Amancio Ortega dona tres millones a Cantabria para comprar tecnología puntera frente al cáncer

Revilla, Díaz Tezanos y Real conversan con el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnáu, poco antes de firmar el convenio. /
Revilla, Díaz Tezanos y Real conversan con el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnáu, poco antes de firmar el convenio.

Con la aportación del dueño de Inditex se adquirirá un equipo portátil para aplicar radioterapia al tiempo que se opera y tres mamógrafos digitales de última generación

ANA ROSA GARCÍASantander

De la lluvia de millones (320 en total) que la Fundación Amancio Ortega repartirá entre la sanidad pública de toda España con el objetivo de mejorar el equipamiento tecnológico para combatir el cáncer, Cantabria recibirá un generoso pellizco de 3,1 millones que los hospitales cántabros han recibido con los brazos abiertos y un inmenso agradecimiento que ayer expresaron tanto el presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, como la consejera del ramo, María Luisa Real, en el acto en el que se firmó el convenio que sella el gesto del empresario gallego, dueño del imperio Inditex. Ese dinero permitirá adquirir "a lo largo de este año" equipos de última generación que afinarán el diagnóstico del cáncer de mama, reduciendo la tasa de falsos positivos y detectando tumores que en las mamografías normales pueden pasarse por alto, y, a la vez, hará llegar a Cantabria el acelerador portátil que pondrá la guinda al puntero servicio de Oncología Radioterápica de Valdecilla. "Todo un hito para nuestro hospital", como destacó el gerente, Julio Pascual. Será la segunda unidad que se incorpora a la sanidad pública en España el primero está funcionando en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid) y supondrá el desembolso más importante (1,2 millones) de la lista de inversiones en las que se traducirá esta donación, "diseñada en función de las necesidades existentes y buscando una reparto equitativo entre los hospitales de Valdecilla, Sierrallana y Laredo", apuntó la consejera.

LAS ADQUISICIONES

1 Sistema móvil de radioterapia intraoperatoria para Valdecilla, valorado en 1,2 millones.
2 Tres mamógrafos digitales con tomosíntesis para el cribado de cáncer de mama y una mesa de biopsia con sistema de localización por esterotaxia y con opción de tomosíntesis.
3 Licencia de tomosíntesis para el mamógrafo de Valdecilla, unidad móvil para el cribado y dos ecógrafos para mama.
4 Equipamiento destinado al laboratorio de genómica de Valdecilla para desarrollar tratamientos oncológicos personalizados.
Más de 290 equipos para los hospitales públicos de España

la donación

La Fundación Amancio Ortega, que el propietario de la cadena Inditex creó en 2001, va a donar 320 millones de euros para la adquisición de más de 290 equipos oncológicos para hospitales públicos de España. Ayer, tras la firma del convenio con el que se inicia la tramitación para la compra del equipamiento que llegará al SCS, Revilla agradeció que una persona como Amancio Ortega, que «se ha enriquecido legítimamente trabajando» y que «empezó de la nada» hasta conseguir «un imperio en el mundo con 170.000 empleados», dedique parte de sus beneficios a hacer «una labor extraordinaria en toda España». Y aprovechó para transmitir su deseo de que «esta colaboración tenga continuidad».

"Este sistema móvil de radioterapia intraoperatoria completa nuestro armamento terapéutico, situándonos en una posición de referencia. Una vez conseguida la renovación de dos aceleradores lineales de radioterapia externa y desarrollada la braquiterapia (técnica de radioterapia a corta distancia) para tumores en cualquier localización, el gran salto era disponer de un equipo lo suficientemente pequeño como para poderlo introducir en cualquier quirófano, aplicar la sesión de radioterapia en la propia operación (cirugía abierta) y llegar así a tumores difíciles de alcanzar con las armas que tenemos ahora", explica el jefe de servicio, Pedro Prada, presente en la firma del convenio, junto con el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Julián Pérez Gil; de los hospitales y los máximos responsables de Oncología y Radiodiagnóstico.

Este innovador equipamiento "va a permitir dar una sesión única durante la intervención quirúrgica (se valorará si en algún caso se precisa más tratamiento a posteriori) y, con ello, llegar a aquellos tumores que de otra forma no son abordables y que antes solo se podían tratar de forma paliativa". Se refiere a los casos de cáncer de páncreas, tumores gástricos, retroperitoneales, de colon avanzados, pélvicos, tanto ginecológicos como urológicos, e incluso de cabeza y cuello. "Y hacerlo, además, sin dañar tejidos sanos, esto es, sin acarrear efectos secundarios", añade Prada. Esta adquisición entraba dentro de los proyectos de futuro del servicio, aunque para nada contaban con que se haría realidad tan pronto. De hecho, Valdecilla ya dispone de personal formado para el manejo del acelerador portátil, de tal forma que "en cuanto se instale se podrá utilizar de inmediato".

El jefe de Oncología Radioterápica destaca que, "con las prestaciones que va a tener nuestro equipo, únicamente nos consta que existe uno en el mundo, en Viena, y que China ya ha encargado tres. Vamos a ser la envidia", presume, convencido de que la incorporación de esta tecnología "va a atraer a pacientes de otras comunidades para recibir tratamiento en Valdecilla".

Desvelado el secreto

El destino de la aportación altruista de la Fundación Amancio Ortega, que se está presentando una a una por todas las comunidades autónomas (con anterioridad la inyección de millones del magnate se había centrado en Galicia y Andalucía), se dio a conocer ayer en una rueda de prensa en la sede del Gobierno de Cantabria. Hasta entonces, siguiendo escrupulosamente con las indicaciones de la entidad, la Consejería de Sanidad había guardado con celo a qué se iba a dedicar el montante anunciado. Concretamente, serán 3.135.778 euros (IVA incluido) los que recibirá Cantabria para "impulsar acciones capaces de aportar resultados prácticos en un plazo corto, con un impacto en áreas relevantes de la sociedad y que beneficien al mayor número de personas", como señaló el vicepresidente de la Fundación, José Arnau, que se desplazó a Santander para rubricar este protocolo que busca "contribuir a la modernización tecnológica del sistema público de salud en el ámbito de la oncología".

Precisamente, el otro gran beneficiado del "regalo" de Amancio Ortega será el programa de detección precoz del cáncer de mama, que "se va a convertir en el primero de España que funcionará por completo con la innovadora tecnología en 3D conocida como tomosíntesis", destaca Alfonso Vega, responsable de la Unidad de Mama de Radiología de Valdecilla.

"El futuro ya está aquí. Esto ha sido un regalo caído del cielo que tenemos que agradecer a la Fundación, porque de otra manera seía una ensoñación poder dotarnos de todo este equipamiento". Así, gracias a esta donación se ha previsto no solo la renovación del vehículo (semirremolque expansible) con el que se realizan las mamografías del cribado por toda la región a las pacientes de 50 a 69 años convocadas cada dos años para una revisión, sino que además se comprarán tres mamógrafos digitales con tomosíntesis, por valor de 261.000 euros cada uno, (para la unidad móvil, para el Hospital de Laredo y un tercero que sustituirá al equipo de Sierrallana elSCS acaba de renovar el ubicado en el centro de la calle Vargas). También se adquirirá la licencia permanente de tomosíntesis para el mamógrafo de Valdecilla (72.600 euros) y "una mesa de biopsia prona con sistema de localización guiado por esterotaxia, específica para esta innovadora tecnología. Es un gran avance, en España habrá dos o tres instaladas nada más. Nos va a permitir acceder a imágenes muy sutiles y conseguir diagnósticos muy precoces", recalca Vega.

El radiólogo subraya que "la precisión de la tomosíntesis aumenta entre un 15% y un 30% la detección de tumores que en las mamografías convencionales pasan desapercibidos y se estima que reducirá hasta un 40% los casos que nos hacen dudar si hay cáncer o no, con lo cual hablamos de que evitará la ansiedad y la angustia para esas mujeres que esperan la aclaración del diagnóstico, y, por tanto, se reducirán las derivaciones innecesarias". Sierrallana y Laredo estrenarán también ecógrafos con sonda específica para el cáncer de mama y el laboratorio de genómica de Valdecilla recibirá el equipamiento necesario para desarrollar un programa de tratamientos personalizados en cáncer. Una dotación que completa el legado para Cantabria de uno de los empresarios más ricos del mundo.