‘Ana‘ mantiene en vilo a Cantabria

‘Ana‘ mantiene en vilo a Cantabria
Antonio 'Sane'

La borrasca provoca un desprendimiento en Borleña, caídas de árboles y accidentes de tráfico. La región sigue hoy en alerta

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Rachas de viento de hasta 117 kilómetros por hora en Reinosa, más de 19 litros de lluvia por metro cuadrado en Santander y olas de casi 4 metros frente a Cabo Mayor fueron ayer las consecuencias más importantes de ‘Ana’, una de esas borrascas con las que abren los telediarios y que a su entrada en la región fue menos dañina de lo esperado. El temporal atlántico que está afectando a todo el norte del país fue histórico por ser el primero con nombre propio, pero no por sus efectos. Al menos de momento, porque la alerta seguirá activa durante todo el día de hoy y se espera que el viento siga soplando con fuerza y olas el doble de altas.

Aunque ayer llovió durante todo el día, hizo viento –este fue el verdadero protagonista–, volvió a nevar y la mar estuvo más revuelta que de costumbre, los valores registrados en las distintas estaciones meteorológicas repartidas por toda Cantabria no fueron tan extremos como se esperaba, solo superiores a los de una jornada de mal tiempo de otoño.

Accidente en la N-629.
Accidente en la N-629. / DM

A pesar de que todo el centro y la comarca de Liébana estaban en alerta roja por rachas que podrían llegar a los 140 kilómetros por hora, apenas hubo incidencias hasta las 19.00 horas. A partir de ese momento, cuando según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ‘Ana’ tocaba de lleno la región, comenzaron a recibirse llamadas en la centralita del 112. Casi todas por caídas de ramas y árboles o relacionadas con problemas de tráfico. En cualquier caso, al cierre de esta edición, incidentes menos comparados con los que sufrieron otras provincias que también estaban en alerta. En puntos de Pontevedra se recogieron más de 200 litros por metro cuadrado y en La Coruña hubo vientos de 166 kilómetros por hora que dejaron más de 250 intervenciones de los bomberos. Está previsto que sea hoy cuando ‘Ana’ se cebe más con Cantabria.

El primer accidente en la región del que las autoridades responsabilizaron al mal tiempo fue una salida de vía en la N-629, a la altura del pueblo de Cubillas (Ramales), alrededor de las 19.15 horas. Debido al agua acumulado en la calzada, el ocupante del turismo perdió el control, dio dos vueltas de campana y acabó en el arcén. El conductor resultó herido leve y fue trasladado al Hospital Comarcal de Laredo. Una hora después, Protección Civil de Corvera de Toranzo intervino junto a la Guardia Civil en el desprendimiento de una roca de gran tamaño (dos metros de altura y dos metros de diámetro) sobre la carretera N-623 que une Borleña y Prases y que quedó cortada. «No ha llovido mucho por aquí, pero esta es una zona en la que suele haber muchos argayos», afirmaba la alcaldesa, Mónica Quevedo. Toda la noche estuvo cerrada.

‘Ana’ también interfirió de rebote en el funcionamiento normal del aeropuerto Seve Ballesteros. El avión de Ryanair procedente de Londres que tenía que aterrizar a las 20.55 horas ni siquiera salió de Stansted. Allí, el mismo temporal está causando problemas en el tráfico aéreo. Así que las personas que tenían un billete para la ruta de vuelta a las islas se encontraron en las pantallas del aeródromo con el rótulo de ‘cancelado’. Siguiendo las recomendaciones de Protección Civil, muchos ayuntamientos como el de Santander pidieron a los puestos ubicados en la calle que aseguraran los anclajes y la Federación Cántabra de Fútbol, como medida preventiva, se vio obligada suspender todos los partidos programados a partir de las 16.00 horas.

Leer más

La situación se recrudece

El tiempo hoy no será más favorable a tenor de la previsión de la Aemet. Durante la segunda jornada de influencia de la borrasca se mantendrá el aviso rojo por fuertes vientos. Tanto, que podrían ser de hasta 140 kilómetros por hora en Liébana, el centro de la región y Valle de Villaverde. También importantes, aunque menos violentas, serán las rachas en las comarcas de Campoo y Valderredible. En ambos casos, las alertas irán reduciéndose a medida que avance el frente con el paso de las horas.

Donde sí que habrá una situación claramente más desfavorable es en el mar. El temporal marítimo que ayer ya afectó a Galicia y Asturias, y que en Cantabria tan solo dejó algunas olas rompiendo con violencia contra la costa, ganará puntos entre esta madrugada y las 00.00 horas de mañana, martes. De hecho, fue a última hora de ayer cuando el Ayuntamiento de Santander cerró al tráfico y a peatones el tramo final de la avenida Manuel García Lago frente a la playa de El Sardinero. Lo mismo ocurrió en el minizoo de La Magdalena. No se podrá pasar entre las 9.00 y las 13.00 horas de hoy y, «si continúa activa la alerta naranja», se volverá a repetir esta prohibición durante la siguiente pleamar. Porque se espera un intenso oleaje que podría superar los 8 metros de altura.

Además, continuará nevando a partir de los 400 metros durante todo el día. En cotas altas está previsto que se acumulen hasta 15 centímetros de nieve, especialmente en la zona lebaniega. Por debajo de esas altitudes las precipitaciones serán abundantes.

Sane

Leer más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos