'El día de mañana', Mariano Barroso guardaba una sorpresa bajo la manga

Oriol Pla y Aura Garrido son los protagonistas de 'El día de mañana' (2018)/
Oriol Pla y Aura Garrido son los protagonistas de 'El día de mañana' (2018)
EN SERIE

La nueva serie del director retrata a través de un personaje casi hipnótico la España del tardofranquismo

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Martínez de Pisón ya tenía, cuando publicó 'El día de mañana', una carrera consagrada en la literatura gracias a títulos como 'Carreteras secundarias', 'Enterrar a los muertos', 'El tiempo de las mujeres' o 'Dientes de leche'. De él se había destacado su buen hacer a la hora de reconstruir ámbitos sociales e históricos, algo que se confirmó en esta obra que se adentra en los años 50 en España, los de una posguerra marcada por las penurias económicas y por la necesidad de migrar en busca de prosperidad, y avanza hacia los primeros movimientos antifranquistas y la convulsa transición.

Es un texto que prescinde de artificios innecesarios y se la juega con una narración directa y con gran ritmo. Se la juega y gana. Era una novela que merecía que si alguna vez se trasladase al universo audiovisual lo hiciera alguien con justicia. Y ha tenido suerte al caer en manos de Mariano Barroso.

El escritor ha mantenido una estrecha relación con el mundo del cine. Escribió junto a Emilio Martínez Lázaro el guion de 'Las trece rosas' (que optó al Goya al mejor guion original) y fue coautor del de 'Chico & Rita'. Su obra 'Carreteras secundarias', precisamente, fue transformada en película de la mano del propio Martínez Lázaro. Ahora ha sido la televisión la que se ha interesado por su trabajo y el resultado se revela como una de las grandes sorpresas del año. 'El día de mañana' llegó casi de tapadillo al catálogo de Movistar y se ha convertido en una de esas series de las que habla casi todo el mundo. Y encima lo hacen bien.

Aura Garrido, Bruna Cusí, Oriol Pla y Karra Elejalde en diversas escenas de 'El día de mañana' (2018).

La producción se centra en la vida de Justo Gil, un joven que llega a Barcelona con la esperanza de curar a su madre -que padece una lesión cerebral- y de labrarse el porvenir con todo tipo de empleos. No dice que no a casi nada, pero tiene ambición y no se conforma con lo primero que le venden. Por eso, aprovechando sus dotes de comunicación y su empatía para ganarse la confianza del personal, emprende proyectos de distinta índole, desde la venta por catálogo hasta la distribución de objetos electrónicos para el hogar. Todo ello en una constante huida hacia adelante, dejando algunos lesionados en el camino y sin prever las consecuencias de todas sus acciones.

La novela recibía el relato a través de distintas voces, ya que incluía los recuerdos de todos aquellos que fueron tratando a Justo, compañeros de andanzas, amores, familiares e incluso los propios agentes de la policía. Esta narración permitía conocer diversos puntos de vista de un mismo acontecimiento según quien lo contaba.

En la serie se ha incluido la visión externa de los que conocieron al protagonista, aportando otras perspectivas (además de sus propias historias), pero todo el peso recae en él. Y él, en la pantalla, es el actor Oriol Pla. Que está inmenso. La serie es él. Y el espectador no puede dejar de ver los seis episodios de los que consta el producto para seguir sus desventuras, para conocer cómo avanza, para adivinar su destino. Lo acompaña, primero como tramposo capaz de enamorar a cualquiera, y más tarde como confidente de la policía, capaz de traicionar a cualquiera. Hay que ver la serie entera para saber por qué se llama 'El día de mañana'. Y una vez terminado el visionado se entiende. Y es un título que se sigue recordando y que continúa dando que pensar.

Mariano Barroso (pónganse en pie, que es el presidente de la Academia de Cine) debutó en el cine con 'Mi hermano del alma', una sorpresa que le valió el Goya al mejor director novel, en aquellos maravillosos años 90 que concedió al cine patrio una hornada extraordinaria de autores.

Después vinieron títulos como 'Extasis' o 'Los lobos de Washington' que lo confirmaron como un notable realizador. Para televisión firmó 'Todas las mujeres' (se concibió como serie y terminó lanzada como película sin demasaido sentido) y ahora ha saltado a Movistar con este trabajo. Ha sabido tomar el pulso, el ritmo nunca decae, y los diferentes géneros (thriller, romance, relato histórico) casan perfectamente.

Al final 'El día de mañana' es una historia apasionante de un superviviente del final del franquismo en España y sobre todo un retrato de aquel país, herido todavía por una guerra y expectante ante la posibilidad de cambios. Quizá el hecho de que no tuviese pretensiones la ha convertido en un estupendo título que habrá que revisar para conocer cómo era y cómo se comportó la Barcelona tardofranquista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos