El peligro del agua del mar para tu perro

El peligro del agua del mar para tu perro

Ya se han conocido algunos casos de perros fallecidos tras la ingesta de grandes cantidades de agua, por eso hay que controlar el tiempo que pasan jugando entre olas

Raquel Tenorio
RAQUEL TENORIO

Aunque llame la atención, el agua de mar puede ser altamente peligroso para tu perro. Este ha sido el triste caso de Grub, un jack russell cuya familia ha colgado este hecho en la redes sociales para advertir del riesgo que hay detrás de una sencilla tarde de juegos incluso con el riego del jardín. Grub sufrió una hiperhidratación o intoxicación por agua, ésta puede ocasionar una, que es un nivel excesivamente bajo de sodio en la sangre. Los perros que juegan en el agua durante largos periodos de tiempo corren un mayor riesgo, a condición potencialmente fatal llamada hiponatremiasí como los que ingieren agua de un aspersor o manguera.

La hiponatremia es una condición en la que entra más agua al cuerpo de la que éste puede procesar. La cantidad excesiva de agua diluye los fluidos corporales, y rompe el equilibrio de electrolitos. Reduce los niveles de sodio en el fluido exterior de las células. El sodio es necesario para mantener la presión sanguínea y la función de los músculos y nervios.

Conforme desciende el nivel de sodio en el fluido extracelular, las células se llenan de agua mientras el cuerpo intenta equilibrar los niveles de sodio dentro de las células disminuyendo los niveles fuera de las células. Éstas, se llenan de agua y comienzan a expandirse, afectando al cerebro e incluso al sistema nervioso.

Otro triste caso ocurrió con O.G. un perro mestizo que pasó con su dueño un día de playa que se prolongó varias horas. De vuelta a casa, su dueño notó que el perro estaba muy cansado y con algo de diarrea. No conocía la posibilidad de la intoxicación por sal. Lo llevó al veterinario pero ya fue demasiado tarde. Dos días después de haber estado jugando en el mar la intoxicación había afectado a su cerebro y no pudieron hacer nada para salvarle.

Los síntomas de una intoxicación por sal son vómitos, diarrea, inapetencia, letargo, acumulación anormal de líquidos en el cuerpo, sed excesiva...

Si crees que tu perro puede haber ingerido alimentos con mucha sal o, como en el caso O.G., si ha pasado demasiado tiempo jugando en el mar, abriendo la boca dentro del agua y notas que no se comporta como de costumbre, debes al veterinario rápidamente para que puedan administrarle líquidos por vía intravenosa, las primeras hora tras la intoxicación son cruciales para evitar males mayores.

La sal es muy dañina para los perros, puede causar intoxicaciones severas e incluso la muerte. Si vas a pasar un día en la playa con tu perrete, no olvides llevar siempre mucha agua para que pueda beber y haz lo posible para que tenga sombra, que no pase demasiado tiempo en el agua (sobre todo persiguiendo pelotas o palos puesto que ahí tragan más agua) y que pueda descansar.

Algunas recomendaciones para evitar la intoxicación por agua:

-Siempre que nuestro perro esté dentro o cerca del agua, debemos estar cerca para supervisarlo. Si le gusta ir a por la pelota o cualquier otro juguete del agua. Debemos asegurarnos de que haga descansos frecuentes.

-Observar al perro de cerca cuando interactúa con el agua. Si su boca está abierta durante mucho tiempo, lo más seguro que esté ingiriendo agua, potencialmente demasiada. Los perros que se zambullen debajo de la superficie del agua para recuperar objetos también ingieren agua.

-Vigilar los síntomas de la intoxicación por agua y la apariencia y comportamiento del perro siempre que esté jugando con agua.

-Después de hacer ejercicio o de un evento competitivo, debemos asegurarnos de que se rehidrate de forma segura. Si se termina el cuenco del agua, dejarlo descansar un poco antes de rellenarlo. Llevar siempre agua preparada cuando nuestro perro haga ejercicio.

-Si a nuestro perro le gusta jugar o beber de una manguera o aspersor, hay que tenerlo controlado. Ya que el agua de una manguera o aspersor sale a presión, podría ingerir una gran cantidad en un corto periodo de tiempo.

Esperamos haber portado un poco de luz a este tema. Y tú, ¿tienes alguna historia que contarnos? Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico dmascotas@cantabriadmoda.com.

Nos leemos el próximo sábado con más información sobre nuestros amigos de cuatro patas.

Hasta entonces, ¡feliz fin de semana!

Síguenos en: