La cueva de El Pendo, un viaje familiar en el tiempo

La cueva de El Pendo, un viaje familiar en el tiempo

Visitar la caverna, situada en Camargo, es toda una experiencia que sorprenderá a pequeños y mayores

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

Si hay algo que, generalmente, fascina tanto a niños como a los mayores es todo lo que tenga que ver con el descubrimiento de otros tiempos pasados. Lugares de nuestra región en los que ahora vivimos o por los que paseamos y que guardan una increíble historia. Ruinas de edificios, calzadas romanas o pinturas rupestres nos trasladan a aquellos años en los que nuestra comunidad acogía otro modo de vida y de supervivencia. En Cantabria existe un gran número de cuevas que presentan restos y pinturas prehistóricas, siendo una de ellas la Cueva de El Pendo, en el valle de Camargo, concretamente en el barrio de El Churi.

Esta cueva única, descubierta por Marcelino Sanz de Sautuola en 1878 y declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 2008, muestra en su interior el gran 'Friso de las pinturas', un panel conocido desde el año 1997 y que se extiende a lo largo de 25 metros, una pared que se puede observar desde cualquier punto de la sala principal y que contiene dos decenas de figuras pintadas en color rojo, sobresaliendo una docena de ciervas, una cabra, un caballo, dos zoomorfos indeterminados y numerosas formas de signos, tales como puntos, discos y líneas. Tal y como informa la página web, «su cronología, difícil de fijar de manera absoluta, parece situarse en una fase antigua, en torno a los 20.000 a.C.». Su excelente técnica y conservación, sin duda, dejará boquiabiertos a toda la familia.

Las visitas son guiadas, pudiendo acceder a la caverna 20 personas máximas por sesión, para garantizar una correcta conservación. Estas sesiones se desarrollan a lo largo de 45 minutos de duración y Cultura de Cantabria recomienda «comprar la entrada por internet o reservar por correo electrónico o por teléfono, con al menos un día de antelación a la visita». Eso sí, hay que tener en cuenta que «la reserva o la compra de la entrada deberá ser formalizada en taquilla, situada en el Centro de Recepción de Visitantes, ubicado en las inmediaciones del aparcamiento, al menos, 10 minutos antes del inicio de la visita». Para acceder se recomenda el uso de calzado cómodo, que no resbale, así como ropa de abrigo.

En cuanto a los horarios, se diferencian según tres tipos de temporada: baja, media y alta. Durante la temporada baja, en la cual nos encontramos ahora, que comprende del 1 de noviembre al 28 de febrero, se podrá visitar de miércoles a viernes de 09.30 a 15.30 horas, con sesiones a las 09.40, 10.40, 11.40, 12.40, 13.40 y 14.40 horas; los sábados y domingos y el 1 de noviembre y 6 de diciembre, El Pendo permanecerá abierto de 09.30 a 14.30 horas y de 15.30 a 17.30 horas, con sesiones a las 09.40, 10.40, 11.40, 12.40, 13.40, 15.40 y 16.40 horas.

Por su parte, en la temporada media, es decir, Del 1 de marzo al 14 de junio y del 16 de septiembre al 31 de octubre, la caverna podrá visitarse de miércoles a domingo de 09.30 a 14.30 horas y de 15.30 a 18.30 horas con el mismo horario de sesiones que durante la temporada baja, añadiendo el pase de las 17:40 horas. Por último, durante la temporada alta, Del 15 de junio al 15 de septiembre, los visitantes podrán acudir de martes a domingo de 10.30 a 14.30 horas y de 15.30 a 19.30 horas, suprimiendo el pase de las 09.40 horas y añadiendo la sesión de las 18.40 horas, permaneciendo la taquilla abierta de 10.30 a 14.30 horas y de 15.30 a 19.30 horas.

Entradas y precios

En cuanto a las tarifas, los mayores de 12 años obtendrán una entrada normal y pagarán tres euros; el coste de la entrada para los niños de cuatro a 12 años, ambos inclusive, será de un euro y cincuenta céntimos, al ser reducida, resultando gratuita la visita para los niños de cero a tres años, ambos inclusive.

Hace más de dos años fue declarada Área Natural de Especial Interés (ANEI) Cuevas del Pendo-Peñajorao, con la finalidad de garantizar la conservación y la protección de los valores naturales, «además de promover este espacio como un recurso para la difusión del patrimonio natural del municipio de una manera didáctica», tal y como indica la página web. Precisamente en este site, se informa de que «ANEI Cuevas del Pendo-Peñajorao forma parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, lo que constituye no sólo una garantía para el mantenimiento del patrimonio natural y cultural sino una marca de calidad y una puesta en valor que aporta mayor atractivo turístico a la zona, entre otros aspectos».

Ruta a pie

Además, de disfrutar de la Cueva de El Pendo, el visitante podrá realizar una ruta a pie por esta zona, comenzando en el entorno del centro de recepción de visitantes de la cueva, siendo un nuevo reclamo turístico para esta zona, contando con diversos paneles informativos y zonas de descanso, ocio y recreo, lo que anima a poder pasar un día en familia en este lugar, accediendo a la caverna para observar las fantásticas pinturas rupestres y comer de picnic todos juntos, viendo a los niños jugar en las zonas de recreo mientras se disfruta de una agradable sobremesa.

Síguenos en: