Técnicos y vecinos acceden a los pisos de Sol para comprobar su estado

Vecinos y técnicos volvieron a entrar ayer en las viviendas.
Vecinos y técnicos volvieron a entrar ayer en las viviendas. / Antonio 'Sane'
Santander

Entraron a las viviendas de la mano derecha, con el objetivo de establecer las patologías que puedan padecer tras el derrumbe parcial del edificio

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Los propietarios de las viviendas del ala derecha del número 57 de la calle del Sol accedieron en la mañana de este viernes a sus pisos acompañados por el experto externo contratado por el Ayuntamiento, con el fin de realizar las inspecciones oportunas de cada una de ellas de cara a la evaluación del estado en el que está el edificio.

Se trata de una de las acciones previstas en el marco de las actuaciones que está desarrollando el Ayuntamiento, en estrecho contacto con los afectados. El deseo es comprobar qué patologías sufren los pisos, tras el derrumbe parcial del edificio, en la tarde del 19 de julio pasado. Una vez que se establezca si los pisos están en buen estado podría autorizarse la vuelta de los propietarios a ellos, una vez realizadas obras de consolidación del resto del inmueble siniestrado.

Mientras tanto los vecinos desalojados y los que han perdido sus viviendas, al venirse a bajo parte del ala izquierda, residen donde han encontrado acomodo. Unos en pisos de alquiler, otros con familiares, otros en su segunda residencia y otros en el Centro de Acogida Princesa Letizia. En este centro, propiedad del Ayuntamiento de Santander, residen tres personas. Un vecino de Sol 57 y dos de la casita en el patio posterior del inmueble, que resultó muy afectado en su tejado y entrada por el derrumbe parcial del otro edificio.

Tres personas están en el Centro Letizia y dos familias se han mudado ya a pisos de alquiler

Seis familias buscan alojamiento, unas para trasladarse ya y otras en septiembre

El Ayuntamiento ha entregado 15.800 euros a los afectados como ayudas de emergencia

Ayudas municipales

El Ayuntamiento destacó este viernes que desde el primer momento está prestando ayuda a los afectados, con ayudas económicas de emergencia y para los gastos de alquiler de la nueva vivienda. De manera inmediata se activaron las ayudas establecidas en el protocolo municipal. Ya se han tramitado la primera ayuda de emergencia y se han empezado a cobrar también las dirigidas a los gastos de alquiler·.

Hasta ahora, se han otorgado ayudas por alrededor de 15.800 euros, de los que 13.800 se corresponden con una primera ayuda de un mínimo de 500 para atender las necesidades básicas, cuya cuantía se incrementa en función del número de miembros de la unidad familiar, de si se trata de familias monoparentales o de si entre ellos hay personas mayores de 65 años o menores de 2 años.

Otros 2.000 euros corresponden a las ayudas prestadas a dos familias, (de 1.000 euros cada una), para cubrir el alquiler de una vivienda o los pagos relacionados con ese alquiler, como puede ser la fianza, primera mensualidad, etc. Esas primeras ayudas son de emergencia, y adicionales a cualquier otra que los vecinos puedan solicitar por otras vías

El Ayuntamiento estudia cada caso concreto y, si así lo requiere cada uno, se pueden activar otras ayudas. En el caso del titular del local de tatuajes situado en uno de los bajos del inmueble, la Agencia de Desarrollo ha activado el procedimiento para la concesión de una ayuda directa que podría llegar hasta un máximo de 3.000 euros. Los servicios sociales municipales están en permanente contacto con todos los afectados para la tramitación de nuevas ayudas que complementen las primeras, de emergencia.

Otras medidas de apoyo

El Ayuntamiento reembolsará la parte proporcional del IBI que se corresponda con los días del año en los que deban permanecer fuera de sus viviendas. El Ayuntamiento de Santander y Gesvicán han puesto nueve viviendas en alquiler a disposición de los afectados. En concreto, se trata de cuatro viviendas de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) del Ayuntamiento santanderino y otras cinco de Gesvicán, la empresa de gestión de vivienda del Gobierno regional, que se ofrecen en las mismas condiciones de alquiler que aplica habitualmente la empresa pública.

También se ha conseguido que Viesgo no cobre facturas mientras no puedan regresar a sus casas y EDP no cobrará el enganche ni las adaptaciones que puedan ser necesarias para reanudar el suministro.

Fotos

Vídeos