«Puede ocurrir algo grave»

José Antonio Fernández, Arturo Quevedo, Alberto Aja y Maximino Sañudo muestran el precario estado de algunas calles./Antonio 'Sane'
José Antonio Fernández, Arturo Quevedo, Alberto Aja y Maximino Sañudo muestran el precario estado de algunas calles. / Antonio 'Sane'
Torrelavega

A la Asociación de Vecinos de Campuzano le preocupan, especialmente, la ola de robos y que no se respeten las señales de tráfico, con carreras de coches incluidas

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La nueva Asociación de Vecinos de Campuzano está tratando de sacar al pueblo del «abandono» al que ha estado sometido durante décadas. Lo hace reivindicando soluciones de forma constante, armada de paciencia, pero hay cosas que no pueden esperar. El colectivo vecinal urge al Ayuntamiento a que ponga fin a dos problemas que tienen que ver con la seguridad: los robos, que afectan hasta la iglesia parroquial, y la falta de respeto a las señales de tráfico, con trompos, carreras ilegales y accidentes incluidos.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, dice que tiene previstas varias reuniones, con la Policía, el Servicio de Movilidad y los propios vecinos afectados, para tratar de buscar una solución a esos problemas, dado que «somos conscientes de que son quejas que deben ser tenidas en cuenta». El regidor socialista señala que el Ayuntamiento irá informando de «los avances que se vayan consiguiendo».

CLAVES

Robos.
Campuzano sufre una ola de pequeños hurtos que afecta hasta la iglesia parroquial.
Tráfico.
Algunos conductores no respetan las señales de tráfico y realizan, incluso, trompos y carreras ilegales.
Soluciones.
Ayuntamiento y vecinos mantendrán reuniones para buscar una solución a los problemas más urgentes.

Arturo Quevedo, Alberto Aja, Maximino Sañudo y José Antonio Fernández, miembros de la AA VV, aclaran que, pese a todas las carencias que tiene campuzano, las relaciones con el Consistorio son buenas y van a seguir tratando de que sean atendidas, como hasta ahora, por la vía del diálogo. El presidente, Arturo Quevedo, explica que los problemas de «más envergadura» son de seguridad, han surgido en los últimos meses y son principalmente dos: «Por una parte, tenemos los robos, que se producen de forma continuada. Son pequeños hurtos en casas, locales, huertas e incluso la iglesia. Por otra parte, sufrimos a los que no respetan las señales de tráfico y circulan a gran velocidad, especialmente por las noches».

Son pequeños hurtos que se producen en casas, locales, huertas e incluso la iglesia» Arturo QuevedoPresidente de la AA VV

El dirigente vecinal precisa que este comportamiento de los conductores se produce, principalmente, en la Avenida de Palencia y calles adyacentes. «Ya habíamos solicitado la adopción de medidas disuasorias para los conductores que circulan rápido durante el día en la Avenida de Palencia -principal arteria de la localidad-, pero es que ahora se producen carreras ilegales, con derrapajes y entrando en otras calles aledañas. Ya ha habido dos accidentes importantes que, afortunadamente, solo se han saldado con daños materiales, pero puede ocurrir algo grave».

«Habíamos solicitado medidas disuasorias, pero es que ahora se producen carreras ilegales» Arturo QuevedoPresidente de la AA VV

A Quevedo y sus compañeros de directiva les preocupa que estos comportamientos puedan terminar en un atropello, sobre todo cuando se inicie el nuevo curso en el Conservatorio de Música con cientos de alumnos y numerosos vehículos que estacionan en los alrededores. La AA VV pone como ejemplo, también, los trompos que realizan esos desaprensivos al volante en diferentes lugares, como la finca donde se celebran las fiestas, destinada a aparcamiento el resto del año.

Los dirigentes vecinales dicen desconocer quiénes son los autores y, aunque Campuzano tiene otros problemas, aseguran que estos son «los más prioritarios», dado que corren riesgo los propios vecinos. Hasta ahora, las salidas de la vía que han protagonizado los conductores que circulan a gran velocidad solo han afectado a «dos coches aparcados y unas viviendas».

Al margen de estos casos «urgentes», la AA VV viene reclamando, desde hace dos años, más limpieza y mantenimiento en el pueblo (obras de asfaltado, cubierta de la pista polideportiva, acceso directo al Conservatorio...). Y ya ha conseguido algunas inversiones, como la remodelación del Centro Cívico.

Fotos

Vídeos