«Me preocupa y me duele cómo se ha cuestionado el trabajo de los profesores»

Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno, posa en la zona de pantalanes de Puertochico./Roberto Ruiz
Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno, posa en la zona de pantalanes de Puertochico. / Roberto Ruiz

«El cambio de suelo de La Pasiega es una polémica gratuita, se basa en informes del propio PRC»

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Eva Díaz Tezanos (Reocín, 1964) no necesita alzar la voz para hacerse oír. Apura los últimos meses de la legislatura –tal vez también sean los coletazos de su etapa en la política activa después de perder las primarias socialistas con Pablo Zuloaga– defendiendo hasta la extenuación «un Gobierno progresista, donde se han cumplido las políticas socialistas que llevé en el programa electoral de 2015 y que ha revertido en cuatro años con las políticas destructivas del PP». Defiende un balance «positivo» de su gestión en la macroconsejería de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social y mide al detalle cada paso que da para defender a los docentes en el conflicto educativo o atajar la polémica sobre el cambio de usos del suelo de La Pasiega.

–Menuda se ha armado esta semana con La Pasiega. ¿Existen «discrepancias profundas» entre su departamento y el PRC por el cambio del suelo?

–En absoluto. Quiero dejar claro que La Pasiega es un proyecto estratégico para Cantabria y el PSOE. En concreto, yo fui su candidata en 2015 y llevé su desarrollo en el programa electoral. Tiene todo mi apoyo. Lo que ha pasado es que se está tramitando el PGOUde Piélagos, que se lleva revisando más de 11 años, con los documentos que entonces dejaron elaborados los responsables de Urbanismo, que estaba en manos de José María Mazón y el PRC. Es decir, que son anteriores a que el bipartito decidiera hacer el PSIR de La Pasiega cuando regresó alGobierno. Las competencias entonces ni siquiera eran de los socialistas. Digo esto porque desde Ordenación del Territorio y la Consejería que dirijo no hemos hecho ningún documento nuevo a lo largo de este tiempo. No hay nada nuevo desde 2011. El Ayuntamiento de Piélagos está haciendo bien las cosas con la información que dispone.

–Pero Revilla dijo que tienen una reunión al máximo nivel para tratar de reconducir el asunto antes de llegar a las alegaciones.

–Son las habituales que el presidente y yo mantenemos, solos o con otros consejeros, cuando hay cualquier tema de interés. Pero son muy habituales, como la que tuvimos la semana pasada con el Comité de Fundinorte. En cualquier caso, el Plan General no va a ser impedimento para que el PSIR siga sus pasos. Existen otros casos de PSIR que se han tramitado esta legislatura por Sicán que tenían también la calificación de terrenos de alto valor ecológico igual. La Pasiega, como el de Castro Urdiales y el de Val de San Vicente, que es de marzo de 2018, se desarrolla en áreas de capacidades agroecológicas y no se ha generado ningún tipo de conflicto.

«Aprobaremos los PGOU de Miengo, Escalante yArgoños para ver si las 367 casas tienen encaje»

–Entonces, ¿entiende las dudas que se han generado desde Sicán, en manos de sus socios?

–Se ha montado una polémica donde no existe y es bastante gratuita, porque todo el Gobierno está apoyando un proyecto fundamental para el desarrollo de la comunidad. Y además es factible que pueda contar también con el apoyo del Gobierno de España.

–La Ley del Suelo y el Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT) llevan meses estancados. ¿Se ha encontrado trabas para sacarlos adelante para que no se subleven los alcaldes antes de las elecciones?

–Soy consciente de que todas las cuestiones de ordenación territorial confluyen muchos intereses, muy diversos, y que a veces hay que hacer un esfuerzo suplementario para poder conciliarlos. En ese proceso estamos. Por primera vez, Cantabria tiene un anteproyecto de PROT, que está pendiente de la revisión de la Crotu, y nunca se habían dado avances tan importantes. Y lo mismo ocurre con la Ley del Suelo, que está sólo a expensas de llevarla al Consejo de Gobierno. Voy a intentar que llegue al Parlamento. A partir de ahí, el legislativo marcará su propio calendario y verá si la aprueba o no...

«Están tratando de acabar con el Gobierno de Pedro Sánchez con chantajes deleznables e indecentes»

–¿Cómo ve las constantes vitales del Gobierno de Pedro Sánchez después de cien días?

–Es un Gobierno bueno para el país y para Cantabria. Tiene todo mi respaldo. En cuatro meses ha sido capaz de poner en marcha políticas que abordan los problemas reales de los ciudadanos y de afrontar el conflicto territorial que tenemos con Cataluña. Y en el caso de Cantabria ha desbloqueado temas importantes para la comunidad como la financiación de Valdecilla, la integración ferroviaria, el proyecto de Comillas, el pacto de estado para la violencia de género... Este es un Gobierno de futuro y que está en plena elaboración de los Presupuestos de 2019, que serán los que dibujen también los ejes que quiere implantar.

–Ha habido dos dimisiones y continúan los incendios. ¿Tienen los días contados Dolores Delgado por las escuchas de Villarejo y Pedro Duque por la sociedad para presuntamente no pagar impuestos?

–En toda la información que vamos conociendo lo que subyace es que en España hay gente que considera que el Gobierno de Pedro Sánchez no es legítimo y trata de acabar con él con procedimientos absolutamente reprobables, con chantajes totalmente deleznables e indecentes. La dimisión de los ministros o la convocatoria de elecciones no puede estar forzada de forma torticera por gente que es absolutamente corrupta y que le ha hecho mucho daño a este país y a la democracia.El Gobierno de Sánchez es totalmente legítimo, está dando pasos muy importantes para abordar los problemas de este país y de sus ciudadanos, y tiene mucho trabajo por delante.

–¿ Y cree que la consejera de Sanidad debe dimitir por la gestión de las irregularidades detectadas en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud?

–Sobre esta cuestión el Gobierno y el presidente ya se han pronunciado. Y además de todas las explicaciones que se han dado, el pasado lunes se ha aprobado en el Parlamento la creación de una Comisión de Investigación, que estoy segura que va a aclarar todas las cuestiones que aún hoy se plantean como dudosas por parte de la oposición.

–¿Habrá una solución definitiva para las 367 viviendas con sentencia de derribo en Piélagos, Argoños y Escalante que todavía no han encontrado solución?

–Hemos ido dando pasos importantes en la ejecución de las sentencias.Hemos aprobado el Plan General de Miengo, que supone la legalización de 110 viviendas con sentencia de derribo, hemos dado los primeros pasos para levantar las 102 casas de sustitución en Arnuero por 11 millones y tenemos el compromiso de dar luz verde antes de que termine este mandato a los planes generales de Escalante, Piélagos y Argoños por si las 367 residencias afectadas pudieran encajar en los nuevos planeamientos. También hemos dado un impulso al pago de los daños morales e indemnizaciones a los afectados, que nos lo encontramos totalmente paralizados. Ya hemos pagado cerca de tres millones de euros, más de lo que se pagó desde 2007 hasta 2015. Además, estamos con la segunda fase de la rehabilitación ambiental del Alto del Cuco.

«Hemos revertido cada uno de los recortes que hizo el PP al desmantelar la dependencia»

–Como exresponsable de Educación, ¿cómo valora la gestión realizada desde la Consejería del conflicto con los profesores?

–Me causa pena ver el conflicto educativo porque no es bueno para Cantabria y repercute en la dinámica diaria de la educación. Tiene que prevalecer el diálogo y la educación y tiene que volver a ponerse en valor la importante función que hacen los docentes. Porque si cualquier conflicto es malo en cualquier área, desde luego en el ámbito educativo es muchísimo peor. Porque estamos hablando de la formación de nuestros niños y, lógicamente, cuando el clima escolar está crispado y enrarecido, cuando está en conflicto, repercute negativamente en el proceso de aprendizaje de los escolares.

–¿Coincide con los profesores en que desde la Administración se les ha faltado al respeto y se les ha puesto en entredicho?

–Se han crispado los ánimos en los últimos meses entre los profesores y los responsables de la Consejería. El conflicto ha ido en aumento y se han producido declaraciones que no han ayudado a resolver el conflicto, todo lo contrario. De mi etapa en educación, quiero poner en valor la importante labor de los docentes y, sobre todo, me preocupa mucho cómo se ha puesto en cuestión el trabajo y la labor del profesorado. Un cuestionamiento que me duele. Hacía muchos años que no se producía. Es el momento de cerrar esta cuestión y recuperar el clima de normalidad en la educación. El profesorado de Cantabria tiene todo mi respeto y consideración.

«Haré todo lo que esté en mi mano para que el PSOE siga gobernando en Cantabria»

–Con usted al frente del PSOE y Ramón Ruiz al frente de la Consejería, ¿se hubiera llegado a este extremo?

–Es una hipótesis que no podremos saber, puesto que ni yo soy la secretaria general ni Ramón Ruiz es el consejero de Educación. Lo que sí sé y está demostrado con hechos que lo corroboran, es que la trayectoria del anterior consejero de Educación ha sido en todo momento de diálogo y negociación permanente con todos los sectores de la comunidad educativa, de dedicarle muchas horas, todas las que fueran necesarias, para evitar cualquier tipo de conflicto en la educación.

–Una de sus obsesiones al llegar a su departamento fue reimpulsar la política social, ¿cree que lo ha conseguido?

–Nadie puede negar los avances que se han producido ni la realidad que tiene la dependencia. Cuando llegamos había más de 2.000 expedientes en los cajones esperando la renta social básica y desbloqueamos toda esa situación. Hemos revertido cada uno de los recortes que hizo el PP cuando desmanteló el desarrollo de la Ley de Dependencia en la Comunidad Autónoma. Se han rebajado los copagos casi el 18%, incrementado las horas de ayuda a domicilio, acabaremos el año con 550 nuevas plazas concertadas, hay 1.600 personas más recibiendo prestaciones o servicios, hemos hecho la teleasistencia gratuita... En materia de Igualdad hemos incrementado más de un 50% la partida para la lucha contra la violencia de género y hemos reabierto la casa de acogida que cerró el PP y tenemos más pisos tutelados.

–El PSOE ha dicho que Podemos será su socio prioritario para acordar el Presupuesto. ¿Se fía de ellos?

–Si por algo se ha caracterizado este Gobierno es por el diálogo. Intentaremos que salga con el mayor apoyo posible y obviamente está incluido Podemos. No soy una persona sectaria. Por encima de cualquier interés está el de los ciudadanos.

–Hace un año y medio perdió el liderazgo del PSOE y se abrió una brecha interna. Dijo que era una irresponsabilidad que Zuloaga trasladase al gobierno las fracturas de partido. ¿Ya se han superado?

–Veníamos de una situación muy complicada, muy difícil, a la que obviamente no le podemos dar la espalda. Seguramente que hemos normalizado las relaciones y el día a día. En estos momentos estoy centrada en mis competencias como vicepresidenta y en poder llevar a cabo los compromisos que adquirí en la legislatura.

–Entonces, ¿han tenido un acercamiento?

–Hay una relación correcta y normal entre el secretario general y yo.

–¿Cómo ve ahora al PSOE desde que dejó la Secretaría General, mejor o peor?

–Yo creo que ahora el mayor reto que tiene el Partido Socialista es fortalecer la organización, aunar y sumar a todo el partido. Es necesario hacer un esfuerzo por tejer alianzas internas y externas. Todos los socialistas sabemos que la fortaleza y la unidad generan confianza en los ciudadanos para seguir transformando esta región y que al PSOE cuando mejor le ha ido ha sido cuando ha estado unido.

–¿Dónde se ve tras elecciones? ¿Le gustaría ir en las listas de Zuloaga?

–Esta es una cuestión que no me corresponde a mí decidirla, ni decirla. Lo que sí le puedo decir, es que siempre he estado donde el partido me ha necesitado. Entré en política y en el Partido Socialista muy joven y la política forma parte de mi vida y no la voy a abandonar nunca. Soy una política de vocación, una servidora pública y una gran defensora de la política. He tenido a lo largo de estos años distintas responsabilidades, y he procurado dar lo mejor de mí misma y responder a ellas desde la honestidad y trabajando intensamente. En cualquier caso, creo que actualmente el futuro en política es el presente. Y lo que ocurra en el futuro dependerá de los escenarios que se planteen en cada momento. Yo haré todo lo posible para que el PSOE siga gobernando en Cantabria, porque es bueno para los ciudadanos.