El bipartito pacta con Cs una rebaja fiscal de 40 millones para desbloquear el Presupuesto

Rosa Valdés, Víctor Casal, Rubén Gómez, Pedro Hernando y Diego Marañón./Sane
Rosa Valdés, Víctor Casal, Rubén Gómez, Pedro Hernando y Diego Marañón. / Sane

A falta de algunos flecos, el acuerdo con PRC y PSOE contempla suprimir el impuesto de Sucesiones y una ayuda de 180 euros al año para autónomos que no alcancen el salario mínimo

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El Gobierno de Cantabria está a punto de poder decir que tiene garantizada la aprobación de los Presupuestos de 2019. Si se cierran los «flecos» que quedan pendientes en la negociación, será Ciudadanos quien ponga el voto positivo que necesita el Ejecutivo para que el Parlamento dé el visto bueno al borrador antes de que finalice el año. El acuerdo se sustenta en la reducción de impuestos por valor de cerca de 40 millones de euros, según han explicado esta mañana los portavoces de los dos socios del bipartito (PRC y PSOE) y de la formación naranja al término de una reunión entre las partes.

Esos 40 millones de euros se explican por la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones para los parientes más cercanos y, en menor medida, bonificaciones del IRPF para guarderías y los empleados del hogar y ayudas para familias monoparentales. Además, habrá una ayuda para los autónomos que no lleguen al salario mínimo interprofesional de 180 euros al año durante cuatro años, para lo que se reservarán cerca de 5 millones de euros.

Al principio de acuerdo se suman otros puntos más abstractos como el estudio de la fusión de empresas y fundaciones públicas para «hacer más eficiente» la administración. A nivel legislativo, han coincidido en la necesidad de introducir cambios para proteger a las personas que denuncian casos de corrupción en la administración, la modificación de la Ley de Caza para que los ganaderos puedan ser pagados en tiempo y forma por los daños del lobo y una modificación de la Ley de Patrimonio con la vista puesta en la Fundación Comillas.

Para los tres portavoces de los partidos -Pedro Hernando (PRC), Víctor Casal (PSOE) y Rubén Gómez (Ciudadanos)- se trata de un buen acuerdo que «beneficiará a todos los cántabros», y especialmente a los trabajadores y a las clases medias y bajas. En su opinión, el recorte de 40 millones de euros en los ingresos no tendrá consecuencias lesivas para el sistema, pero no han anunciado de qué partidas concretas se arañarán.