Javier Urra: «Es esencial educar en las rupturas para no convertir el amor en odio»

Urra volvió a sorprender en la conferencia que impartió en Murcia organizada por la Academia de Psicología de España. /G. CARRIÓN
Urra volvió a sorprender en la conferencia que impartió en Murcia organizada por la Academia de Psicología de España. / G. CARRIÓN

«Me cuesta creer que haya profesores que no se den cuenta del acoso escolar. La detección es una labor de las escuelas», afirma el psicólogo forense y doctor en Psicología

ALICIA NEGRE

El conocido psicólogo Javier Urra ya lleva a sus espaldas cerca de medio centenar de libros. Una bibliografía inmensa en la que este doctor en Psicología y académico de número de la Academia de Psicología de España plasma sus ideas, siempre claras y contundentes, sobre la violencia de género o el acoso escolar y desliza consejos para una generación de padres perdida en una sociedad cambiante.

–Los datos ponen de manifiesto que los más jóvenes están perpetuando el problema de la violencia de género. ¿En qué se está fallando?

–Este es un problema estructural que se da en todos los lugares del mundo. España, comparado con otros países, no está mal, lo que no quiere decir que no sea terrible. En los países nórdicos hay más violencia de género y quizás el tema está en la igualdad. Cuando una mujer alcanza la igualdad, y en los países nórdicos se ha alcanzado, hay un porcentaje de hombres, pequeño, que no lo van a admitir. Este es un problema estructural que para mí tiene mal color. Las enfermeras siguen siendo predominantemente mujeres, las psicólogas… Todo lo que sea sensibilidad son mujeres. No veo un cambio social tan profundo como se dice, son más las formas.

–¿Se está fallando en la forma de educar a las nuevas generaciones?

–No lo estamos haciendo bien. El mensaje no está calando. Yo tengo un concepto muy claro que expuse en el Congreso de los Diputados. ¿Cuál es el peor insulto que se puede decir en España? Hijo de puta. ¿Cuántos presidentes de la Real Academia Española ha habido mujeres? Ninguno. Me parece que hay que cambiar algo que se perpetúa en todo el mundo. ¿Cómo se educa a un niño? Todo para mí. ¿Y a una niña? Todo para el otro. Es un poquito exagerado, pero solo un poquito. El segundo problema es instrumental. Que nadie piense que el que mata a su mujer está loco. Ha emitido un mensaje y, desde su narcisismo, no va a aguantar. El proceso de máximo riesgo está en el proceso de separación y divorcio, sobre todo si es ella la que toma la decisión. Por eso agilizamos el proceso de divorcio, para evitar una situación de muchísimo riesgo. Es esencial educar en la ruptura. Si vamos a romper, acabemos bien, sin convertir el amor en odio, que es lo que pasa. Además, hemos cogido una veta peligrosísima, y yo ya me di cuenta con Bretón -el padre condenado por el asesinato de sus dos hijos en Córdoba-, que es matar a los hijos para dañar en vida normalmente a la madre.

«A los padres les cuesta ser adultos. Esto de ser amigos, ser colegas, es una confusión general»

–El acoso escolar es otro fenómeno que cada día parece estar más presente en las aulas.

–Creo que los datos están hipertrofiados. No hay que exagerarlos porque si es un 0,8% de niños que sufren verdadero acoso escolar, entendido como algo continuado, dañino, es mucho. Es de un gran sufrimiento. En este asunto, también debo decir que me cuesta mucho creer que haya profesores que no se den cuenta. Hay que afrontarlo.

–¿Cree que hay que poner más el foco en la detección del acoso?

–Sí, en la detección porque es una labor de las escuelas. Luego me preocupa también una sociedad que en ocasiones se pone de lado.

–Un estudio revela que los niños ya pasan más tiempo mirando el móvil que jugando en la calle. Fijar las líneas para el uso de las nuevas tecnologías por parte de los niños resulta complicado. ¿Cuál es su recomendación?

–A los padres les cuesta ser adultos. Eso de ser amigos, ser colegas, es una confusión general. Usted sea padre, lo que no quita que cuando todo le falle a su hijo usted esté.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos