Industria calcula que en 18 meses «se comenzará a explotar la mina de zinc del Besaya»

Industria calcula que en 18 meses «se comenzará a explotar la mina de zinc del Besaya»
DM

El consejero Francisco Martín asegura que las empresas tendrán «doce meses para decidir si les es rentable y presentar un plan de explotación»

DM .
DM .Santander

El consejero de Industria, Francisco Martín, ha adelantado que, en principio, se calcula que en un plazo «mínimo» de 18 meses comenzarán a realizarse las primeras «actuaciones mineras» en la mina de zinc del Besaya.

Martín, a preguntas de los periodistas, ha explicado que, una vez que han sido adjudicados los terrenos para la explotación de la mina, se ha abierto una plazo para que las empresas adjudicatarias elaboren estudios para ubicar y evaluar la cantidad de zinc existente en las zonas que les han correspondido.

Las empresas tendrán doce meses para decidir si les es rentable la explotación y para presentar un plan, en un plazo mínimo de ocho meses y máximo de dos años, según ha precisado el consejero.

Ver más

Martín, dado el «precio alto» que actualmente tiene el zinc, se ha mostrado «seguro de que las empresas van a ser muy rápidas» en la elaboración de sus planes de explotación, por lo que augura que «probablemente en un año» ya estén solicitando los permisos de explotación, con lo que aproximadamente en un año y medio podría dar comienzo la actividad minera en los terrenos que les han sido adjudicados.

El consejero ha informado de que la Dirección General de Industria otorgó el pasado viernes, siguiendo un «orden de prelación», los derechos de exploración de las seis cuadrículas en las que se han dividido los terrenos, tal y como ha adelantado hoy este periódico.

Así, «pensando en grandes operadores mineros», de las dos zonas del yacimiento, la de Udías le ha correspondido a la empresa australiana Slipstream Resources y la de Reocín ha sido adjudicada a la canadiense Cantábrica de Zinc (filial de Emerita Resources).

Las otras cuatro empresas que se reparten cuadrículas en terrenos de Santillana del Mar, Suances, Alfoz de Lloredo y Ruiloba son para Apia XXI, Áridos y Hormigones del Deva (Grupo Candesa), Atalaya Riotinto y Hormisa (Grupo Sadisa).

«Fuente de riqueza y empleos»

Martín ha hecho hincapié en que la explotación de la mina de zinc del Besaya será una «fuente de riqueza» para la comarca y para toda Cantabria y que tendrá una «mínima afección ambiental», porque la explotación de mineral «no va a ser a cielo abierto», sino que será subterránea.

Al respecto, ha enfatizado que la empresa canadiense, incluso, utilizará un sistema que con un sólo sondeo desde el exterior se llevarán a cabo otros «en forma de racimo» bajo tierra, con lo que «la afección será mínima».

«Vamos a contar con las mejores técnicas y las mejores empresas», ha opinado Martín, para quien será «la siguiente generación» la que podrá valorar la nueva explotación de la mina de zinc, un «proyecto capital», que, según ha destacado, creará 1.200 puestos de trabajo directo y unos 2.000 indirectos.