La edad de oro de la cerveza

Varias personas consumen cerveza en una terraza de Comillas. /
Varias personas consumen cerveza en una terraza de Comillas.

La venta crece en Cantabria, cuarta autonomía en centros productores pese a no contar con ninguna planta de las seis grandes cerveceras

ASER FALAGÁN

En Cantabria gusta la cerveza. Mucho. Tanto como para formar parte de la zona en la que más creció su venta el año pasado. El 'Informe socioeconómico de la cerveza' de 2014 no distingue por autonomías, sino por zonas, y la formada por Cantabria, País Vasco, Navarra, Burgos y Palencia ha registrado un incremento del 11,3% respecto a 2013. Su cuota de mercado es sin embargo de un reducido 7,3% con 236 millones de litros vendidos, lejos de los grandes focos de consumo como Andalucía o Baleares.

El documento no desglosa el consumo por provincias, pero en cualquier caso deja entrever la buena salud de una bebida milenaria que atraviesa una edad de oro en Cantabria a juzgar no solo por las cifras de ventas, sino también por la nueva industria nacida alrededor de las cada vez más numerosas cervezas artesanales. Pese a que ninguna de las seis grandes cerveceras, agrupadas en la patronal que publica el informe, tiene ninguna fábrica en la región, Cantabria es aun así la quinta provincia -y cuarta autonomía- con más centros cerveceros, solo por detrás de Barcelona, Valencia, Madrid y Alicante. Este dato refleja el significativo auge del sector de los últimos años, en plena crisis económica. A través, eso sí, de pequeñas empresas con muy pocos empleados.

La tendencia a una mayor venta de cerveza es general en toda España, pero los números evidencian un crecimiento mayor en el norte, frente al incremento medio del 2,3% en el conjunto estatal. Sin embargo, este crecimiento no ha sido suficiente para arrebatar el liderazgo a Andalucía, que con más de 750 millones de litros comercializados sigue siendo el principal mercado español. La tasa andaluza supone el 22,3% de la producción cervecera española, que el año pasado se incrementó hasta los 3.360 millones de litros, lo que significa un aumento del 2,8% y coloca a España como décimo productor mundial. El clima y el turismo, en una bebida con un importante componente estacional y muy consumida por los visitantes, también inciden en la estadística.

Cantabria no es así, pese al crecimiento, una de las autonomías más bebedoras. En un contexto en el que el consumo de alcohol se ha moderado -con la excepción de los jóvenes-, una encuesta del Ministerio de Sanidad coloca a la región en el décimo puesto entre los jóvenes que más alcohol beben. Se sitúa ligeramente por encima de la media nacional, pero muy por detrás del líder, Aragón, y de comunidades con las que comparte 'zona cervecera', caso de Navarra y Castilla y León.

Consumo fuera de casa

La influencia del turismo ha resultado determinante en el repunte cervecero español, puesto que entre los 65 millones de visitantes que recibió España en 2014 una buena parte procede de países con una larga tradición de consumos como el Reino Unido, Francia y Alemania. La cuota creció un 3,6% en los establecimientos hosteleros, lo que tiene especial incidencia si se tiene en cuenta que el 64% de la cerveza se consume en bares y restaurantes, y solo el 36% de forma doméstica. Esta estadística se había igualado progresivamente en los últimos años, pero en 2014 ha roto la tendencia.

 

Fotos

Vídeos