Palabras para ella

Palabras para ella

Comparto un retrato físico y emocional de una mujer decidida ante la vida, pero con sus miedos

Mela Revuelta
MELA REVUELTA

Había una vez una mujer que no se atrevía a subir al tren, sí, ese que tantas veces escuchó que sólo pasa una vez en la vida. Una vez en la vida… ¡Vértigo!

A ella que le gustaba tararear una canción sin nombre, cambiar los muebles de lugar una noche de insomnio, garabatear las servilletas con frases que no quiere olvidar, recordar los olores… esos que se cuelan por dentro; a ella que no le importa hacerse pequeña si ello implica crecer… siente el vacío desde el andén. Mind the gap!

A ella que no le gusta tardar más de la cuenta, se suspira el carmín por temor a que se le escape lo que siente y sin decisión, pero sin pausa, se viste la mirada para subirse a ese tren al otro lado del espejo. Como en el cuento de 'Alicia en el País de las Maravillas' recuerda: «Lo que se ve es la ilusión, lo que no se ve es lo real».

Síguenos en: