El administrador de Ecomasa pide declarar el concurso culpable e inhabilitar a Lavín y De León

Andrés de León (i) y Jesús Lavín, en el juicio celebrado en octubre del año pasado.
Andrés de León (i) y Jesús Lavín, en el juicio celebrado en octubre del año pasado. / Antonio 'Sane'
  • Reclama que ambos paguen 2,3 millones de euros por daños y perjuicios

El administrador concursal de la fábrica de estufas Ecomasa ha calificado de culpable el concurso de la mercantil y, por ello, ha remitido un informe al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander para que, además de proceder a esa declaración de culpabilidad, inhabilite a sus propietarios, Manuel Jesús Lavín y Andrés de León, a los que reclama también 2,3 millones de euros por daños y perjuicios.

En el escrito del administrador del concurso de Ecomasa, al que ha tenido acceso Europa Press, se pide la inhabilitación de ambos para administrar bienes ajenos por cinco años y ocho años, respectivamente.

El administrador considera a Lavín y De León "personas afectadas" por la calificación de culpabilidad del concurso por haber sido los gestores de la empresa, pero también solicita que se declare "cómplices" a dos mercantiles que participaron del accionariado (Ecomasa de Inversiones II S.L. y Comercial e Industrial NM Chile S.L.).

En el informe concursal se desgranan las actuaciones de los dos empresarios y como, desde la creación de Ecomasa-EWI y entre 2012 a junio de 2015, ésta recibe "cuantiosas" ayudas públicas desde organismos del Gobierno de Cantabria -presidido entonces por el PP- y dinero de la empresa TEKA, correspondiente a las indemnizaciones de los trabajadores que iba a recolocar en su fábrica. En total, según el administrador, 21 millones de euros.

Pero el administrador indica que, a su vez, la empresa concedió "importantes" préstamos financieros a otras empresas del grupo de Lavín y De León con fábricas de Bélgica, Chile y Barcelona. El importe total de los préstamos ascendió a 5.729.470 euros de los cuales solo se han recobrado 873.122 euros.

En el documento remitido al juzgado, y consultado por esta agencia, se reseñan los resultados negativos de 2013, 2014 y 2015, que supusieron unas pérdidas de 6,9 millones; la fallida operación Wanders, que costó 3,5 millones; los préstamos a empresas del grupo por importe de 3,9; y la financiación a otras empresas vinculadas por un total de 1,1 millones.

Todo ello suma 15,4 millones de euros de pérdidas "no recuperables" porque, según detalla el administrador, el grupo está quebrado salvo Chimeneas de Barcelona, que se ha vendido dentro de la liquidación concursal por 250.000 euros.

En su escrito, el administrador utiliza como informe pericial la auditoria realizada por Ernst&Young, y que fue encargada por Sodercan. El balance total de acreedores que se hace en ese documento eleva la deuda total a pagar por Ecomasa-EWI a más de 16 millones de euros entre entidades financieras, entidades públicas, Hacienda y otros.

En cuanto al desglose de daños y perjuicios, reclama que De León indemnice a Ecomasa en casi 40.000 euros por la suma de los recargos e intereses derivados de las declaraciones tributarias complementarias presentadas en 2015 para corregir las declaraciones ficticias presentadas en 2014.

También le solicita, junto a Lavín y la empresa Comercial e Industrial de Chile, indemnizar de forma solidaria a la concursada en 500.000 euros o subsidiariamente en, al menos, 295.481 euros por la concesión de un préstamo y su posterior capitalización sobrevalorando la compañía.

A los dos propietarios también les reclama, junto a la mercantil Ecomasa de Inversiones II, indemnizar a la empresa en 1,8 millones por la compra fraudulenta de la marca SOMMETFIRE y en 290.939 euros por las participaciones en Chimeneas Barcelona.

El administrador concursal también pide al Juzgado de lo Mercantil que se condene solidariamente a ambos gestores a cubrir parcialmente el déficit concursal pagando a la masa activa el importe de los créditos que no perciban los acreedores en la liquidación, que serán las cantidades ya indicadas, así como otros 396.142 euros adicionales por el retraso en el deber de solicitar el concurso.

En el escrito, presentado ante el juzgado el pasado 31 de octubre, el administrador también solicita que, una vez dada cuenta de su petición a las partes afectadas y si alguna de éstas presentara oposición, se les cite a la celebración de una vista.

De producirse ésta, ya indica que solicitará la declaración tanto de Lavín como De León, y también de Antonio Hernández como administradores de Ecomasa. Mientras que, entre los testigos, avanza que citará a apoderados de la concursada y al director del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), Jorge Gómez de Cos, y entre las periciales propone la auditoría realizada por la empresa Ernst&Young encargada por Sodercan.

Culpables del concurso Ecomasa Europe

En otro escrito, registrado el pasado el 26 de octubre y al que esta agencia ha tenido también acceso, la administración concursal también reclama que se declare culpable el concurso de la sociedad Ecomasa Europe, dependiente de Ecomasa.

Igualmente, pide que se considere culpables del mismo a De León y Lavín y que se inhabilite a ambos por un periodo de dos años para administrar bienes ajenos, así como para representar a cualquier persona.

También reclama que los dos propietarios indemnicen solidariamente al ICAF en 20.164 euros, a pagar a la masa activa del concurso en 102.017 euros y a un colegio de notarios en 3.500 euros.