Últimos ensayos antes del estreno de la primera ópera cántabra

Últimos ensayos antes del estreno de la primera ópera cántabra
María Gil Lastra

'Silencios y excusas', compuesta por Pedro A. Terán, se representará el día 24 de febrero en la sala Argenta

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

El próximo 24 de febrero el Palacio de Festivales acogerá el estreno de la primera ópera cántabra. Una obra que lleva por título 'Silencios y excusas' compuesto por Pedro A. Terán con un libreto de David Ayala Pérez. Hasta ahora sólo un compositor cántabro Arturo Dúo Vital había compuesta una ópera, 'El campeador' (1963), pero nunca llegó a estrenarse. De ahí la importancia de este proyecto que ha involucrado a un centenar de músicos de la región que de pondrá la obra en escena.

Pero antes de que en la sala Argenta suenen los primeros sonidos de 'Silencios y excusas' hay un largo recorrido detrás en el que se mezcla el romanticismo por la posibilidad de estrenar una ópera autóctona y mucho trabajo. Para interpretar la partitura de Pedro A. Terán se ha creado una orquesta específica compuesta por 58 músicos profesores de los tres conservatorios de Cantabria, de la Banda Municipal de Santander y alumnos aventajados. También se ha formado un coro en el que participan 25 de las mejores voces corales de la región y, además hay un gran número de personas relacionadas con el mundo de la escena y de la escenografía que colaboran con el estreno, como los alumnos de la escuela del Café de las Artes, que se encargarán de la figuración. o el Palacio de Festivales que ya está construyendo los decorados.

El autor

El artífice de 'Silencios y excusas' es Pedro Terán (Santander,1974). Músico de amplia formación, licenciado en Musicología por la Universidad de Salamanca además de poseer las titulaciones de profesor de piano y profesor superior de solfeo. Actualmente es profesor de percusión, músico de cámara e improvisación en el Conservatorio Jesús de Monasterio de Santander, donde también dirige el grupo de percusión para el que ha escrito varias obras.

Para el proyecto, inédito en el panorama musical de la región, se han creado un coro y una orquesta que reúnen a un centenar de intérpretes destacados

Su actividad más reciente cómo intérprete ha sido su participación como percusionista en el estreno absoluto de la cantata profana 'La isla desolada' de Tomás Marco dentro del 66 Festival Internacional de Santander (FIS). Además de poner la música al libreto de David Ayala Pérez y de dirigir el próximo 24 de febrero la representación lleva muchos años luchando porque la obra llegue por fin al público, por ello ayer sábado, no podía dejar de sentir cierta emoción al reunir en el conservatorio Jesús de Monasterio a coro, orquestas y solistas en el que ha sido el primer ensayo conjunto.

María Gil Lastra

La orquesta comenzó a trabajar en la partitura en noviembre del año pasado con ensayos que primero fueron quincenales y que desde hace unos meses se repiten de forma semanal. El coro se formó en julio. También se eligió a los solistas. Cuatro cantantes de prestigio: Ana Mª Peinado, Vicenç Esteve, María Pardo y Hugo Oliveira que se encargarán de poner voz al libreto y de emocionar al público con la narración, una historia de amor contemporánea. Todos ellos han ido preparando su parte de forma individual y ayer, por fin, lo hicieron de forma conjunta. Un ensayo que duró prácticamente todo el día y que se repetirá durante las próximas semanas hasta el estreno.

El argumento

'Silencios y excusas' es un drama en cuatro actos que se sitúa en este siglo y en una capital de provincia que no se cita, pero que deja entrever que se trata de Santander. Los protagonistas son dos amigos y una mujer. Daniel que mantiene una relación sentimental con Aurora la deja porque intuye que es Gabriel quien la quiere de verdad. Aunque esta, está sigue enamorada de Daniel decide iniciar una relación con Gabriel.

El equipo

Autores
Pedro A. Terán (compositor) y David Ayala (libretista).
Coro y orquesta
¡Silencios’. Creados para este espectáculo.
Solistas
Ana Mª Peinado (soprano) Vicenç Esteve (tenor), Marina Pardo (mezzosoprano) y Hugo Oliveira (bajo).
Dirección Musical
Pedro A. Terán.
Dirección de escena
Carlos Peguero y Martín Antolínez.
Figuración
Estudio de actores del Café de las Artes.
Diseño de escenografía
Amaia Terán.
Regiduria
Elena Burgueño.
Maestro repetidor
Emilio Otero Alonso.
Asistente de Coro
Mª del Mar Fernández Doval y Gerardo Carbajo Suárez.
Escenografía, diseño iluminación y equipo técnico.
Palacio de Festivales.
Imagen y peluquería
Encarna Ruigómez Trueba.
Coordinación, gerencia y comunicación.
Antonio Ruiz del Olmo.

Pero pasa el tiempo y Daniel se da cuenta de su error e intenta recuperarla aunque ella ya le ha olvidado. Entonces busca refugio en otra mujer, su madre, que le ayuda a aceptarse. A estos cuatro personajes se une un quinto, tal y como explica Pedro A. Terán, el coro, que será la voz de la conciencia de este joven en los momentos más dramáticos de la obra.

Aurora será interpretada por la soprano, Ana María Peinado. El personaje de Daniel lo representa el tenor Vicenç Esteve y Gabriel, el bajo Hugo Oliveira. El papel de la madre estará interpretado por la mezzosoprano cántabra Marina Pardo y se desplazarán hasta Santander para seguir los ensayos hasta el estreno.

El compositor reconoce que llegar hasta aquí ha sido posible gracias a la colaboración desinteresada de todos estos músicos que como él aman a la música y la ópera y a los que no les importa colaborar altruistamente en un proyecto con grandes costos económicos en los que ya colaboran varias empresas de la región conscientes de la importancia que para tiene para Cantabria el estreno de su primera ópera.

María Gil Lastra

Más allá de la ayuda económica, siempre necesaria, al autor y a todos los que colaboran con la obra les gustaría que más empresas o instituciones se uniesen a un proyecto que esperan sea conjunto y que al final viene a poner de manifiesto el enorme talento que hay en esta región. Un valor en alza que debe ser potenciado en una ciudad que como Santander apuesta por la cultura.

La ópera desapareció del Palacio de Festivales y del Festival Internacional de Santander (FIS) hace varias temporadas precisamente porque los costes de un montaje de este tipo con una orquesta en el foso, cantantes, coro, vestuarios, escenarios... se escapan de los presupuestos para la programación. Sin embargo, el poder ver un espectáculo de este tipo sigue siendo una reivindicación de un público tan melómano como el de Cantabria con tres conservatorios con una alta demanda. Por eso en el sueño de Pedro A. Terán hay también algo de reivindicación y, sobre todo, mucha valentía.

Con gran experiencia en la composición, Pedro A. Terán reconoce que hasta hace unos años nunca se planteó crear una obra así. Sin embargo, siempre ha sido un aficionado a la ópera y alguna vez fantaseó con la posibilidad de hacer una. Una ilusión que un día compartió con David Ayala Pérez. Poco tiempo después este amigo llegó con el libreto y con esta historia de amor y desamor basada en hechos reales que se ha materializado en 'Silencios y excusas'. La obra, sus compositores y los intérpretes harán historia en la música de Cantabria pues lograrán lo que no pudo Arturo Dúo Vital, que por fin se estrene una ópera cántabra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos