Buscan a la mujer de 87 años desaparecida el sábado en Potes

Potes

Elvira Pablos, vecina de Trobajo del Camino (León), comió el sábado en Potes con sus compañeros de excursión y se marchó sola a dar un paseo | El cura que organizó el viaje asegura que el grupo la buscó durante tres horas antes de regresar a León

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

La búsqueda de la turista leonesa desaparecida en Potes este sábado se ha reanudado a primera hora de hoy después de que el dispositivo se tuviera que suspender ayer sin haber encontrado ninguna pista sobre su paradero. Desde primera hora de la mañana son varias las patrullas que trabajan en la zona del monasterio de Santo Toribio y Potes.

El Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha movilizado a efectivos de la Guardia Civil para peinar las mismas zonas que ya se rastrearon durante el fin de semana. Y se han sumado miembros de montes, de la patrulla rural de Potes, del Greim y los bomberos. De momento se la buscará solo por tierra, «y si a medida que prosigue el rastreo se ve necesario ampliar la zona de búsqueda u otro tipo de recursos también se movilizarán», según el 112.

«Es una situación muy extraña. No tiene sentido que una persona de esa edad haya desaparecido sin dejar ni rastro en un lugar como Potes», razona Ana Pablos, sobrina de la anciana. «Las hipótesis apuntan a que quizá se haya confundido de autobús y esté ahora en algún destino desconocido, porque sabemos que había autocares incluso de Francia».

«Pensamos que quizá haya confundido el autobús y esté en algún destino desconocido» Ana Pablos (sobrina de la desaparecida)

Ayer, el párroco de la Anunciación, grupo con el que la mujer desaparecida había realizado el viaje a Potes, se ha puesto en contacto con este periódico para asegurar que «toda la gente de nuestra peregrinación junto con la Guardia Civil estuvo buscando a Elvira por toda la villa de Potes desde las 5 hasta las 8 de la tarde que salimos para León».

La desaparición y la búsqueda

La búsqueda de los servicios de emergencia se ha centrado por el mismo casco urbano de Potes y los márgenes de los ríos Deva y Quiviesa. También, se han inspeccionado caminos, pistas y carreteras que salen de la localidad de Potes en una amplia área geográfica.

La mujer de 87 años se perdió en la localidad de Potes en la tarde del mismo sábado. Procedente de la localidad leonesa de Trobajo del Camino, Elvira Pablos llegó el sábado por la mañana a la localidad cántabra con una excursión organizada por su parroquia.

El objetivo era visitar el monasterio de Santo Toribio de Liébana, con motivo del Año Jubilar Lebaniego, y eso fue lo que hizo todo el grupo de excursionistas durante buena parte de la mañana. A la hora de comer, según confirman fuentes de la familia de la desaparecida, Elvira estuvo con el resto de sus compañeros de viaje, sentada en un banco de un parque, pero poco después se fue a caminar sola.

Efectivos de Emergencias buscan en el río Quiviesa. / DM

Pasadas las cinco de la tarde, el grupo se reunió junto a la iglesia de Potes, lugar acordado por los excursionistas para coger el autobús de vuelta a casa. Pero Elvira no apareció. Fue entonces cuando el cura de Trobajo del Camino, Luis Flórez, que dirigía la excursión de sus parroquianos, se acercó hasta el cuartel de la Guardia Civil para denunciar la desaparición de la mujer. Según ha podido saber este periódico, el sacerdote informó a las autoridades de que no encontraban a Elvira y después se subió al autobús, junto al resto de excursionistas, y todos ellos se marcharon de vuelta a León sin saber qué le había sucedido a su vecina.

La familia de Elvira, con la que contactó este periódico, se mostró el domingo disgustada por la actitud del párroco y del resto de los excursionistas. Sin embargo, hoy el cura ha señalado que todo el grupo con el que viajó Elvira participó en la búsqueda durante tres horas, «de 5 a 8», antes de marcharse de Potes. Luis Flórez indica, además, que los miembros de la familia de Elvira «no están disgustados sino todo lo contrario, muy agradecidos a nuestro comportamiento: 3 horas en Potes retrasando la vuelta a León por buscar a Elvira».

Datos

La desaparecida es de estatura baja, pelo gris, padece sordera y vestía un jersey negro de grecas, un anorak negro con capucha y llevaba gafas de sol en el momento de la desaparición.

Desde este sábado, efectivos de la Guardia Civil, del Parque de Bomberos de Tama y del servicio de Protección Civil de San Vicente están buscando a la mujer por toda la localidad. El Servicio 112 ha incorporado al dispositivo de búsqueda al equipo del helicóptero del Gobierno de Cantabria y al Servicio de rescate acuático para intensificar la búsqueda por aire y en el río Quiviesa.

Fotos

Vídeos