Sanidad llama a negociar al comité de SUAP y 061, pero avisa de que «la oferta no cambia»

Sanidad llama a negociar al comité de SUAP y 061, pero avisa de que «la oferta no cambia»

El comité de huelga sopesa si acudir a la reunión, convocada el viernes, mientras el SCS reitera que han hecho «una propuesta de máximos»

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

La primera jornada de huelga de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y 061 no ha movido ni un ápice las posturas que abocaron al conflicto. El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha llamado a los representantes de los trabajadores a volver a sentarse a la mesa de la que se levantaron airados la semana pasada (la cita se ha convocado para el viernes), pero ya ha avanzado que la propuesta es «inamovible». No se cambiará ni una línea del documento que el colectivo ya ha rechazado dos veces, porque es una «oferta de máximos», declara a este periódico el subdirector de Recursos Humanos del SCS, Alfonso Romano.

Del lado del comité de huelga tampoco parecen dispuestos a dar su brazo a torcer, animados por el rotundo respaldo de la última asamblea de trabajadores. De hecho, ayer se reunieron para analizar la jornada de paro del domingo -la huelga se repetirá los domingos 20 y 27 de mayo- y después de horas de discusión, tiempo en el que les llegó la invitación oficial del SCS a retomar las conversaciones, aún sopesan si acudir al encuentro, si hacerlo con una propuesta alternativa o seguir luchando por lo que votaron por aplastante mayoría los profesionales el jueves pasado.

Así las cosas, parece que mal se va a resolver el enfrentamiento si no se dan pasos, ni para adelante ni para atrás. Desde el SCS interpretan que son los representantes de los trabajadores los que se han cerrado en banda. «Les hemos hecho la máxima propuesta que podemos, que supone el reconocimiento de la reivindicación histórica del colectivo, que es la compensación económica por trabajar noches y festivos», sostiene Romano. Una mejora que implica perder el complemento específico, la cuantía fija que les llegó a la nómina tras la firma del acuerdo de fin de huelga de 2015, aquel en el que se daba por satisfecha una parte de su demanda, dejando el resto para cuando las condiciones económicas lo permitieran.

«Ahora piden más»

Ahora bien, añade Romano, «en su día se dio a cuenta ese complemento como una solución concreta para salir de un conflicto, y se hizo de esa manera porque no se pagaban las variables (festividad y nocturnidad). Ahora resulta que se las reconocemos íntegramente -para ello tenemos que asumir la modificación normativa del sistema retributivo- y no les vale, piden más. Y todo no se puede».

Recuerda que «la oferta que se les ha hecho es la misma que los trabajadores recogían en su propuesta inicial para la adecuación salarial pendiente, quitando las cantidades relativas a los turnos, porque realizan guardias (de 24 o de 16 horas) y por lo tanto no hacen turnos. Las cifras acordadas son las mismas que el colectivo reclamaba, en origen ellos restaban el complemento específico». Romano critica que «lo que no se puede pretender es cobrar más que cualquier otro profesional del SCS». Según expone, «todo el personal va a ganar más dinero con esta propuesta, salvo si está de baja, claro». Porque esa es la diferencia de que una cuantía figure en la nómina en un concepto fijo o uno variable (se abona únicamente si se trabaja).

Sobre el cambio de horario planteado, que ha levantado ampollas entre los profesionales y ha sido la razón clave que les empujó a la huelga, el subdirector del SCS sostiene que «esa modificación responde a una mejora de la calidad asistencial, no es moneda de cambio de nada». Y niega que se esté abriendo camino para reducir la cobertura de los médicos de familia hasta las 15.00 horas, como temen los profesionales de Urgencias. «En absoluto se ha planteado esa posibilidad. Nos hemos comprometido a que el horario de los centros de salud y de los equipos de Atención Primaria se van a mantener hasta las 17.00 horas, como está ahora». Romano apunta, además, que el cambio de horario anunciado para los SUAP, que supone una hora más al día, se traduce en que al año harán cinco guardias menos, con lo que se crearán cinco plazas de médicos y cinco de enfermería.

profesionales integran la plantilla de los SUAP y 061, que el domingo afrontarán la segunda jornada de huelga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos