«Quien crea que los concursos de belleza denigran a la mujer, tiene un problema»

Ainara, la representante española, tiene 21 años./DM
Ainara, la representante española, tiene 21 años. / DM

Ainara de Santamaría es la representante de España en Miss Earth 2017 | La joven de Argoños participa este sábado por la noche en la final que se celebra en el Mall of Asia en Manila

Leticia Mena
LETICIA MENASantander

Soñó con ser veterinaria, policía, arqueóloga... Pero Ainara de Santamaría puso todo su empeño en hacer realidad los desfiles que imaginaba en el pasillo de casa. El primero fue en un bar de Colindres al que su padre le apuntó al ver que la niña tenía maneras. Aquel día cambió todo. Hoy, esta cántabra (de Argoños) de 21 años representa a España en el certamen de Miss Earth que se celebra esta noche en Manila (Filipinas). La diferencia horaria es de siete horas. Con ir ella ya ha ganado, pero un jurado decidirá si merece llevar la corona de la más guapa de la Tierra y coger el relevo de la ecuatoriana Katherine Spring.

-¿Nerviosa? Esta noche es la gran final en el Mall of Asia de Manila.

-Sí. No te lo voy a negar. Llevamos aquí desde el 8 de octubre y estamos agotadas, pero hoy voy a darlo todo.

-Las apuestas dicen que es una de las ocho favoritas.

-Sí, eso parece. Pero aquí somos 86 candidatas y te prometo que todas merecen ganar.

-Este certamen es especial porque no solo valoran la belleza exterior...

-Así es. Todas tenemos carreras y tenemos que defender una causa medioambiental. Esto es más que caras y cuerpos bonitos.

-¿Qué causa ha defendido?

-La lucha contra los incendios forestales. En España acabamos de vivir una oleada horrible de fuegos intencionados. Esto tiene que acabar. Los bosques y nuestros montes son los pulmones del planeta. Tenemos que concienciarnos de esto y ser duros con los pirómanos.

-¿Qué le diría a los que piensan que los certámenes de belleza denigran a la mujer?

-Que se equivocan completamente. Quien piense así tiene un problema. Todas estamos aquí porque soñamos con esto sin hacer daño a nadie.

-Miss Perú ha sido reveladora al hablar de sus medidas...

-Sí. Ha dicho que sus medidas son 2.202 casos de feminicidio. Es maravilloso comprobar que desde un certamen de belleza se pueden lanzar mensajes con tanto impacto y poner el foco en lo que de verdad importa.

-La imagen de Miss España quedó totalmente denostada...

-Es una pena porque detrás había muchas chicas con grandes sueños. Espero que algún día Miss España vuelva con una imagen renovada y que nuestro país apueste por la belleza como lo hacen en Sudamérica, por ejemplo. Allí lo viven de una manera muy especial. Me ha costado mucho llegar hasta aquí y nunca he dejado de formarme.

-¿Qué estudia?

-Psicología por la UNED y, aunque estos meses me he dedicado más a prepararme para Miss Earth, lo retomaré en cuanto pueda.

-¿Si gana, también?

-Seguro. Tener estudios es fundamental. La belleza se irá, el título pasará, pero lo que estudiamos, lo que nos formemos, irá siempre con nosotras. Tener cultura es fundamental.

-¿En qué se ve trabajando dentro de diez años?

-Me encantaría abrir mi propia agencia de modelaje y formar a chicas para este mundo. En Cantabria estamos muy huérfanas y siempre tenemos que irnos fuera.

-Entonces se irá...

-Probablemente tenga que hacerlo por trabajo, pero me gustaría seguir viviendo en Cantabria porque es un sitio único.

-Si volviera a nacer, ¿qué cambiaría de lo que ha hecho?

-Creo que nada. Lo que he ido haciendo me ha traído hasta aquí, y representar a España es un sueño.

-¿Qué echa de menos al llevar tanto tiempo fuera de su casa?

-Todo. A mis padres, a mi hermano, a mi chico, la comida, salir a correr por la playa, por las mañanas...

-¿Qué le dice su chico?

-Bryan está muy orgulloso. Su apoyo ha sido fundamental en estos meses. Cree en mí y no deja de animarme. De hecho ha venido a Manila con mis padres para ver la final.

-¿Qué ha estado haciendo allí todo este tiempo?

-Hemos tenido que defender una serie de competencias, que es como se llama aquí a cada fase. Ya hemos hecho la de cara lavada, la de inteligencia, la de baño y la de traje nacional.

-¿Quién le ha dejado la ropa que lleva?

-He traído vestidos de Petro Valverde, Sonia Peña, de Wish key y del diseñador de Cantabria Carlo Vega, pero casi todo he tenido que comprármelo yo.

-¿Cómo se ha preparado para llegar ahí?

-Físicamente, como todas: buena alimentación, deporte, la piel me la ha cuidado María Jesús Hurtado y el pelo, mi amiga Becover. Pero lo más importante es cuidarse mentalmente. Me leí el libro 'El secreto', de Rhonda Byrne, y me ha ayudado mucho.

-Ese libro habla de la ley de la atracción, ¿no?

-Eso es. Aunque parezca una tontería está claro que si piensas que no vas a ganar no lo harás. Si piensas que puedes hacerlo, estarás llena de energía positiva.

-¿Cree que puede ganar?

-No puedo dejar de pensarlo. Si no gano, me llevo la experiencia. Pero yo tengo que estar positiva hasta el final.

-¿Es verdad que no las dejan comer como siempre se escucha en estos certámenes?

-Aquí podemos comer de todo. De hecho, mientras hablo contigo, estoy en el bufet del hotel y puedo coger lo que yo quiera. Es verdad que hay días que tenemos que estar todo el día de un lado para otro y nos avisan para que desayunemos fuerte. Cada una puede comer lo que quiera, pero todas sabemos que una buena y equilibrada alimentación siempre nos ayudará a tener mejor cuerpo y una salud sobresaliente. Cada una se marca sus límites.

-¿Se le gana por el estómago?

-Sí. Me encanta ir a La Taberna del Herrero, de Santander, y lo que más me apetece cuando todo esto pase es organizar una cena con toda mi familia.

-Si al volver a España le propusieran entrar en un reality de la televisión, ¿qué haría?

-El único que me llama un poco la atención es Supervivientes, pero debe ser durísimo.

-¿No le haría ascos a la tele?

-Siempre que se me respete como mujer, no. De hecho me encantaría tener la oportunidad de actuar en alguna serie. Ese sería otro de mis sueños.

-¿Volveremos a leer sus colaboraciones en Cantabria DModa?

-Por supuesto. El canal de tendencias de El Diario Montañés me ha aportado mucha visibilidad. En mi sección os contaré muchas cosas de todo lo que he vivido aquí.