Cantabria se sitúa a la cola de España en la reducción de emisiones de CO2

Cantabria se sitúa a la cola de España en la reducción de emisiones de CO2
Antonio 'Sane'

En 2016 se emitieron a la atmósfera 2,4 millones de toneladas, un 16% menos que el año anterior y solo Galicia arrojó peores datos. Solvay y Cementos Alfa son las fábricas con mayores emisiones

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El cambio climático llama a la puerta con veranos extraños y sequías prolongadas. Los gases de efecto invernadero amenazan desde la cotidianeidad -coches, gestión de residuos, consumo de energía- y Cantabria presenta datos que la sitúan a la cola de España en la reducción de las emisiones de CO2. En 2016, la comunidad registró casi 2,4 millones de toneladas de CO2, el 1,91% del total nacional, y los datos del Observatorio de la Sostenibilidad (OS) sitúan a la región entre las comunidades que menos redujeron esas emisiones, tan solo un 16%. Únicamente Galicia (-14%) tuvo un peor comportamiento. La campeona en cuidar el ambiente en 2016 fue La Rioja, que redujo sus emisiones un 76% . Los principales causantes de las emisiones fijas en Cantabria son Solvay, Cementos Alfa y Repsol Química, en cuanto a fuentes fijas se refiere. Las emisiones per capita en Cantabria ascendieron a 4,12 toneladas métricas por habitante, casi el doble que la media nacional (2,6) y el cuarto valor más elevado del país.

Aún así, Cantabria junto a Extremadura, Madrid y Navarra son de las que menos aportan al total del país al tener una economía menos basada en el carbón. La primera es Andalucía con 22 millones de toneladas, lo que supone un 18,2% del total de emisiones del país, seguida de Asturias con 17 millones

La información elaborada por el Observatorio con datos del RENADE (Registro Nacional de Emisiones) dice que Cantabria ocupa el puesto número 13 del ranking nacional de 2015 en emisiones fijas de CO2 , con una producción de 2,4 millones de toneladas equivalentes de carbono.

Según dicho informe, el panorama de emisiones fijas de Cantabria está muy atomizado. No existen grandes plantas de generación de energía, pero sí una notable industria cementera, plantas con procesos de combustión e industria química y de producción y transformación de metales.

Emisiones en Cantabria

1.-Solvay
En 2016 emitió un total 1.140.796 toneladas métricas, y acapara un 47,56% de las emisiones totales autonómicas
2.- Cementos Alfa (Mataporquera)
con 303.677 toneladas, el 12,6% de las emisiones totales
3.- Repsol Química (Marina de Cudeyo)
186.035 toneladas y el 7,7% del total regional
4.- Ferroatlántica (Camargo)
157.987 toneladas y el 6,6%
5.-Global Steel Wire (Santander)
Con 121.035 toneladas, el 5%
6.-Dolomitas del Norte (Voto)
Emitieron 115.570 toneladas, el 4,8% de toda la región
7.- Columbian Carbon Spain SA (Gajano)
108.225 toneladas y el 4,5%
8.-Sidenor (Reinosa)
59.738 toneladas y el 2,5%.

Pesquera: Desde lo local

Las emisiones de gases de efecto invernadero no tienen que ver solo con esos puntos fijos cuyas principales representaciones son las grandes fábricas. Tienen que ver con muchas otros gestos cotidianos como el transporte, el tratamiento de los residuos o el consumo de energía. Un ejemplo de cómo ir desde lo local a lo general, o la importancia de lo pequeño, lo pone la Feria del Queso de Pesquera y un proyecto piloto para medir y reducir sus emisiones de CO2.

Feria del Queso de Pesquera
Feria del Queso de Pesquera / DM

Durante la edición de este año, se emitieron 4,29 toneladas de CO2 y equivalentes a la atmósfera. Si es mucho o poco lo valora David Gutiérrez, director de la Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural de la Red Cántabra de Desarrollo Rural. «Se trata de un valor muy alto para una feria que es muy pequeña», apunta, y más teniendo en cuenta que de esas 4,29 toneladas, todas, menos 0,6, estaban relacionadas con el transporte que utilizaron los productores de la feria para llegar a Pesquera. No se tuvieron en cuenta los vehículos. Y es que la suma de los kilómetros recorridos por los 80 artesanos participantes -la mayoría en vehículos diésel y solo uno andando- fue de 18.498, o lo que es lo mismo, cinco vueltas a la península Ibérica o ir y volver hasta Mongolia. Esas otras 0,6 tonelada restantes tienen que ver con la gestión de residuos y el consumo de energía.

Por todo ello, desde la Oficina de Sostenibilidad se proponen medidas correctoras, como la plantación de arboles autóctonos que actúen como reservorios de carbono, fomentar el transporte público y mejorar la gestión de los residuos.

 

Fotos

Vídeos