Rincones para nostálgicos

Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre en 'Sin tetas no hay paraíso'.

Las plataformas de contenidos y las webs de las cadenas generalistas brindan la oportunidad de descubrir o recuperar series que marcaron época; desde 'Anillos de oro' a 'Sin tetas no hay paraíso' o 'Farmacia de guardia'

NURIA NUÑOVitoria

La oferta de ficciones con sello norteamericano y, en menor medida, europeo que nos llegan cada temporada resulta prácticamente inabarcable. Si a todos esos títulos le sumamos los de las producciones gestadas por las cadenas nacionales, los espectadores podrían disfrutar cada día de todo un menú degustación, de esos con pequeños platos que saciarían el hambre del más pintado y harían las delicias del seriéfilo más exigente. Si usted, sin embargo, echa de vez en cuando en falta aquellas comidas caseras que le recuerdan tanto a sus años mozos, aquellos maravillosos tiempos de su infancia y adolescencia, tiene también la oportunidad de confeccionar a la carta su 'dieta' diaria.

Esa posibilidad la brindan las páginas web corporativas de las llamadas cadenas generalistas. Desde hace varios años, muchas de ellas reservan unos rinconcitos en el ciberespacio para disfrute de los televidentes más nostálgicos. Es el caso, por ejemplo, de Mitele, la plataforma de contenidos de internet de Mediaset España, grupo de comunicación abanderado por Telecinco y Cuatro.

A golpe de ratón o adentrándose en su 'app', con algo de tiempo y la curiosidad como compañía, el cibernauta puede zambullirse en un extenso y gratuito catálogo online de ficciones nacionales actualmente en emisión o de temporadas pasadas. En definitiva, una colección de series de producción propia, de hoy y de siempre. Entre las que se pueden volver a visionar o descubrir por vez primera, saltan a la pantalla títulos que marcaron época y lograron seducir en su momento a millones de espectadores. ¿Quién no se acuerda de la que liaron Cata y El Duque de 'Sin tetas no hay paraíso'? ¿O de 'El Comisario' al que prestó su rostro y voz Tito Valverde? Y eso por no hablar de 'Tierra de Lobos', 'Hospital Central', 'Motivos personales' o 'Los Serrano', entre más de treinta posibilidades.

Una mención especial merece 'Yo soy Bea', una de las más queridas por los espectadores y que se despidió de la audiencia el 16 de agosto de 2009, tras permanecer tres exitosas temporadas en antena. Un dato: todos y cada uno de sus 773 episodios, ahí es nada, están en Mitele. Eso sí, muchos aficionados y no pocos nostálgicos echarán en falta otros títulos míticos de los primeros años de Telecinco como fueron 'Médico de familia', 'Periodistas' y 'Querido maestro'.

Con el objetivo de atender la creciente demanda de usuarios que prefieren ver en la red sus programas preferidos cuando y donde quieren, Atresmedia, el otro gigante audiovisual español, que tiene como buque insignia a Antena 3 y La Sexta, lanzó en su día la plataforma Atresplayer, donde puede verse la señal en directo y los capítulos completos de sus series y programas.

En este caso, hay establecidas varias categorías, que se identifican con diferentes iconos. Así, por ejemplo, existe un grupo de formatos que se pueden disfrutar dándole simplemente al 'play'. Además, oferta contenidos exclusivos para quienes estén registrados en la web o la aplicación; también cuenta con otros de pago y un catálogo, sólo accesible para usuarios 'premium' de Atresplayer, que permite a los suscriptores acceder sin límites a un buen puñado de ficciones.

Un rápido vistazo por el catálogo de las series que han encontrado un hueco en esta plataforma permite redescubrir 'Gran Hotel', 'El Barco', 'El tiempo entre costuras', 'Doctor Mateo', 'Física o química', 'Los Protegidos', 'Aquí no hay quien viva', 'Un paso adelante', 'Bandolera' y 'El internado', entre muchas otras. También aparecen otras más antiguas como 'Canguros', 'Compañeros', 'Código fuego' o 'Lleno, por favor', ficción que se desarrollaba en la gasolinera de aquel don Pepe interpretado por Alfredo Landa, al que siempre le acompañaban doña Filo, su mujer (Beatriz Carvajal); su hija Trini (Lydia Bosch) y los dos empleados de la estación de servicio: 'Gasofa' (Micky Molina) y Sátur (Jesús Cisneros).

Pero si de lo que se trata es de recordar producciones con solera, hay que visitar sin falta el enlace 'A la carta' de la página web de Radio Televisión Española. En la pestaña dedicada a las ficciones emitidas por alguno de los canales públicos, aparecen alrededor de 150 títulos, de visionado gratuito, que le pondrán a más de uno los ojos como platos. Una treintena de comedias, otras tantas series históricas, dramas y, cómo no, las series actualmente en emisión: 'Cuéntame cómo pasó', 'Acacias 38', 'Seis hermanas' o 'El ministerio del tiempo', cuya segunda temporada se estrena el 15 de febrero.

Series literarias

En este caso, resultaría imperdonable pasar por alto el espacio donde aguardan las catalogadas como series literarias. ¡Nada menos que 32! Ahí esperan a viejos y nuevos espectadores los capítulos de clásicos de TVE como 'Pepe Carvalho', 'La Regenta', 'Los gozos y las sombras', 'Los jinetes del alba', 'Los pazos de Ulloa', 'Cañas y barro', 'Celia', 'El Quijote', 'La Barraca', 'Fortunata y Jacinta' y un larguísimo etcétera.

Eso sí, en caso de que el intrépido 'explorador' prefiera acceder al catálogo de títulos por orden alfabético, ese viaje de la A a la Z le permitirá evocar recuerdos o despertar su curiosidad. Son cosas de la edad, como diría Modestia Aparte... Así, muchos se acordarán de la sintonía de 'Anillos de oro', de los casos que investigaba Imanol Arias en 'Brigada central', de aquellas 'Chicas de hoy en día', de las entrañables 'Crónicas de un pueblo' y del Algarrobo, el Estudiante y el Fraile, los bandoleros y compañeros de correrías de 'Curro Jiménez'.

La figura del desaparecido Sancho Gracia resurge junto a la de otro grande de la interpretación; Paco Rabal y su 'Juncal'. Clásicos recientes como 'La Señora' o 'Isabel' compiten aquí por el favor de los espectadores con otro título indispensable de la ficción española: sí, hablamos de 'Verano azul'. Si quiere llorar otra vez, a moco tendido, la muerte de Chanquete o entonar con Julia, Tito, Piraña y el resto de la pandilla el recordado 'No nos moverán', ya sabe dónde encontrarles.