Un fallo en la catenaria deja a Revilla y a Mazón tirados en Bárcena de Pie de Concha

Un fallo en la catenaria deja a Revilla y a Mazón tirados en Bárcena de Pie de Concha

La comitiva del PRC se dirige a Madrid donde Mazón debe tomar posesión del cargo de diputado nacional | El tren se ha detenido en Torrelavega y en Bárcena de Pie de Concha, de donde acaba de partir a las 20.55 horas

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZBárcena de Pie de Concha

«Ay, por favor, que me muero», han sido las primeras palabras de Miguel Ángel Revilla tras escuchar la megafonía. A las 19.10 había partido el tren de Santander que debía llevar a la comitiva del PRC a la toma de posesión este martes de José María Mazón como diputado nacional. De nuevo, la catenaria ha entrado en escena. Veinticinco minutos después de haber partido de la capital cántabra, el maquinista ha advertido de una avería a la altura de Bárcena de Pie de Concha cuando el convoy se detuvo por espacio de ocho minutos en Torrelavega.

Instantes después, reemprendió la marcha, aunque sólo pudo completarla hasta Bárcena, donde ha estado detenido hasta que al filo de las nueve de la noche se ha solventado la avería. «Ay, por favor, que me muero. Venid las cámaras. Juro que no he sido yo. Peligra la investidura de mañana de José María Mazón. Me lo temía», ha dicho Revilla en tono irónico a los maquinistas. «En previsión de las posibles incidencias, me he traído una bolsa con chorizo, jamón y una bota de vino por si hiciera falta para pasar la noche», ha añadido entre las carcajadas de los insistentes.

El ministro de Fomento telefonea a Revilla

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha telefoneado a Miguel Ángel Revilla para preocuparse por la situación del tren. El regionalista le ha dicho que «hemos estado parados más de cincuenta minutos», a lo que Ábalos le ha respondido que ya tenía conocimiento de ello. También le ha prometido que el tren (las obras) van a ir, según Revilla, «a toda pastilla a partir de ahora». También le ha prometido adjudicar con celeridad absoluta las actuaciones de la Alta Velocidad (a Reinosa) y el estudio informativo a Bilbao «de manera fulminante».

Después de colgar el teléfono, el presidente regional ha dicho ante los medios de comunicación que le acompañan en el viaje que «la situación es una vergüenza» y que «no nos creemos nada».

Poco después, el tren pudo continuar el viaje, pero solo hasta la localidad de Bárcena. Todos los integrantes de la caravana del PRC se han bajado al andén, donde han expresado su malestar. «Hoy nos ha pasado a nosotros pero le puede pasar a cualquiera. Es una vergüenza», ha destacado Miguel Ángel Revilla, quien ha bromeado con que el Gobierno central va a mandar «un equipo de evacuación» para que «el diputado de oro», en referencia a José María Mazón, «no se quede aquí como concejal de Bárcena de Pie de concha».

El secretario general del PRC ha mostrado su descontento porque esto pase todas las semanas. «Hemos recorrido 54 kilómetros en una hora y cuarto. Y ahora no sabemos cuándo vamos a llegar a Madrid. Más que nunca está justificada nuestra reivindicación de un tren digno». Además, ha confesado que ayer se había revisado la vía para que esto no pasara y así no dar lugar a críticas hacia el Gobierno central.

De momento, el ambiente entre los consejeros del Gobierno, los parlamentarios del PRC y los integrantes de la lista autonómica es festivo por la incredulidad.

Hace unos instantes, les han comunicado que la avería ha sido solucionada y que el tren partirá «en unos minutos».