Recordando 'Marcelino, pan y vino'

Recordando 'Marcelino, pan y vino'

La película española fue récord de impacto social y recaudación en su momento

JAVIER RODRÍGUEZSantander

Antes de que millones de espectadores contemplaran la despedida de 'ET' y su amigo Elliot, la película con la que se habían derramado más lágrimas en los cines españoles era 'Marcelino, pan y vino', dirigida en1954 por Ladislao Vajda. Récord de impacto social y recaudación.

Basada en la novela de José María Sánchez Silva, cuenta la historia de un bebé que recogen unos frailes a la puerta del convento. Cierto día, cuando el niño reza ante la figura de un cristo éste adquiere vida y brota entre ambos una maravillosa amistad. Marcelino le lleva cuando puede pan y vino para que se alimente, y el crucificado obrará en él un milagro de incontenible emoción para los espectadores.

Para el éxito de tan histórica película resultó clave la interpretación de su protagonista infantil, Pablito Calvo, que es de sobresaliente «cum laude». Dirigido con maestría por Vajda, el film quedó tan perfecto que no sólo triunfó en nuestro país sino en bastantes más (ejemplo, Japón). En España incluso se editaron álbumes de cromos sobre 'Marcelino, pan y vino'. Millares de críos compraban los sobres en kioscos de chucherías.

Pablito Calvo se convirtió en niño-prodigio del mismo nivel de Joselito y Marisol, también inolvidables referentes. Su encanto ante la cámara era realmente extraordinario. Cada vez que se vuelve a presenciar 'Marcelino, pan y vino' se demuestra. Su imagen provoca inevitable ternura. Por esa razón, pasen los años que pasen, la historia que representó seguirá resultando impactante. De mojar la pestaña.

Vajda y Pablito Calvo –que, por desgracia, ya no están entre nosotros- dejaron huella con 'Marcelino pan y vino'. Y también el resto de actores que integraron el reparto, ya que cada uno se ajusta con admirable eficacia a su papel. Hay valores eternos y todos brotan en esta entrañable película, puro perfume del alma.

 

Fotos

Vídeos