El curso escolar arranca con 218 alumnos más y 90 nuevos profesores

Javier Cotera

El calendario, que elimina las vacaciones de Semana Santa, mantiene su filosofía, pero sufre algunos cambios para paliar los problemas que reveló su estreno, entre ellos reducir de cinco a cuatro las evaluaciones

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ SANTANDER.

El nuevo curso escolar arranca la próxima semana en Cantabria con 90.159 alumnos, 218 más que en el curso pasado; 70 clases más, para cumplir con las ratios y las necesidades educativas especiales; 9.100 profesores, 90 de ellos nuevos; 24 directores que estrenan cargo, y con el objetivo de consolidar un calendario que, después de su discutida implantación el pasado año, dejó luces y sombras en cuanto a sus resultados, aunque la Consejería de Educación nunca ha dudado de su conveniencia. Entre los retoques que se introducen para paliar los problemas detectados en su estreno destaca la reducción de cinco a cuatro de las evaluaciones a las que se tendrán que enfrentar los estudiantes ante la sobrecarga de trabajo que supuso el nuevo modelo.

Los profesores regresan mañana, 1 de septiembre, a los 300 centros públicos y concertados que se reparten a lo largo y ancho de la región para ultimar el progresivo inicio de las clases: en Infantil y Primaria será el día 7; en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), el 12; y en Bachillerato y Formación Profesional, el 14.

EN SU CONTEXTO

90.159
alumnos llenarán los centros educativos de la región. Son cifras provisionales, ya que hay matrículas aún abiertas.
Desde el 7 de septiembre
Las clases comenzarán el día 7 de septiembre en Educación Infantil y Primaria; el 12 en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), y el 14 en Bachillerato y Formación Profesional.
300
colegios e institutos funcionarán este curso, el 75% de ellos dentro de la educación pública y el 25% en la concertada.
70 clases más
También crece el número de clases: 32 más en Infantil y Primaria y otras 38 en Secundaria, para cumplir con el descenso de las ratios y atender las necesidades educativas especiales.
175
días lectivos, repartidos en cinco bimestres, dan forma al calendario escolar del curso 2017/18 que está a punto de iniciarse.
Jornada reducida
La Consejería de Educación decidió mantener la jornada reducida en septiembre y junio en la Educación Infantil y Primaria pese a la oposición de las asociaciones de padres FAPA y Concapa.

«Nuestra previsión es que el comienzo de curso va a desarrollarse con normalidad gracias al esfuerzo de colegios e institutos y a los funcionarios de la Consejería, que han vuelto a trabajar este verano a destajo. Poner en marcha cada año una maquinaria de tal envergadura no es fácil», destaca el consejero de Educación, Ramón Ruiz. Una ansiada «normalidad» después de los retrasos en el inicio de las clases de Secundaria que se vivieron el curso pasado debido a los problemas derivados de la implantación del nuevo calendario.

El ejercicio 2017/18 trae consigo dos nuevas aulas para niños de 2 años; la extensión de la ratio de 25 alumnos por clase a todas las etapas de la Educación Primaria; la puesta en marcha del III Plan de Cualificación de Formación Profesional, en el que se invertirán 28,5 millones de euros hasta 2020; y la ampliación de la oferta académica en estos estudios con la incorporación de tres nuevos ciclos.

ALUMNOS

Más estudiantes y más clases

Según fuentes de Educación, un total de 90.159 alumnos, 218 más que el curso pasado, poblarán las aulas de los 300 centros educativos de Cantabria. Son cifras provisionales a la espera de cerrar procesos de matriculaciones aún abiertos, como es el caso de Bachillerato y FP, que deben celebrar sus exámenes de septiembre, por lo que crecerán en las próximas semanas.

Más del 30% se acumulan en la Educación Primaria, la etapa con más densidad de estudiantes: 33.450. Por su parte, en Educación Infantil están inscritos 16.894 alumnos (2.697 en el primer ciclo y 14.197 en el segundo); en la ESO, 21.611; en Bachillerato, 7.409; y en Formación Profesional, 10.795.

También habrá más clases: al menos 32 más en Infantil y Primaria y otras 38 en Secundaria. En el primero de los casos este crecimiento se debe al aumento de las aulas para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales y a la reducción de las ratios acordada en junio de 2016: los límites son 18 estudiantes por clase en el primer ciclo de Educación Infantil y de 25 en el segundo ciclo de Infantil y en toda Primaria. «Salvo casos muy excepcionales, se va a cumplir al 100%», apunta el director general de Personal Docente y Ordenación Académica, Javier López Nogués.

El pasado curso hubo 32 aulas, entre Educación Infantil y la primera etapa de Primaria (1º, 2º y 3º), que incumplieron las ratios pactadas para estos niveles. Este año la implantación del acuerdo se hará extensible también a 4º, 5º y 6º de Primaria, cerrando así el proceso de reducción.

Por su parte, el incremento de unidades en Secundaria se debe a los itinerarios y asignaturas seleccionados por los estudiantes en virtud de las posibilidades que ofrece la Lomce.

EDUCACIÓN TEMPRANA

Dos nuevas aulas de 2 años

El modelo de enseñanza temprana que el Gobierno de Cantabria puso en marcha de manera pionera en 2004 para garantizar la escolarización gratuita de los más pequeños cuenta ya con un total de 180 aulas de 2 años repartidas en 64 municipios, lo que permite escolarizar al 70% de los niños de esa edad. Las dos que se ponen en marcha este curso están en los colegios José Luis Hidalgo y Fernando de los Ríos, ambos de Torrelavega. Cada una de ellas albergará a 18 escolares y contará con una maestra y una educadora para su cuidado y educación.

Además, la región tiene también varias clases experimentales para niños de 0 a 1 año.

PROFESORES

9.100
profesores integran la comunidad docente. La interinidad se eleva hasta el 37% en la enseñanza pública.
Sin oposiciones
La supresión de las oposiciones docentes de 2017 ha elevado la ya alta tasa de interinidad existente, a lo que se suma el desconocimiento sobre las plazas y los cuerpos que se convocarán en 2018.
105
títulos conforman la oferta académica de Formación Profesional, que este curso crece en tres títulos.

AYUDAS PARA LIBROS Y MATERIAL

100 euros para los alumnos de 1º y 2º de Primaria

Es una de las principales novedades de este ejercicio: Educación aportará a los colegios de Cantabria 100 euros por cada alumno de 1º y 2º de Primaria para adquirir libros y material escolar, 70 más que el curso pasado. La medida beneficia a alrededor de 8.000 alumnos, tanto de centros públicos como concertados.

Además, dentro de esta apuesta por el Banco de Recursos Educativos, al que la consejería ha destinado este año dos millones de euros, los centros recibirán 30 euros por el resto de alumnos de Primaria -los que cursan 3º, 4º, 5º y 6º- y 140 euros para aquellos que tienen importantes necesidades socioeconómicas.

Hasta el pasado curso, el reparto económico para gestionar el banco de libros y material escolar era equitativo y los colegios recibían 30 euros por cada estudiante matriculado en Primaria, con independencia del curso. Pero a partir de ahora, Educación aumentará a 100 euros las ayudas para los estudiantes de 1º y 2º, ya que se trata de materiales que no se pueden reutilizar con posterioridad porque los alumnos pintan y escriben sobre ellos, por lo que se deben renovar cada año, a diferencia de lo que ocurre en cursos superiores, donde los libros de texto y recursos curriculares se pueden aprovechar de segunda mano.

INTERCULTURALIDAD

Nuevo centro en Laredo para la integración de extranjeros

Otra de las novedades es la puesta en marcha de un Aula de Dinamización Intercultural en Laredo, que atenderá a los centros de los diferentes municipios de la comarca y que se suma a los que ya hay en Santander y Torrelavega. Se trata de un recurso para facilitar la acogida e integración del alumnado extranjero y atender sus necesidades educativas. Así, entre sus funciones figura la valoración inicial de este alumnado, la acogida al mismo y a sus familias, el apoyo en la enseñanza del español como segunda lengua y el asesoramiento a los centros educativos para facilitar su incorporación y la respuesta educativa.

La ratio de 25 alumnospor clase se extiende a todas las etapas de la Educación Primaria

PROFESORES

9.100 docentes, con una tasa de interinidad del 37%

Alrededor de 9.100 profesores conforman la plantilla docente de la educación cántabra, 7.100 de ellos en la pública y el resto en la concertada. Se trata de una cifra muy similar a la de los últimos ejercicios que evidencia que no se han recuperado aún los recortes de la crisis. Noventa de ellos son nuevos para cubrir las necesidades que generan las clases recién constituidas.

Es precisamente aquí donde se encuentra una de las grandes asignaturas pendientes: la tasa de interinos en la enseñanza pública cántabra se sitúa este curso en un 37%, según denuncian los sindicatos, afectando a alrededor de 2.600 profesores. Cantabria aplazó las oposiciones previstas para este año ante la recomendación del Gobierno central, lo que ha elevado esta preocupante cifra, que sólo se puede solucionar con una oferta pública mayúscula, tal y como contempló el Estado en los Presupuestos Generales.

El problema es que durante los últimos meses apenas se han producido avances y, a día de hoy, no hay noticias oficiales sobre las fechas, los cuerpos a los que afectarán, las especialidades o las plazas.

CALENDARIO

Un curso sin vacaciones de Semana Santa

El amplio informe sobre el calendario que realizó el Consejo Escolar de Cantabria (CEC) al final del pasado curso alertó, entre otros inconvenientes, de los problemas de conciliación que supuso y de la «sobrecarga» de exámenes que se produjo antes y después de las vacaciones y de deberes durante las mismas, sobre todo en Secundaria. Ante ello, y manteniendo los cinco bimestres lectivos, Educación reduce de cinco a cuatro las evaluaciones: se elimina la de febrero y se mantienen tres cuantitativas, las que cuentan para nota, antes de Navidades, Semana Santa y en junio; y una cualitativa, que se realizará antes del parón de principios de noviembre.

El estudio del CEC también subrayó bondades del calendario, como la oportunidad que proporciona para dar respuesta a los retos pedagógicos y educativos del siglo XXI, pero si una cosa quedó clara es que el nuevo modelo requiere de un periodo de tiempo «más dilatado» para su implementación, por lo que este segundo año se antoja clave para obtener resultados más visibles.

El calendario tampoco ha quedado este año ajeno a la polémica, aunque por razones bien distintas. El modelo no cambia, ya que los 175 días lectivos se reparten en cinco bimestres separados por cuatro periodos de vacaciones, pero sí su distribución. Así, por primera vez se eliminan las vacaciones vinculadas a la Semana Santa -también las de Carnaval-, obviando una festividad religiosa de gran calado en España y que las familias suelen aprovechar para tomar unos días de descanso: los escolares sólo disfrutarán de Jueves Santo a Domingo de Resurrección como días libres, pero no tendrán vacaciones ni por delante, como sucede en otras comunidades autónomas, ni por detrás, como era práctica habitual en Cantabria. En su lugar, se establece una semana de descanso en torno al puente del 1 de mayo.

La búsqueda de una distribución «más adecuada» y «racional» de los tiempos escolares -todos los periodos lectivos se estructuran en torno a 32-35 días- está detrás de una decisión que causó un gran revuelo y disparidad de opiniones, llegando incluso su debate al Parlamento regional.

Educación invierte dos millones de euros en los bancos de libros y ocho en infraestructuras

OBRAS

Mejora de instalaciones

Dentro del propósito de dotar a la enseñanza pública de unas infraestructuras «modernas y bien equipadas», se enmarca la inversión de más de 8 millones de euros que la Consejería de Educación realiza este año en los colegios e institutos cántabros. De ellos, 6,3 millones se dedican a obras de gran envergadura en nueve centros -la construcción del nuevo colegio público de Renedo de Piélagos se lleva 4,7-; y otros 1,7 millones están destinados a otra serie de intervenciones menores en 60 edificios.

III PLAN DE CUALIFICACIÓN

Apuesta por la FP

Educación ratifica su apuesta por la Formación Profesional, dentro de la cual se integra el III Plan de Cualificación, al que el Gobierno regional dedicará 28,5 millones de euros hasta 2020. Como principales objetivos, tal y como destaca Ramón Ruiz, se encuentra el reducir el abandono escolar temprano en los ciclos formativos de Grado Medio, impulsar la innovación, fomentar entre las personas menos cualificadas una mejora en sus conocimientos para que encuentren un empleo, y promover la estancia en empresas y centros de trabajo como un complemento importante a los estudios.

De forma paralela, la oferta académica de FP suma este curso tres nuevos grados -Diseño en Fabricación Mecánica, Gestión de Alojamientos Turísticos y Dirección de Cocina-, vinculados a «sectores relevantes para el futuro de la región» que «requieren personal cualificado». Así, el mapa regional de FP contempla ya 105 títulos, entre los 15 que existen dentro de la formación Básica, los 35 de Grado Medio y los 55 de Grado Superior.

Fotos

Vídeos