La santoñesa Ainara de Santamaría cumple el sueño de coronarse Miss Grand España

Momento de la coronación de la guapa cántabra./JUDITH MELSIO
Momento de la coronación de la guapa cántabra. / JUDITH MELSIO

La joven estudiante de Psicología se muestra expectante ante la competición internacional que vivirá en octubre en Venezuela

SERGIO SAINZ y LAURA GONZÁLEZ QUINTANA

«Estoy viviendo un sueño», así explica Ainara de Santamaría cómo se siente. Apenas han pasado unos días desde que fuera coronada Miss Grand España. Su móvil ha echado humo y no es para manos, la joven santoñesa sumaba un nuevo título que supone un pasaporte internacional a un gran certamen de belleza. Lo curioso es que ella ejerció de anfitriona al celebrarse la competición en Isla, donde recibió infinitas muestras de cariño tras su victoria.

Eran un total de treinta y un candidatas de todo el país, pero la cántabra de 23 años conseguía la banda nacional por los valores y el espíritu de miss que demostró al jurado internacional desplazado hasta el evento. En la actualidad, Ainara de Santamaría estudia Psicología y prepara unas oposiciones para instituciones penitenciarias, además de ser uno de los rostros habituales de las pasarelas de moda la región. Mide 1.79 centímetros y tiene una sonrisa de oreja a oreja que no puede en estos días.

La joven cántabra con su banda y corona como bella nacional.
La joven cántabra con su banda y corona como bella nacional. / JUDITH MELSIO

La ganadora recuerda con cariño los días de concentración que compartió con sus compañeras, «estábamos muy nerviosas por conocernos, saber quién era quién, pero hicimos piña rápido. Nos llevamos muy bien y no hubo nada extraño entre nosotras», comparte. Por orden alfabético su habitación tenía varios acentos, pues Barcelona, Cádiz y Cáceres fueron sus aliadas en la experiencia. Según ella, «formábamos un grupo curioso, pero divertido a la vez». Eso sí, ejerció de embajadora cántabra y tiene claro que todas las aspirantes repetirán en nuestra tierra. «Les encantó y volverán pronto con más tiempo», comenta orgullosa.

El momento más complicado quizá fue el de la entrevista con el jurado, «porque todas íbamos con miedos, pensando si nos quedaríamos en blanco, pero al final veía salir a mis compañeras con una sonrisa. Es curioso cómo nos anticipamos, no fue para tanto. De hecho, salí muy contenta y a la vista que está que tuvo sus frutos», comenta. Sobre si hubo tensiones o no, algo que suele salpicar este tipo de competencias de belleza, ella tiene una postura clara. «Siempre voy pensando en lo que hago yo, no me fijo en las demás. Es el mayor fallo en este tipo de certámenes. Lo importante es dar siempre una siempre una mejor versión de ti mismo. Si todo el mundo lo hiciera no habría envidias». Es más, «si me preguntan por mi mayor contritamente siempre respondo yo misma. Si me fijo en alguna o me pongo de objetivo ganar a alguien ya estoy fallando». Hasta aplica sus conocimientos como estudiante de Psicología con momentos cómplices con algunas misses. «Ayudé a algunas chicas que tuvieron algún bajón, porque siempre alguna lo pasa mal y se necesita un apoyo cercano», recuerda.

A nivel moda, no olvidará nueva el vestido de Terani, un diseño de Nueva York, con el que resultó ganadora. «Era maravilloso, increíble, pero pesaba un poco», admite sincera. También lució look de diseñadores de la región como Carlo Vega o Teria Yabar, «gracias a su ayuda pude lucir unos looks geniales, muy yo». Sus nombres forman parte del amplio capítulo de agradecimientos que lideran su familia, pareja, amigos y todas las personas anónimas o no que han tenido palabras para la miss cántabra. «Tengo que agradecer todo lo que se han volcado conmigo, he sentido un apoyo enorme», asegura. Ahora es cuando siente la responsabilidad real de prepararse para la competición internacional que se celebrará en octubre en Venezuela. Antes, el próximo día 17 viajará a Bangkok con la organización. Y a la vuelta será desde Sevilla donde se preparará duramente para el siguiente escalón. De momento, ya tiene grupo de WhatsApp con otras bellezas del mundo.

Así fue la gala

Cantabria fue la localización perfecta de la cuarta edición del certamen Miss Grand España, con un total de 32 candidatas representantes de las distintas comunidades españolas. Durante toda una semana disfrutaron de la gastronomía y la gran oferta cultural que ofrece nuestra tierra, en concreto el municipio de Arnuero.

Nuestra representante, Ainara de Santamaría, partía como una de las claras favoritas, como se demostró en los diversos sondeos que previos a la final se realizaron mediante las redes sociales. Con una puntualidad británica, los organizadores del evento dieron al público las directrices necesarias para que la grabación emitida en riguroso directo por YouTube fuera impecable y así comenzara el evento.

Las aspirantes en la prueba de baño.
Las aspirantes en la prueba de baño. / JUDITH MELSIO

Entre las personalidades que formaron parte del jurado había ex-misses como la guapísima Candela Rodríguez, primera dama de honor de Miss España en el año 1995 y afincada en nuestra región; la Vicepresidenta del Certamen Miss Grand Internacional, la tailandesa Teresa Visechut; y la actual Miss Grand Internacional 2018, la paraguaya Clara Sosa. También estuvieron presentes Quique Sánchez, experto en misses; la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arnuero, Carmen Pérez; y Mariana Rico, Miss Grand Spain 2017.

Como personalidades de la moda asistentes al evento destacamos al diseñador italiano afincado en Santander Carlo Vega; la cantante y modelo Cristina Galán; el fotógrafo Darwin Ortiz; la 'influencer' cántabra Laura González Quintana y la diseñadora Kakun Elosúa.

Tras presentarse cada candidata al micrófono y otorgar los premios de Miss Simpatía a la granadina María Jesús Delgado Rosales, Miss Grand Fotogenia a la representante de Zaragoza, Mariana Dóracio Gómez, y Miss Grand Elegancia a la propia Ainara de Santamaría, se produjo la primera eliminatoria. Así quedaron 14 de las 36 candidatas, tras lo cual se produjo el desfile en traje de baño, que supondría otra criba para marcar el Top 10, formado por León, Costa del Sol, Huelva, Islas Baleares, Zaragoza, Costa Gallega, Cádiz, Jaén, Madrid y Cantabria.

Ainara de Santamaría en el posado de baño oficial.
Ainara de Santamaría en el posado de baño oficial. / DM

Después de una pausa reglamentaria, se procedió al desfile en traje de noche, que dio paso al anuncio de las finalistas. En cuarta posición, Iris Miguélez, Miss Grand Costa Gallega; tercera finalista, Miss Grand Cádiz, Guadalupe Álvarez; y tras anunciar la segunda finalista, Miss Grand Jaén, Miriam Herrera, el silencio se apoderó del escenario, donde Miss Grand Madrid, Andrea Ávila, y la santoñesa Ainara de Santamaría, esperaban el resultado del jurado con las manos entrelazadas. Tras una breve, pero tensa pausa se anunció la ganadora, Ainara de Santamaría, quien entre lágrimas se hacía con la corona de la mujer más guapa de España.

Todas las participantes destacaron la dulzura, inteligencia y belleza de la ganadora, que recibió el abrazo y las felicitaciones de todas las participantes. Tras la elección hubo una fiesta de celebración en el 'chill-out' del hotel, fiesta que se alargó hasta bien entrada la madrugada en Noja para celebrar el éxito de la miss cántabra.

Síguenos en: