Page recomienda a Sánchez que «hable bien de todos los compañeros» si quiere liderar el PSOE

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE.
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE. / Pepe Zamora (Efe)
  • Respecto a la entrevista televisiva del ex secretario general, el líder de los socialistas cartellano-manchegos la ha calificado de "elocuente" y que "emparentaba muy bien con el título del programa 'Salvados'"

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page, ha recomendado al ex secretario general del partido, Pedro Sánchez, que si quiere liderar a los socialistas "hable bien de todos los compañeros, de sus ex presidentes y dirigentes", aunque le ha deseado "lo mejor" en lo personal y ha asegurado que no tiene inconveniente en que presente su argumentario por toda España.

Así lo ha expresado García-Page, a preguntas de los medios tras celebrar Consejo de Gobierno en Molina de Aragón (Guadalajara), incidiendo en que Sánchez no debe pensar "que el PSOE es una piscina a la que uno se tira si cree que hay agua", sino que si va a tomar esa decisión se ponga como primer requisito "querer hacerlo".

Respecto a su entrevista en la Sexta, el líder del PSOE en la región la ha calificado de "elocuente" y que "emparentaba muy bien con el título del programa 'Salvados'". "No tendría inconveniente que repusieran la entrevista cada media hora, porque es realmente clarificadora de algunas de las cosas que venimos avisando", ha expresado.

Además, ha señalado que no le gustan "los dirigentes en entrevistas que sienten resignación a perder siempre con el PP o que se sienten acomplejados".

Preguntado por las alusiones de Sánchez de presiones de poderes económicos o en medios de comunicación, ha expresado su respeto por todas las opiniones pero, a su juicio, "estar en política es estar sometido a una presión constante".

"El PSOE tiene que vivir en un momento donde hay medios, empresarios, confesiones religiosas, ciudadanos y sindicatos y todos quieren conseguir sus objetivos", ha afirmado defendiendo la autonomía del partido, a lo que ha añadido que "ser autónomo no significa estar en Marte" porque "todo el mundo tiene intereses y hay que gestionarlos".

Congreso y situación del PSOE

Preguntado por cuándo debería celebrarse un Congreso del PSOE, García-Page ha asegurado que no le importa "una fecha concreta" sino empezar a trabajar en "documentos, estudios y debates" de la militancia y del conjunto de la organización, "sin prisa pero sin pausa".

"Va a ser histórico, clave. Tenemos que hablar mucho con sosiego. Restablecer las constantes virales del PSOE, sincerarnos mucho, llegar a un diagnóstico o un catálogo ideológico que ilusione a los españoles para los próximos veinte años y cuando lo hayamos decidido tendremos ocasión de elegir a los mejores para este proyecto", ha deseado.

Ha abogado por un PSOE que no se recree en "la bilis y en sus propios problemas" con dirigentes que compitan por como ganar mejor al PP y no por "quien odia más al PP". "Es como si nos hubiéramos salido del camino en un momento, nos hubiéramos metido en un pedregal", ha manifestado.

Por ello ha alentado a que el PSOE recupere el "espacio de las mayorías" rechazando la evolución de la formación con planteamientos "filonacionalistas".

Diputados que dijeron 'no'

Preguntado por los diputados que votaron 'no' al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , ha preferido esperar a los argumentos que traslade la gestora del PSOE para pronunciarse, aunque ha considerado "grave" este comportamiento.

García-Page ha expresado su respeto porque sabe "que han sufrido", pero considera que si él estuviera en su lugar, le preocuparía más por cómo les ha dejado Pedro Sánchez a ellos dejando su acta de diputado que lo que vaya a realizar ahora la gestora en consecuencia a su negativa en la investidura, un consejo que ha extendido también a los diputados que se abstuvieron por disciplina.

Respecto al PSC, que a su parecer "ha roto por completo el equilibrio con el PSOE", se ha mostrado convencido de que con acuerdos se solucionarán las relaciones entre ambos, aunque desconoce cuánto se tardará en ello ni cómo se hará. "Me duele mucho porque creo en el PSC, ojalá y recupere ese sentir".