Catalá dice que el tren se revisó ayer y reunía «todas las garantías»

Rafael Catalá.
Rafael Catalá. / Kiko Huesca (Efe)
  • El ministro de Justicia -que asumió la cartera de Fomento-, señala que en el lugar donde se ha registrado el accidente se están realizando obras de mantenimiento

El ministro de Justicia en funciones, que ha asumido la cartera de Fomento, Rafael Catalá, ha dicho en la zona de O Porriño (Pontevedra), donde hoy se ha producido un accidente ferroviario en el que han muerto al menos cuatro personas, que el tren fue revisado ayer y cumplía "todas las garantías".

más información

La última inspección fue ayer, en Portugal, ha abundado Catalá ante la prensa, aunque ha precisado que esta revisión era rutinaria, menos exhaustiva que la del pasado mayo, cuando el convoy pasó por un chequeo "rigurosísimo" en el que se comprobó que contaba con todos los requisitos para estar en circulación con normalidad.

Catalá, que ha acudido al lugar acompañado por el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha incidido en el hecho de que en la zona en la que se ha registrado el accidente se están realizando obras de mantenimiento, motivo por el cual todos los trenes tienen que utilizar la vía provisional y no la principal.

Investigación en curso

En la vía principal es donde se están realizando estos trabajos en los enclavamientos, y esta alteración, que entra en la normalidad, obliga a una necesaria reducción de la velocidad, ha señalado. En todo caso, ha pedido no aventurar las causas, puesto que ya están en marcha las pesquisas para averiguar si hubo un error técnico, humano o de procedimiento.

Preguntado por si el hecho de que el maquinista, fallecido, fuese luso, pudo haber influido en que no conociese la necesaria reducción de velocidad en los desvíos o vías provisionales españolas, lo ha descartado, porque hay formación, se conocen los reglamentos y los "estándares son muy parecidos".

Al lugar también se ha desplazado un técnico de la Comisión de Investigaciones de Accidentes Ferroviarios (CIAF) y están instaladas oficinas de atención a las víctimas en Porriño, Vigo y en Oporto. Al menos cuatro personas han muerto hoy y casi medio centenar han resultado heridas al descarrilar en la localidad pontevedresa de O Porriño un tren de la compañía Comboios de Portugal que cubría la línea entre Vigo y Oporto.