa nueva.

El Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria 2014-2020 fue aprobado por el Gobierno de Ignacio Diego (PP) y enmendado a continuación, casi de arriba a abajo, por el Consejo de Estado. El Ejecutivo de Revilla asumió este programa cuando regresó al poder y, hace exactamente un año, inició la tramitación de 14 parques eólicos –hay dos autorizaciones más ya concedidas que podrían construirse mañana mismo si la empresa quiere– a petición de tres empresas con una potencia de 600 megavatios, una inversión superior a los 720 millones de euros y que supondrá la implantación, cuando esté todo desarrollado, de unos 210 molinos.

Pero una cosa es la tramitación, otra la autorización y otra la decisión de poner en marcha los parques. Por eso el Ejecutivo se ha marcado entre sus objetivos de 2017 agilizar lo máximo posible los trámites, tal y como prometió el consejero de Industria, Francisco Martín, a los empresarios del sector eólico, que han sufrido en sus propias carnes la inseguridad jurídica derivada del anterior concurso eólico anulado por los jueces. Esta intención de Martín provocó hace unos meses uno de los primeros roces dentro del actual Gobierno bipartito, al chocar con el «celo» de la Consejería de Medio Ambiente que encabeza Eva Díaz Tezanos (PSOE), departamento al que Martín acusó de ser «excesivamente riguroso» a la hora de interpretar la legislación ambiental y el plan energético, una «inflexibilidad extrema» que provoca retrasos en los procedimientos y que teme que obligue a los promotores a «replantearse las inversiones».

Revilla mostró ayer la predisposición del Ejecutivo regional a agilizar las tramitaciones, pero se empeñó en remarcar esas «garantías legales». La frustrada experiencia que tumbaron los tribunales está aún muy presente en la memoria y se quiere tener todo bien atado. «Entonces Cantabria perdió una oportunidad clave de potenciar la energía eólica y la marina», expresó Revilla. Un tren que quiere volver a coger, aunque sea con años de retraso.

El futuro

Antes del paso del presidente cántabro, la jornada sobre las ‘Claves para el futuro de las energías renovables’, patrocinada por Liberbank y la Consejería de Economía, dejó las intervenciones de José María González Moya, director general de la Asociación de Productores de Energías Renovables; José Donoso, director general de Unión Española Fotovoltaica; José Folgado, presidente de Red Eléctrica de España; Pedro Mejía, presidente del Operador del Mercado Ibérico de la Energía; Agustín Valcarce, presidente de la Asociación Eólica de Cantabria; Manuel Navarro, director general de negocio de Energías Renovables de Viesgo; y los ecologistas Francisco Javier Ceruti, Felipe González y Juan Alberto Domínguez, que abordaron el impacto económico de las energías renovables en el sistema productivo español, el futuro de la energía solar fotovoltaica, el circulo virtuoso de la electrificación, el camino hacia un modelo energético sostenible y la situación de la energía eólica en Cantabria y España, entre otros ámbitos, lo que permitió hacer una detallada radiografía, desde diferentes ángulos, del presente y, sobre todo, futuro de las energías renovables, las llamadas a dominar el mercado por el agotamiento de las demás, su carácter económico y los compromisos internacionales de reducción de las emisiones de CO2.