Fomento financiará la reforma de las dependencias capitulares de la catedral

El edificio, construido después del incendio, será totalmente remodelado en su interior y se le abrirán huecos en la fachada/DM
El edificio, construido después del incendio, será totalmente remodelado en su interior y se le abrirán huecos en la fachada / DM

Con cargo al 1,5% Cultural, se abordará también la recuperación del muro que se conserva del desaparecido castillo de San Felipe

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

El Ministerio de Fomento financiará con 1,5 millones de euros la transformación de las dependencias capitulares de la catedral de Santander, que se convertirán en zona abierta al uso de los investigadores pues en el edifico se pretende ubicar el Archivo Diocesano y el Catedralicio. Además se recuperará el tramo que queda en pie del desaparecido castillo de San Felipe, un lienzo y torreta que no están a la vista del público por formar parte del edificio de la catedral y que sólo se puede contemplar accediendo a un pequeño patio. Con la propuesta de recuperación se podrá acceder hasta su base con comodidad entrando en el edificio de las dependencias capitulares.

Fomento, a cuyo frente está el anterior alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, financia el 75% de la actuación, que transformará el viejo edificio del que sólo se usa una tercera parte en unas modernas instalaciones con acceso cómodo desde la calle Obispo Juan Plaza García, detrás del Banco de España.

El Ayuntamiento y el Obispado presentaron el proyecto en julio de 2017 al Ministerio de Fomento con el deseo de que el Estado financiase parte de las obras, como ya sucedió con las anteriores intervenciones en el recinto catedralicio. Esta nueva fase de obras es la quinta del Plan Director establecido en 1999 por José Luis Casado Soto y Joaquín González Echegaray, y con su realización se completarían las actuaciones previstas por ambos investigadores.

Acogerán el Archivo Diocesano, que está en Corbán, y el Catedralicio, bajo la girola del templo Nuevas dependencias

El edificio tendrá espacios expositivos y multifunción en la planta baja y en sus grandes pasillos Zónas públicas

La Comisión Mixta del 1,5% Cultural, integrada por los ministerios de Fomento y de Educación, Cultura y Deporte, aprobaron ayer la financiación para la catedral de Santander, con un proyecto desarrollado por el arquitecto David Arce, una propuesta, dijo ayer el Ministerio, que se encuentra «entre las mejor valoradas de todas las presentadas».

El castillo fue casi totalmente demolido en 1896 y de su estructura tan sólo ha sobrevivido parte de su fachada suroccidental y una torre, gracias a que soportan las bóvedas de la actual sacristía de la catedral, situada entre el claustro y el antiguo castillo.

Las dependencias capitulares se construyeron en los años cuarenta del pasado siglo, tras el incendio de Santander. Estas dependencias sirvieron durante décadas para alojar al numeroso personal religioso que desarrollaba su actividad en la catedral. Actualmente sólo se utiliza como vivienda en la planta segunda por las cuatro monjas Hermanas de María Madre de Dios que se ocupan de atender las labores del templo y puntualmente se usa parte de su segunda planta, donde se ubica la sala capitular, dimensionada para reuniones de 30 personas (reuniones que actualmente celebran como mucho seis u ocho asistentes), un vestidor y varios despachos, algunos de ellos sin uso.

Para lograr un mejor acceso del público se abrirán una puerta en la calle Obispo Juan Plaza García y, en el interior, el edificio será dotado de ascensor y habrá posibilidad de que el público llegue hasta el tejado, donde se hará un mirador.

Para la alcaldesa de Santander, Gema Igual, «este proyecto supone continuar en la línea de recuperación del patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad, para potenciarlo, darlo a conocer y acercarlo a los ciudadanos, mejorando el entorno urbano». Por su parte el obispo, monseñor Manuel Sánchez Monge, explicó mostró su satisfacción porque estas actuaciones servirán «para que los cántabros y visitantes puedan conocer parte del corazón del conjunto catedralicio, que corona el alto de Somorrostro, y por tanto, una de las primeras edificaciones medievales levantadas en la entonces villa».

También el ministro de Fomento se sintió satisfecho por la actuación enSantander «que servirá para potenciar el rico patrimonio histórico de Cantabria. Esta nueva actuación –dijo– pone de manifiesto que la colaboración entre instituciones, para buscar lo mejor para los ciudadanos de Cantabria, da sus frutos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos