Noches de blanco satén…

Noches de blanco satén…

Comparto esta reflexión profunda que requiere una búsqueda personal y sincera

Mela Revuelta
MELA REVUELTA

Cuando despiertas por sorpresa entre tus noches de algodón y decides llevar las riendas de tus pensamientos a las noches de blanco satén, transcribir tus sueños tomando la responsabilidad de tus propias decisiones sin otras en las que poder esconderte o justificarte... esas noches son revelación. Escribir sin pensar para uno mismo es el antídoto para expiar cualquier dolor, cualquiera.

Cuanto mejor nos conocemos, mejores decisiones tomamos. Pasamos demasiado tiempo entretenidos en las preguntas trampa, distraídos en atender a los demás sin escuchar nuestra poderosa intuición y actuando en contra de nuestra voluntad que siempre nos lleva a gestionarlo todo mal, a perdernos en sacar conjeturas equivocadamente y compartiéndolas malsanamente cuando lo que debimos hacer fue actuar y remediar.

Tus propósitos han de ser claros. ¿Para qué y para quién haces lo que haces? Te toca a ti descubrirlo. Comienza una nueva etapa contigo mismo. Toma el relevo de tu esencia si es que descubriste dónde te equivocaste. Acéptalo. Agarra tu estafeta con fuerza y marca tus tiempos… sentirás para qué y para quién.

«Noches tan blancas como de blanco satén

cartas escritas que se rompen después.

Y la belleza que siempre ansié con ardor,

me han decido a decirte mi amor».

Síguenos en: