Cinco ejercicios postparto para recuperar la figura

Cinco ejercicios postparto para recuperar la figura

Te proponemos unos ejercicios que te ayudarán a fortalecer y recuperar la figura tras el nacimiento de tu bebé

PAULA ASCASO

Es completamente normal que tu cuerpo después del embarazo haya sufrido algunos cambios y tú te preguntes una y otra vez: «¿cuánto tiempo tardaré en recuperar mi cuerpo?». Y es que, volver a un rutina de entrenamiento o comenzar a hacer ejercicios de recuperación postparto para conseguir estar en forma en tiempo récord es una de las preocupaciones más habituales en la mayoría de las mujeres que acaban de dar a luz.

Normalmente tu cuerpo debería volver a su peso normal entre 5 meses y un año después del nacimiento del bebé, siempre y cuando se combinen los ejercicios adecuados o retomes tu rutina de entrenamiento junto con una dieta equilibrada. Aquí os tenéis cinco ejercicios con los que podrás ir recuperando la figura poco a poco y de manera efectiva, incluso con la ayuda de tu bebé. Eso sí, recomendamos que siempre sea un experto quien te aconseje sobre cuál es la intensidad que debes ir adquiriendo en tu entrenamiento y que tu médico sea quien supervise y confirme tu recuperación 100% del parto. ¡No olvides comenzar a practicarlos de una forma gradual!

Corrige la postura

Una de las partes más importantes de la recuperación, y para evitar dolor de espalda, es mantener una postura erguida. Para ello, puedes ponerte de pie o sentarte en un balón medicinal con la espalda recta (a ser posible frente a un espejo). Trata de hacer dos fuerzas a la vez: una la de los pies hacia el suelo, y otra de cintura a hombros tratando de tirar hacia arriba como si alguien te estirara la coleta hacia el techo. Mantén las piernas un poco dobladas para no forzar la pelvis. Haz el ejercicio durante 3 minutos y repítelo durante tres veces al día: mañana, tarde y noche.

Tonifica glúteos

Tonificar los glúteos te permitirá dar estabilidad a la pelvis mientras recuperas la figura de una forma más rápida y evitas dolores lumbares. Túmbate boca arriba con las rodillas dobladas y coloca una pelota o toalla entre tus piernas para mantener una distancia en la que tus piernas queden bien alineadas con el cuerpo. Levanta la pelvis hasta la altura de los dorsales, por debajo de los omóplatos y ve bajando poco a poco mientras inspiras y sueltas aire. Repite el ejercicio durante 10 veces seguidas y hazlo tres veces diarias.

Trabaja isquiotibiales

Estirar, fortalecer y dar flexibilidad a los músculos que están detrás de los muslos ayudarán mucho a la tonificación del cuerpo en general. Con este ejercicio relajarás la espalda: túmbate boca arriba y cóge la punta del pie mientras llevas el talón hacia el techo (25 segundos). Mantén la otra rodilla un poco flexionada y el talón en el suelo.

Trabaja abdomen

Túmbate boca abajo con los pies sobre las puntas y apoya los antebrazos en el suelo a 90 grados. Levanta una pierna mientras contraes los glúteos durante 20 segundos y cambia de pierna. Este ejercicio ayudará a tonificar el abdomen y los glúteos mientras mantienes el equilibrio. Repite con cada pierna 7 veces.

Mantén el equilibrio

Este ejercicio te permitirá ejercitar al mismo tiempo abdomen, glúteos, brazos y piernas. De pie apóyate sobre una pierna, e inclina la otra para contraer un poco el glúteo (ayúdate de una silla si lo necesitas para mantener el equilibrio). Levanta el brazo contrario a la pierna hasta conseguir formar un ángulo de 180 grados. Aguanta el equilibrio tirando de tu cuerpo. Repite 6 veces con cada pierna, tres veces al días.

Síguenos en: