Fútbol | Segunda B

Aquino, Héber y Granero, los damnificados de Lasesarre

Pouso dialoga con Granero y Antonio Tomás durante el ensayo en los Campos de Sport./Alberto Aja
Pouso dialoga con Granero y Antonio Tomás durante el ensayo en los Campos de Sport. / Alberto Aja

A los dos primeros, sancionado y lesionado, se les sumaría por primera vez por decisión técnica el capitán, que sería sustituido por Antonio Tomás

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYARSantander

El partido de la semana pasada dejó varios damnificados en el Racing. Por un lado la pobre imagen que ofreció el equipo, endeble como un niño frágil y enfermizo, y por otro la decepción de una afición que ya empieza a agotarse de tantos altibajos y vaivenes. Los resultados trazan un dibujo irregular y similar a los garabatos de un párvulo. Pero el partido en Baracaldo no sólo dejó sensaciones encontradas, también perjudicados. Dani Aquino y Héber, sancionado y lesionado, no estarán mañana frente al Amorebieta -Los Campos de Sport, 17.00 horas-. Los dos pagaron un alto tributo en Lasesarre; el murciano vio la quinta amarilla y cumplirá un ciclo de sanción y el gallego será operado el martes de la muñeca tras romperse los escafoides en una caída. Alto peaje para un Racing que además salió sonrojado.

Mañana habrá sobre el campo -si quiere Pouso- otros tres futbolistas más que deberán tener cuidado y no cometer errores innecesarios, ya que se encuentran al borde del castigo con cuatro amarillas a sus espaldas: César Díaz, Antonio Tomás y Pau Miguélez. Cualquiera de los tres entra en los planes del vasco.

Aquino, uno de los jugadores franquicia, no volverá a estar disponible hasta que la expedición viaje a Burgos la siguiente jornada -25 de marzo- para visitar El Plantío. La falta del murciano siempre se acusa en este equipo y obligará a Pouso a recomponer la faceta ofensiva.

César Díaz, Pau Miguélez y Antonio Tomás están apercibidos de sanción

El técnico tiene varias opciones de las que echar mano para acompañar a Borja Lázaro. Franco Acosta o César Díaz son las más lógicas, máxime después de las probaturas del último entrenamiento donde el uruguayo, que aún no ha tenido ocasión de demostrar por qué llegó a Santander como fichaje estelar, apareció junto a Lázaro en el teórico once inicial. Puede ser una buena oportunidad para que dispute sus primeros minutos a las órdenes de Pouso. Sin embargo, el pobre rendimiento y no la mala fortuna -en forma de sanciones y lesiones- puede traer aún más damnificados. Resultaría sorprendente si se confirmara, pero de los ensayos de la semana se extrae la posibilidad de que Borja Granero pueda ser suplente por primera vez esta temporada por decisión técnica. El capitán, que ha jugado de central, pivote y hasta de delantero este curso no fue utilizado en una de las pruebas que el pasado jueves tenía visos de ser la buena.

El partido del valenciano en Baracaldo no pasará como uno de los mejores desde que llegó a Santander; su bagaje fue muy similar al de sus compañeros, sin embargo el regreso casi seguro de Antonio Tomás y la confianza que parece que Pouso tiene en Gonzalo y Regalón como centrales podría dejarle fuera. Todo depende del técnico vasco, que ayer aseguró que repetirá el sistema de Lasesarre.

No todo son malas noticias. Óscar Fernández y Antonio Tomás ya están recuperados de la rotura de fibras en el aductor y el esguince de tobillo, respectivamente, y entrenaron con normalidad con el grupo. Ambos son dos serios candidatos a entrar en la convocatoria. Precisamente el de Cartes es uno de los jugadores que pueden estar en el centro del campo en detrimento de Borja Granero. El puesto de pivote por delante de la defensa se lo juegan entre ambos, con cierta ventaja para el cántabro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos