Casares será el candidato del PSOE al Congreso y dejará el Ayuntamiento de Santander

Pedro Casares y Pablo Zuloaga./Javier Cotera
Pedro Casares y Pablo Zuloaga. / Javier Cotera

Luis Santos Clemente ha renunciado a repetir como número uno en las listas por razones personales, según fuentes del partido

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

El PSOE dará un vuelco total a sus listas electorales en Cantabria. Todo indicaba que el exsindicalista Luis Santos Clemente volvería a repetir como número uno de los socialistas en el regreso a las urnas del 10-N tras los buenos resultados del pasado mes de abril, cuando los socialistas se erigieron como primera fuerza regional con dos escaños, pero fuentes del partido han confirmado a este periódico que no será así. Pedro Casares, uno de los hombres de confianza de Pedro Sánchez en la comunidad y concejal en el Ayuntamiento de Santander desde hace seis años, será el candidato cántabro del PSOE al Congreso de los Diputados.

Ver más

Los cambios en la lista se precipitaron en las últimas 24 horas. Fuentes socialistas explicaron que el propio Clemente comunicó ayer mismo a la dirección del partido su renuncia a la candidatura por motivos personales, pese a que esta misma semana había mostrado su voluntad de repetir como número uno y llegó, incluso, a ponerse a disposición del partido para lo que hiciera falta.

Con su designación como número uno al Congreso, Casares consigue dar ese salto a la política nacional que ambiciona desde hace años. A nadie coge por sorpresa -ni en el PSOE ni fuera de él- que su papel como líder de la oposición en el Ayuntamiento de Santander se quedaba pequeño para sus aspiraciones. Sobre todo al no haber conseguido arrebatar la Alcaldía al PP en las dos últimas legislaturas. La imposibilidad de arrancar un pacto con el resto de fuerzas para desbancar a Íñigo de la Serna y a Gema Igual le relegaron a un rol secundario y limitado en la política municipal, pese a su protagonismo en la renovación encabezada por Pablo Zuloaga en el partido. Su importancia clave en ese nuevo PSOE cántabro que irrumpió en Bonifaz, en Peña Herbosa y en el Parlamento no se correspondía con el segundo plano al que se había visto abocado permanecer en el Consistorio de la capital.

El concejal da el salto a la política nacional tras dos intentos fallidos de ser alcalde de la capital

Los rumores sobre su promoción nacional sonaron con fuerza ya en las pasadas elecciones generales. Sobre todo, por la relación personal que le une con el presidente del Gobierno en funciones. Casares mantiene una amistad muy cercana con Pedro Sánchez, fue uno de sus defensores acérrimos durante las luchas internas con Susana Díaz, organizó su campaña de primarias en Cantabria y ahora forma parte de su Ejecutiva nacional. Si quería ir a Madrid sólo tenía que elegir el momento adecuado, y eso se lo ha brindado una repetición electoral que no gusta a casi nadie en el PSOE cántabro pero que a él le da la oportunidad de promocionarse tras el fallido intento de ser alcalde de Santander.

Nuevo director de Trabajo

Casares, de 36 años, doctor en Economía, profesor de la Universidad de Cantabria y secretario general del PSOE santanderino no será la única modificación que el PSOE cántabro haga en sus listas. Gustavo García fue uno de los tres senadores socialistas que logró el partido en las pasadas generales, pero no repetirá como número dos esta vez. García tomará posesión como director general de Trabajo en la Consejería de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria. Es uno de los últimos puestos de confianza que quedaban por confirmar antes de que se conozcan los nombres de los directores de las empresas públicas.

El de Casares será uno de los pocos cambios que el PSOE haga en sus listas tras decidir que no se convoquen de nuevo primarias para elegir a los candidatos. El próximo fin de semana se confirmará esa apuesta porque repitan los mismos nombres en la medida de lo posible, ya que hay comunidades en las que los aspirantes de abril tienen ahora responsabilidades en gobiernos o ayuntamientos y los estatutos del partido no permiten la duplicidad de cargos.

Será el próximo 28 de septiembre cuando el Comité Federal se reúna en Ferraz para confirmar la resolución, que se tomará en la Ejecutiva del día anterior, de no convocar primarias. Y el 30 de este mes la Comisión Federal aprobará las listas definitivas que se presentarán a las generales.

Casares mantiene una estrecha amistad con Pedro Sánchez y forma parte de su Ejecutiva

Aunque todavía no son oficiales los nombres que acompañarán a Casares en la lista, todo apunta a que la exalcaldesa de Camargo María Jesús Calva podría insistir como número dos para conservar el escaño en el Congreso que consiguió en abril. En el Senado, al margen de la baja de Gustavo García, está previsto que continúen María Isabel Fernández y Rocío Rábago como aspirantes.

El reto de Casares el 10-N será como mínimo repetir la gesta histórica del PSOE cántabro de hace cinco meses, cuando por primera vez en 26 años superó al PP en la región, ganó las elecciones con más de 90.000 votos y logró dos diputados en el Congreso.

El resto de partidos van confirmando sus candidatos a cuentagotas. Ciudadanos tampoco repetirá primarias y Rubén Gómez intentará conseguir de nuevo un sillón en Madrid. José María Mazón volverá a pelear por ese puesto del PRC en el Congreso y Diego Movellán peleará por recuperar el terreno perdido por el PP.