El PRC enfila la próxima legislatura con Santander en su punto de mira

Íñigo Claramunt, Rafael De la Sierra, Paula Fernández, Diego García y Bernardo Colsa, durante la presentación de la ponencia./Roberto Ruiz
Íñigo Claramunt, Rafael De la Sierra, Paula Fernández, Diego García y Bernardo Colsa, durante la presentación de la ponencia. / Roberto Ruiz

Los regionalistas, que se consideran «el único partido que está unido», dicen que la capital será «un objetivo estratégico» los próximos cuatro años

NACHO GONZÁLEZ UCELAY SANTANDER.

El vicesecretario y secretario de Organización del PRC, Rafael de la Sierra, aseguró ayer que el Ayuntamiento de Santander será «uno de los objetivos estratégicos» de la formación la próxima legislatura, que los regionalistas abordarán con «honradez, cercanía, eficacia, solidaridad, transparencia» y de una manera bastante saludable «porque somos el único partido político que está unido».

De la Sierra se pronunció en estos términos durante el acto de presentación de la ponencia política que mañana domingo va a debatir en el congreso regional del PRC, acto en el que Miguel Ángel Revilla será reelegido secretario general y proclamado candidato a la Presidencia de Cantabria.

El secretario de Organización, que recordó que esa ponencia recoge las líneas maestras de su partido durante los próximos cuatro años -«y una modificación de los estatutos derivada fundamentalmente de los cambios producidos en la normativa de los partidos políticos»-, explicó que el congreso regionalista se va a desarrollar bajo el lema 'Cantabria gana', un eslogan que «responde a lo que ha ocurrido con la presencia del PRC en el Gobierno desde el año 1995».

«Huimos de esa especie de despotismo ilustrado del que hacen gala otros gobiernos»

Luego, poniendo sobre la mesa las iniciativas de mayor relevancia, De la Sierra se detuvo en Santander, al que él mismo se refirió como un «objetivo estratégico».

«Queremos hacer una apuesta por la capital porque consideramos que tenemos alternativas para la ciudad», dijo el vicesecretario del PRC, que piensa que las discrepancias entre los partidos políticos no surgen a la hora de valorar cuáles son las necesidades de Santander sino que afloran en el momento de decidir cómo afrontarlas.

«Nosotros huimos de esa especie de despotismo ilustrado del que hacen gala algunos gobiernos, aquellos que se piensan que están en posesión de la verdad absoluta e imponen unas soluciones, que, luego, resultan fallidas obligando recti- ficar una, dos y hasta tres veces, provocando daños irreversibles a la economía de la ciudad y a los propios ciudadanos», dijo De la Sierra, que considera que, en este punto, «tenemos que aplicar dos principios esenciales en la política ciudadana: cercanía y sentido común».

Que son, afirmó a continuación, dos de los principios en los que quiere basar el PRC su acción política los próximos cuatro años.

«La trayectoria de nuestro partido se cimenta sobre esos y otros principios, como la honradez en el ejercicio de la función pública; la eficacia en la acción de gobierno; la solidaridad con las personas más necesitadas; el regionalismo como auténtica ideología de nuestro partido, que no atiende a instrucciones que llegan de fuera para tomar las decisiones que considere oportunas en la defensa de los intereses de la región, a diferencia de otros tradicionales que actúan como franquicias; la internacionalización de Cantabria; y la unidad».

Un principio, este de la unidad, que según él no está al alcance de todos los partidos.

«Ahora mismo, el único partido que se muestra realmente unido de cara al interior y de cara al exterior es el PRC, lo cual no quiere decir que no haya discrepancias internas, ni que no las haya habido antes ni que no las vaya a haber después, sino que si las hay se resuelven a través del diálogo», matizó el vicesecretario, que aseguró para terminar que ese principio es determinante «porque ofrece a los ciudadanos una sensación de seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos