La Ley de Género garantizará los tratamientos hormonales para menores transexuales

La Ley de Género garantizará los tratamientos hormonales para menores transexuales

La vicepresidenta regional presenta un proyecto que persigue la "plena integración" del colectivo y que el Gobierno quiere aprobar"antes de fin de año"

DANIEL MARTÍNEZSantander

Si se cumplen los plazos que espera el Gobierno, Cantabria tendrá su Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación por Razón de Orientación Sexual e Identidad de Género "antes de que acabe el año". Así lo anunció este miércoles la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, durante la presentación del anteproyecto que en 20 días saldrá a información pública y que pretende servir para garantizar la "plena integración" del colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), así como la protección de las víctimas de agresión y discriminación.

El texto introduce algunas novedades, como el acceso a tratamientos hormonales para menores transexuales, la eliminación de ayudas y conciertos para centros educativos que discriminen a los alumnos por su orientación sexual, o facilidades para que lesbianas y bisexuales puedan acceder con menos trabas burocráticas a técnicas de reproducción asistida, entre otras. También incluye un régimen sancionador con multas que pueden llegar hasta los 30.000 euros en los casos muy graves para aquellas personas o colectivos que atenten contra alguno de los supuestos que recoge la norma.

Las claves de esta ley

1. Tratamiento hormonal para menores transexuales. Si el padre se opone, decidirá el juez.

2. Igualdad de acceso a técnicas de reproducción asistida para lesbianas y bisexuales.

3. No habrá conciertos y ayudas a centros educativos que discriminen al alumnado.

4. La administración dará acreditaciones acorde a su género a la persona que lo solicite.

5. Los profesores se dirigirán al menor transexual por el nombre y la identidad que elija.

6. Incluye un régimen sancionador con multas de 30.000 euros en los casos más graves.

Según destacó Díaz Tezanos, que estuvo acompañada por la representante del colectivo Alega en la región, Kiara Bambrilla, el Ejecutivo espera que la ley salga adelante en el Parlamento de Cantabria por unanimidad y gracias al apoyo de los cinco grupos con representación (PP, PRC, PSOE, Podemos y Ciudadanos). Además, y aunque se ha redactado con el consenso de la principal organización que agrupa a los colectivos afectados en Cantabria, la intención del Gobierno regional es que los ciudadanos puedan realizar aportaciones y mejoras. Para ello, podrán consultar el articulado del anteproyecto de ley en el Portal de Transparencia.

La vicepresidenta hizo hincapié en la relevancia de la norma para los menores transexuales, ya que les permitirá "expresar y desarrollar libremente su personalidad durante la infancia y adolescencia". Para ello se establecerán medidas en ámbitos como el educativo y el sanitario; en este sentido, se prevé que tendrán derecho a recibir tratamiento para el bloqueo hormonal al inicio de la pubertad y también tratamiento hormonal cruzado con criterio médico.

En el supuesto de que los padres del menor se opongan, el anteproyecto contempla poner el caso en manos de la autoridad judicial para que adopte una resolución. Será el juez quien tenga que decidir si hormona o no al menor cuando se entienda que la decisión de los progenitores es contraria "al mayor beneficio para su vida o salud por causarle un grave perjuicio o sufrimiento". Sobre estos casos pondrán la lupa los servicios de atención social, ya se considerará que estos niños y jóvenes están en situación de riesgo o desprotección por la no aceptación por parte de sus familias de su identidad sexual o de género, lo que puede suponer "daños significativos".

En las escuelas, si finalmente entra en vigor esta ley, el Gobierno encargará a los directores que velen por que tanto los profesores como el resto del personal se dirija al menor transexual por el nombre y la identidad de género que elija. Esto incluye que se respete su imagen física, la libre elección de indumentaria y el acceso a los aseos y vestuarios acorde a esta misma identidad.

Para "favorecer una mejor integración y evitar situaciones de sufrimiento por exposición pública y discriminación", a partir de que se apruebe la ley la Administración regional también estará obligada a proveer a toda persona que lo solicite de las acreditaciones por ejemplo, carnés como el del Servicio Público de Salud o certificados de cualquier tipo acordes a su género.

Multas

Entre las infracciones leves que recoge el texto figuran las expresiones vejatorias. Serán consideradas graves los discursos e intervenciones públicas que vayan en este sentido e impedir el acceso a servicios o establecimientos a personas por razón de su identidad.

Las terapias agresivas y el despido del lugar de trabajo o estudio por este motivo se enmarcan dentro del capítulo de infracciones muy graves.