Fallece el escritor, cantautor y periodista cántabro José Ramón San Juan

Fallece el escritor, cantautor y periodista cántabro José Ramón San Juan
Javier Cotera

Redactor jefe de El Diario Montañés hasta su jubilación en 2010, su verdadera pasión fue la música y la poesía, a partes iguales

CONSUELO DE LA PEÑASantander

Periodista, cantautor y escritor cántabro, por este orden, José Ramón San Juan (Santander, 1946) falleció en la noche del miércoles, dejando tras de sí una prolífica herencia poética y musical. Artesano de la palabra, pero también con una curiosidad enorme por las texturas y colores de los sonidos, su destino profesional fue el periodismo. Fue su padre, Ramón San Juan Corrales, director de El Diario Montañes durante cuatro años –hasta que en 1974 fue sustituido por Manuel Ángel Castañeda–, quien inoculó al joven José Ramón el gusanillo por el oficio, y pronto se habituó a convivir con las palabras.

Cursó sus estudios en la Escuela de Periodismo de Madrid, donde coincidió en las aulas con el periodista deportivo José María García y el conocido crítico de cine Carlos Pumares Pardo. Aunque su primera incursión en la profesión fue en el diario Informaciones, de Madrid, donde trabaja un joven Juan Luis Cebrián, que llegó a ser subdirector del medio, su carrera profesional ha estado estrechamente ligada a El Diario Montañés, donde ejerció como redactor jefe desde 1974 hasta su jubilación en 2010, y durante un tiempo, entre 1981 y 1984, fue también director de Hoja del Lunes, editada por la Asociación de la Prensa de Cantabria.

Responsable de las áreas de Nacional e Internacional en El Diario, San Juan puso en marcha también un suplemento cultural que sería el antecedente del actual Sotileza, en el que puso mostrar su amplia formación cultural. Lo denominó 'David', en alusión al héroe bíblico, y se ilustraba con una figura del pequeño hombre con una honda en la mano, que se enfrenta al gigante Goliat. «Era una metáfora de cómo el pequeño y el débil consigue vencer al fuerte», recordaba hoy Manuel Ángel Castañeda, convencido de que su compañero «era más escritor y poeta que periodista».

Publicaciones

De hecho, fue un escritor y poeta de publicación tardía. Publicó su primer libro, 'Un fracaso ineludible y otros relatos', en 2011 en la editorial cántabra El Desvelo, que dirige el también periodista Javier Fernández Rubio. En él exhibió sus dotes como creador de historias al hablar de su particular visión del mundo, un universo hostil donde, sin embargo, hay espacio para mantener viva la ilusión. A partir de entonces, San Juan estrechó su colaboración con la editorial cántabra, de la que ya no se separó, y realizó la traducción, prólogo, epílogo y notas de la novela 'Oliver o el secreto' (2013), de Claire de Duras. Sus relatos figuran también en las obras colectivas 'La esquina azul del tiempo' (2000), 'Los que duermen juntos' (2010) y 'Sucedió en Santander' (2015). Este mismo año vio la luz su poemario 'Quebrantología', un término inexistente marca del poeta. El libro reunía poemas de dos obras escritas en los últimos seis años, publicados inicialmente en los años 70-80, en la revista 'Peña Labra', de la Institución Cultural de cantabria, y en la antología 'Poetas de Cantabria hoy'.

Con la misma pasión buceó en el ámbito musical. Compositor y guitarrista, San Juan formó parte del colectivo Canción del Pueblo y participó en la génesis de Cantera en los noventa. Editó, entre otros, los discos 'Tierra de Nadie', integrado por nueve canciones propias y dos poemas musicados del poeta canario Agustín Millares y de Antonio Machado, y 'Nación Humana'.

San Juan 'rubiconeaba', formaba parte de esa fauna urbana que se congregaba en torno a la barra de El Rvbicón, bar de culto, referente de la noche y la cultura santanderina, en el que, sólo de vez en cuando, actuó. Serio, de medidas pero visionarias palabras, se valió de un blog, llamado La Espiral, para comentar la actualidad política. Casado con María Cristina Serrano, era padre de dos hijos y tenía dos nietos. El socialista Pedro Casares expresó sus condolencias por la muerte de José Ramón San Juan, de quien elogió su rigor y honestidad profesional.

Ver más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos