El sueño de moda de la joven diseñadora cántabra Nerea Molina

El sueño de moda de la joven diseñadora cántabra Nerea Molina
Héctor Ruiz

Tras formarse en Cesine quisiera apostar por su propia marca, 'Mucha faena'

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZ

Más de papel y lápiz que de costuras y patrones. Así se define Nerea Molina, estudiante de Grado en Diseño de Moda en Cesine y vecina de Entrambasaguas. A la joven sólo le queda un mes para salir de la Universidad con su título bajo el brazo y, como broche oro, ha realizado para su Trabajo de Fin de Grado la colección 'Apasionantes y apasionadas', que el pasado viernes 17 presentó en la Finca del Marqués de Valdecilla junto a las creaciones de dos compañeras más.

-¿Por qué decidió estudiar moda?

-Es lo que siempre he querido. Yo de pequeña decía que sería o bióloga marina o diseñadora de moda. En cuanto empecé conocimiento del medio y empecé a suspender, pensé que igual era mejor el diseño de moda. Al acabar el instituto me puse a buscar universidades y opté por Santander.

«En mi trabajo de fin de carrera me inspiré en 'Las sinsombrero' de la generación del 27, quería algo con trasfondo»«Siempre he sabido que quería estudiar moda, ahora me enfrento a un momento en el que no sé por dónde seguir»

-¿Le ha gustado estudiar moda en Cesine?

-Lo que está muy bien es que los profesores son expertos en lo suyo porque trabajan en el sector. Además, personalmente, te enseñan mucho. Eso sí, es un grado en el que te piden mil entregas y con bastante presión.

-Lo que se ha podido ver en la Finca del Marqués de Valdecilla es su trabajo de Fin de Grado...

-Nos daban la opción de hacer una colección de moda, como han hecho mis compañeras, o algo de investigación. Yo opté por la segunda vía, quería algo con trasfondo porque ya había hecho anteriormente creaciones de fin de asignatura en las que sólo exploraba la faceta estilística.

Ver esta publicación en Instagram

pensando en ti bebe

Una publicación compartida de Molina Escobar (@nereamarie) el

-¿Qué significado aborda?

-A principio de curso me puse a investigar sobre el papel de la mujer a finales del siglo XX, con todo el tema de la República y la Guerra Civil, y me resultó muy interesante un proyecto de 'Las sinsombrero' de Tània Balló, un grupo de ocho mujeres de la Generación del 27, formado por ilustradoras, poetisas, filósofas... que hicieron una performance de quitarse el sombrero ante la gente y las llamaron de todo, dada la época en la que vivían. Investigué sobre cada una con la idea de plasmarlo en unas sudaderas. con bordados de frases, dibujos y pintura textil.

-Lo ha presentado en el desfile de una manera algo teatral...

-Lo que he hecho ha sido más como una performance, las chicas estaban sentadas entre el público, salían de una en una para quitarse el sombrero y se quedaban serias. Con más tiempo, me hubiera gustado que la modelos se hubiera preparado una pequeña presentación sobre la 'sinsombrero' a la que representaban.

-¿Es la primera vez que presenta esta colección en público?

-Sí. Mi padre me decía, «Nerea, por favor, que no sea muy político», porque él lo único que oía todo el rato por casa era la palabra 'República'. Lo tuve todo en secreto hasta el último momento.

-¿Ha habido mucho trabajo de organización?

-Ya nos han metido bastante traca al respecto, por eso ya lo hacemos como de andar por casa y no hay tantos nervios. Lo bueno es que como hemos sido tres compañeras nos hemos dividido el trabajo. Yo me he encargado de la localización y me decanté por la Finca del Marqués de Valdecilla porque he crecido aquí y es súper bonito. Además nos han dado muchas facilidades y sin coste.

Colección de sudaderas de la joven diseñadora.
Colección de sudaderas de la joven diseñadora. / DM

-Ahora que queda un mes para que finalice sus estudios, ¿qué planes tiene?

-Estoy planteando las prácticas, intentando que sean con Leandro Cano, un diseñador que me gusta mucho porque incluso pone aplicaciones de porcelana en la ropa, es súper guay lo que hace.

-¿Y más allá?

-Pues si no consigo prácticas, me gustaría estudiar algo de Marketing de moda. Y a partir de ahí, no sé qué más. Es que como yo siempre he tenido tan decidido que quería hacer diseño de moda, me estoy enfrentando a la incertidumbre de esa gente que llega a selectividad sin saber qué camino seguir. Ahora estoy yo así, no sé para dónde tirar. Yo sólo sé que no quiero hacer patrones ni coser. Quiero algo más artístico.

-¿Cree que el mundo de la moda ofrece posibilidades laborales?

-En Cantabria fatal, porque no hay nada. Sí que es verdad que España en los últimos años está consiguiendo exportar su marca, pero es una industria en la que si no sales de tu zona de confort no haces nada.

-¿Qué tipo de creaciones le gustaría diseñar?

-Un trabajo de carrera fue crear mi marca, 'Mucha faena', y serían todo prendas de mujer con bordados, con muchos detalles con punto de cruz... Todo muy sobrecargado, hiperbarroco. En la universidad, por temario, no he experimentado mucho con la moda de hombre, así que todavía no sé si me gusta o no.

Síguenos en: