Sergio Bastard te hace la cena en Cabárceno

Sergio Bastard te hace la cena en Cabárceno
Javier Cotera
Cantabria

El Parque de la Naturaleza propone una nueva experiencia para disfrutar de la gastronomía cenando en la telecabina

DM .
DM .Santander

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno pone en marcha una nueva experiencia que consiste en dar cenas en su telecabina con un menú elaborado por el chef Sergio Bastard, y poder disfrutar así de la gastronomía y de las mejores vistas de este espacio natural.

Esta nueva experiencia, que se desarrollará cinco viernes por la noche en julio y agosto, se ha denominado 'Las cenas de Cabárceno by Sergio Bastard'.

Para este proyecto, Sergio Bastard, copropietario de la Casona del Judío y conocido por su paso por el concurso televisivo 'Topchef', ha elaborado una propuesta gastronómica con veinte 'bocados gourmet' en la que están presentes sus especialidades y recetas, en «un claro homenaje a la gastronomía de Cantabria».

Sergio Bastard, que ha tenido la idea de esta nueva experiencia en Cabárceno, ha dicho que para él es muy especial« poder trabajar este proyecto y ha añadido que lo que busca es contribuir a »dar valor« a Cantabria, una «tierra verdaderamente infinita» a la que «todos pueden sumar su granito de arena».

El menú

Las cenas que se ofrecerán en la telecabina consistirán en veinte «bocados gourmet»: macarrón salado con mantequilla de alga codium; anchoa pistacho con higo; bocarte marinado en salmuria, pan de té y capuchina; ostra con brote del rocío; tartar de langostino con holandesa; pan aéreo con jamón de Waygu; huevas de oro con mahonesa salmuria; pequeña ensalada de perrechicos; steak ibérico; y bao con rabo de buey.

También se servirá nigiri de chipirón; cous-cous con rillette de pichón; melón con jamón ibérico; bocata crujiente con maganos; verdura de temporada; barquillo relleno de cremoso de guisante; macarrón dulce de frambuesas; milhojas de crema de vainilla; canelle de ron; y confitura de tomate y perejil.

Bastard ha explicado que ha ideado un menú que ha de ser «dinámico» para adaptarse al espacio y las condiciones de las cabinas y también a esta experiencia, en la que es importante que el comensal también disfrute del paisaje.

Y ha añadido que se servirán tres bebidas diferentes, cócteles, vinos y champán, todo ello con un precio de 60 euros por comensal.

Las cenas se desarrollarán en la línea triangular de la telecabina de Cabárceno: la línea 1 que parte y llega a la estación de los elefantes, y que pasa por el mirador de Rubí y Osos.

Javier Cotera

Los platos se servirán en tres paradas, de modo que se iniciará el recorrido en la estación de los elefantes con un primer servicio de ocho bocados y un cóctel, para continuar en la parada del mirador del Rubí con un segundo servicio de cinco picas, y terminar con la tercera entrega en el intercambiador de osos.

Durante el trayecto en la telecabina, tres camareros y dos cocineros atenderán a los clientes en cada parada e introducirán cada entrega con su respectiva maridaje. La capacidad máxima por cena será de 152 personas y en cada una de las telecabinas, en las que normalmente caben ocho personas, habrá cuatro comensales.

El recorrido en la telecabina tendrá una duración de unos 45 ó 50 minutos, y los comensales serán recibidos en carpas ubicadas en la estación de elefantes con un cóctel de bienvenida amenizado por música en directo y serán despedidos en el mismo lugar con un combinado/cóctel.

Las cenas serán cinco viernes de julio y agosto, los días 6, 13 y 27 de julio y 10 y 17 de agosto. Quienes participen en esta experiencia deberán entrar al Parque por la entrada del Lago del Acebo. En total la experiencia gastronómica durará en torno a una hora y media.

Las reservas se harán a través de la Casona del Judío (restaurante@casonadeljudío.com) o en los teléfonos 942342726 y 648446937.

El consejero de Turismo de Cantabria, Francisco Martín, ha destacado que estas cenas en la telecabina son una propuesta «absolutamente novedosa» y ha hecho hincapié en el «reto» que supone este proyecto para los gestores de la telecabina, que tiene que ralentizar su velocidad normal para estas cenas, y para el propio Bastard.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos