La alerta de calor en Cantabria deja temperaturas por encima de los 35 grados en varios puntos

Santander, este lunes/Celedonio Martínez
Santander, este lunes / Celedonio Martínez

El nivel amarillo para el centro y el sur se mantiene hasta las ocho de la tarde para dar paso, el martes, a una jornada más fresca

DM .
DM .Santander

La primera racha de calor del verano se marchará de Cantabria este martes. Pero mientras eso ocurre, a las 14.00 horas de hoy entró la alerta amarilla por calor en el sur y la zona centro de la región. Y Cantabria ha pasado calor, mucho calor, tanto en la costa como en el interior. Playas abarrotadas y una temperatura en el agua de récord con 24,7 grados a las cinco de la tarde, según datos de la boya Augusto González Linares que vigila la costa cántabra al norte de Cabo Mayor. A las dos de la tarde que entraba la alerta amarilla de forma oficial ya había varias zonas que superaban los 30 grados: San Felices (33,7), Ramales (33,5) o el Aeropuerto Seve Ballesteros (32,6). No solo en el interior y el sur se pasaba calor. Pero finalmente ha sido Tama (Cillorigo de Liébana) la que se ha llevado el premio al punto más caluroso con 35,4 grados centígrados poco después de las cuatro de la tarde, según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Le ha seguido, todos ellos por encima de 35 grados: Cubillo de Ebro con 35,4; San Felices de Buelna con 35,3 y Ramales de la Victoria con 32,2.

El calor no ha sido patrimonio del interior. En Santander, la máxima a las 13.30 horas ha sido de 28,6. Una temperatura que en los termómetros de la ciudad a pleno sol llegaba a los 31 y que ha dejado atrás una noche muy calurosa, donde la mínima ha sido de 20,02 grados a las siete de la mañana. En Torrelevaga, la máxima en Sierrapando ha marcado 31,2 y la mínima 19.4. En Castro han llegado a los 29,3 y San Vicente de la Barquera con 26, ha sido de los más 'fresquitos'.

Las temperaturas más bajas han oscilado durante la noche entre los 11 grados de Cubillo de Ebro y los 15,1 de Fuente De, según los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología.

La alerta amarilla concluye a las 20.00 horas de hoy para dar paso mañana a un tiempo menos caluroso y a la aparición de las primera nubes.

Las previsiones de Aemet son de intervalos nubosos aumentando de madrugada y al final del día, y nuboso o cubierto el resto del día con lluvias en general débiles que amainarán al final de la jornada y serán,poco probables en Campoo y los Valles del sur.

En España

Las temperaturas mínimas, que se darán al final del día, estarán este martes en ligero descenso, mientras que la máximas experimentarán un descenso notable, localmente extraordinario en el interior. De hecho las máximas previstas son para Castro Urdiales y Potes con 25 grados y Santander y San Vicente de la Barquera rondarán los 23.

En el litoral, viento del oeste y noroeste y en el interior, viento de componente norte, flojo en general.

El riesgo de incendios se mantiene este lunes.

El miércoles los cielos aparecerán cubiertos con intervalos nubosos aumentando a nuboso y lluvias débiles dispersas en el norte al principio, que serán más intensas y se generalizarán por la tarde. También probables en el norte de Campoo y los valles del sur, explica Aemet. No se descartan brumas y bancos de niebla matinales.

En España

Al menos seis personas han fallecido por golpes de calor desde el inicio de la ola de calor: dos en Tarragona, dos en Murcia, una en Barcelona y otra en Extremadura, según fuentes de los servicios de Sanidad regionales.

Asimismo, diez personas se han visto afectadas por golpes de calor, diez en Extremadura y uno en la Comunidad de Madrid.

Las temperaturas seguirán siendo altas hoy en el suroeste, donde se superarán los 40-42 grados; en el Valle del Ebro y Cantabria interior llegarán a los 39-40; y en el País Vasco alcanzarán los 38 grados, ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén Del Campo.

Sin embargo, en la cordillera Cantábrica se formarán tormentas que irán acompañadas de granizo.

A partir de mañana, la llegada de aire fresco desde el Atlántico por la formación de una vaguada en las capas altas traerá una bajada de temperaturas generalizada y gradual de entre 6 a 8 grados, que irá recorriendo de oeste a este toda la Península, según Del Campo.

El descenso se iniciará el martes desde la mitad occidental y el Cantábrico e irá desplazándose el miércoles hacia el este, produciéndose «una nueva bajada el jueves».

Javier Rosendo