Barreras escolares contra las drogas

El alcohol es la adicción más consumida por los jóvenes cántabros, seguida del tabaco y el cannabis. /B. Agudo
El alcohol es la adicción más consumida por los jóvenes cántabros, seguida del tabaco y el cannabis. / B. Agudo

La Consejería de Sanidad pone a disposición de los centros educativos una docena de programas para prevenir y frenar el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias entre los menores cántabros

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

La Consejería de Sanidad pone a disposición de los centros educativos de Cantabria una docena de programas de prevención de drogodependencias (tabaco, alcohol y otras sustancias psicoactivas) a desarrollar en el ámbito escolar a lo largo del curso que está a punto de ponerse en marcha: este próximo viernes lo hará en Infantil y Primaria y el 14 en Secundaria y Formación Profesional.

«Entre las estrategias destinadas a afrontar el problema del consumo y abuso de drogas por parte de la población infantil, adolescente y juvenil, la prevención ha sido señalada de manera unánime como la más efectiva y la única que puede ofrecer respuestas globales a un fenómeno tan complejo», defiende la jefa de Sección de Prevención, Formación e Investigación del Servicio de Drogodependencias de la Consejería de Sanidad, Ángela Higuera.

PROGRAMAS Y OBJETIVOS

'En la huerta con mis amig@s' (destinado a alumnos de 1º y 2º de Primaria)
contribuir al desarrollo de las relaciones interpersonales de las niñas y niños, a la adquisición de hábitos básicos de salud y bienestar y al inicio de un trabajo preventivo sobre el uso de drogas.
'La aventura de la vida' (3º, 4º, 5º y 6º de Primaria)
proporcionar estilos y hábitos de vida saludables.
'Alcohol y menores' (a partir de 3º de ESO)
proporcionar información a los adolescentes y hacerlos reflexionar sobre el consumo del alcohol y las conductas de riesgo que se derivan del mismo.
'¡Órdago! Afrontar el desafío de las drogas' (alumnos de ESO)
poner a disposición de los estudiantes la información, actitudes, valores y habilidades necesarias para decidir de manera razonada y autónoma ante la oferta de drogas.
'¿Dé que van los jóvenes? ¿dé que van las drogas?' (de 14 a 18 años)
promover actitudes de desinterés hacia el recurso sistemático a las drogas en el tiempo libre.
'Cannabis, lo que hay que saber' (de 14 a 18 años)
despertar la reflexión y el debate en relación al consumo de cannabis y promover desinterés en su uso.
'Cannabis y menores' (a partir de 3º de ESO)
despertar la reflexión sobre las consecuencias del consumo de cannabis y la baja percepción de riesgo que existe.
'Pasa la vida
las dos caras del consumo' (de 16 a 18 años): fomentar la reflexión y el debate en torno a la percepción que los jóvenes tienen del consumo de drogas y de los supuestos efectos positivos del mismo.
Taller de reducción de los accidentes de tráfico relacionados con el consumo (alumnado a partir de 16 años)
reforzar la idea de que la conducción es incompatible con cualquier consumo de alcohol y de otro tipo de drogas.
'¿Y tú qué piensas' (de 16 a 18 años)
informar de temas de importancia en la vida de la juventud para que puedan situarse de forma efectiva ante ellos.

«Las prevalencias de consumo detectadas en adolescentes y jóvenes y las conductas de riesgo asociadas a las mismas hacen necesaria la intervención preventiva a edades tempranas. Intentamos prevenir los consumos antes de que se pongan en marcha y, en caso de que ya se hayan iniciado, desarrollar estrategias para combatirlos y frenarlos», explica la especialista.

El alcohol es la sustancia más consumida por los menores cántabros de entre 14 y 18 años, seguida del tabaco y el cannabis. El 77% de este sector de población confiesa haber probado bebidas alcohólicas, según la última encuesta de drogas del Ministerio de Sanidad, que refleja datos de 2017. Un año en el que las intoxicaciones etílicas llevaron al hospital a 123 menores de la región.

Más de 90.000 estudiantes acudirán este año a clase, desde Infantil a Formación Profesional, un amplio universo ante el que es necesario actuar «desde la educación». Por ello, son los profesores quienes llevan a cabo estos programas, incluidos dentro del Plan Regional sobre Drogas. Técnicos de Sanidad imparten un curso previo a los docentes que quieren desarrollarlos y les dotan de todas las herramientas necesarias para ello (soportes didácticos, guías, material...).

Los programas de prevención escolar tienen como objetivo facilitar el desarrollo integral del alumnado como «personas independientes, responsables, racionales, autocríticas y autónomas», proporcionarles «habilidades personales y sociales» que puedan aplicar a distintas situaciones de su vida cotidiana. Habilidades entre las que se encuentran el entrenamiento asertivo, las estrategias de comunicación para el rechazo y la negociación, la resolución de problemas y toma de decisiones así como las encaminadas a resistir la presión del grupo.

Ver más

Para todos los niveles

Los programas abarcan los diferentes niveles educativos en colegios e institutos. Así, para los alumnos de 1º y 2º de Primaria se dirige la propuesta 'En la huerta con mis amig@s', encaminada a contribuir a la maduración psico-afectiva, la adquisición de hábitos básicos de salud y bienestar y al inicio de un trabajo preventivo sobre el abuso de drogas. Para los escolares de los siguientes cursos de Primaria, con edades entre los 8 y 12 años, se orienta 'La aventura de la vida', que tiene el objetivo de proporcionarles estilos de vida saludables.

Para los estudiantes de ESO y Bachillerato existe una amplia variedad de programas para combatir el consumo de alcohol, tabaco y y drogas. Desde 'Pasa la vida: las dos caras del consumo' hasta '¿Dé que van los jóvenes? ¿Dé que van las drogas'. Todos ellos alertan a los alumnos de los riesgos y conductas que llevan aparejadas el consumo de este tipo de sustancias y les ponen al alcance de la mano la información, actitudes, valores y habilidades necesarias para decidir de manera razonada y autónoma ante las tentaciones recibidas. Algunos de los programas son veteranos -la iniciativa se puso en marcha hace 15 años-, otros se han ido incorporando en los últimos tiempos y algunos se estrenan este curso, como el de 'Cannabis y menores' para dar respuesta al aumento del consumo de esta sustancia entre la gente joven.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos