Ocho carreteras continúan cortadas por los argayos, que superan los 170

Estado del argayo de Ruente a la mañana siguiente / Javier Rosendo

Los trabajos de hoy se centran en la recuperación de las infraestructuras | El servicio de tren a Madrid se restablecerá a las cuatro de la tarde del sabádo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Los efectivos de emergencias y sus responsables se centran hoy en la recuperación de infraestructuras. Desde las canalizaciones de agua potable que se han visto afectadas a las carreteras, puentes y vías de ferrocarril, donde las balsas de agua y, sobre todo, los desprendimientos, causaron estragos en la jornada del jueves. De momento no se habla de cantidades económicos pero sí se van haciendo listados e informes de situación, especialmente de cara a prevenir sorpresas en los próximos días pues el terreno está inestable.

Según los informes emitidos por Emergencias del 112 y por la Delegación del Gobierno, en Cantabria permanecen cortadas ocho carreteras y este mediodía se han registrado nuevos desprendimientos que han dejado incomunicados durante algunas horas otros tres pueblos Collado, Villasuso y Villayuso, todo en Cieza. Los accesos a estos dos últimos quedaron abierto en la tarde.

Continúa cortada la N-643 a su paso por el puerto de Lunada, la N-611 en Pesquera y Los Corrales de Buelna, la CA-802 en Collado, la CA-662 Regules-Los Tornos, la CA-804 en Los Llanos, la CA-425 en Hoz de Anero, la CA-180 en Ruente y la CA-281 entre Puentenansa y Piedrasluengas. Con incidentes que permiten el paso se registran 26 vías más, entre ellas la A-67 con un carril inhabilitado a la altura de Riocorvo.

Desde Delegación del Gobierno, donde esta mañana se ha celebrado una reunión con los responsables de las diferentes áreas de la Administración del Estado, se informa de que continúa cerrado el carril derecho de la A-67 a la altura de Riocorvo, en sentido Reinosa, donde un argayo pone en peligro la seguridad vial por riesgo de nuevos desprendimientos. En este punto se puede circular por los otros dos carriles y los operarios trabajan «a pleno rendimiento» para poder abrirlo de nuevo a la circulación.

Se continúa trabajando en la N-611 para retirar un argayo que se produjo anoche a la altura de Pesquera que ha obligado al corte total de esta vía. En cualquier caso, no hay problema para pasar las Hoces de Bárcena porque entre Pesquera y Bárcena de Pie de Concha hay vías alternativas por las que se desvía a los conductores. Los responsables de la red de carreteras están localizando «puntos problemáticos» para buscar soluciones.

Arriba, el argayo de Cieza y abajo Revilla en el Argayo de Ruente / Sane/ Palomeque

El argayo de Ruente es el que más preocupa. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha recorrido hoy las zonas más afectadas, ha asegurado que los trabajos aquí «van para muy largo», porque se trata de «una auténtica chapuza», quizás «la más grave que hay que atender en este momento, ya que deja aislado el Valle de Cabuérniga».

Se contempla, según ha explicado, que la UME realice un puente de carácter transitorio que cruce el río más abajo y que, por parte del Gobierno de Cantabria, se realicen dos kilómetros de carretera hasta enlazar con la autonómica. De esta forma, se podría salvar un argayo «como pocos» ha visto en Cantabria el presidente.

El de Ruente supera, según Miguel Ángel Revilla, cualquier solución a corto plazo que sí se puede dar en otros de los 171 argayos producidos en las últimas horas en Cantabria y obligará a «habilitar una partida presupuestaria de emergencia». «Esto es espectáculo terrible», ha concluido el jefe del Ejecutivo.

En total, Revilla ha informado de que hay 171 argayos, pequeños o grandes, en toda la región, por lo que cree que habrá que habilitar una partida especial de emergencias, con la «prioridad absoluta» de no dejar a nadie aislado.

«Evaluaremos si se abre una partida de emergencia y si eso habrá que tirar de otras. Cuando hay una prioridad es una prioridad, hay que atenderla, son vasos comunicantes«, ha asegurado a EFE.

Además de las ayudas que se pidan al Estado, Revilla ha abierto la puerta a solicitar créditos. «Esto no es un endeudamiento de gastos corrientes, sino de emergencia, y yo creo que eso está previsto que se autorice, que podamos endeudarnos para una cosa de estas», ha agregado.

En su opinión, «si mañana ocurre una catástrofe, hay que dar respuesta a los ciudadanos, y ahí no vale ni Unión Europea ni regla de gasto».

Las vías del tren

En cuanto a las conexiones por vía férrea, la línea de Feve entre Santander y Cabezón de la Sal volvió a abrirse a las ochod e la tarde. El responsable de Adif en la reunión, Vidal García, ha asegurado que la red ferroviaria convencional, es decir la línea Santander-Madrid, ha sufrido varios desprendimientos de tierra en Lantueno y Las Caldas. «Lo peor» se sitúa entre Las Fraguas y Los Corrales de Buelna, donde un Alvia quedó atrapado entre dos desprendimientos de tierra, piedras y vegetación. No obstante la previsión es que la situación quede solventada a las 16.00 horas del sabado cuando se recuperará la circulación de trenes aunque con limitación de velocidad hasta que se asegure el terreno. Mientras, se mantienen los transbordos en autobús entre Torrelavega y Reinosa, aunque se espera que esta tarde el transbordo ya pueda realizarse entre Los Corrales de Buelna y Reinosa.