El Gobierno prevé subir el impuesto de patrimonio y bajar sucesiones y donaciones

El Gobierno prevé subir el impuesto de patrimonio y bajar sucesiones y donaciones

El consejero de Economía asegura que el año que viene no se tocará el IRPF

DMSantander

El consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota, ha adelantado que el Gobierno está barajando incluir en el proyecto de los presupuestos regionales para 2018 una subida del impuesto de patrimonio y una bajada del de sucesiones y donaciones, mientras que el IRPF «no se tocará».

Sota, que prevé presentar el proyecto de los presupuestos en los próximos días en el Parlamento, ha explicado que «el impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos, que está muy alto, lo vamos a bajar. Y el impuesto de donaciones, lo vamos a reducir». Y ha puesto como ejemplo el caso de un padre que done a un hijo 30.000 euros para comprar una casa, lo que supondría pagar un 20% de impuestos, hasta 6.000 euros, lo que Sota considera una «exageración».

Sin embargo, ha explicado que se prevé subir el impuesto de patrimonio, pero ha recalcado que en Cantabria lo pagan «poco más» de 3.500 contribuyentes de los 270.000 que tiene la comunidad autónoma, personas con «patrimonios muy importantes».

Según Sota, las medidas que está estudiando el Gobierno en materia de tributos dentro de los presupuestos para el próximo año son «justas». El consejero ha añadido que la filosofía con la que se trabaja es pedir más esfuerzo a los que más tienen y «aliviarlo» a las personas con más dificultades.

El titular de Economía y Hacienda ha remarcado, además, que el PP no puede dar al Gobierno «lecciones» en materia de impuestos. «Todos sabemos que el señor Montoro ha hecho subidas de impuestos de manera indiscriminada», ha advertido, antes de atribuir al ministro de Hacienda del Gobierno de Mariano Rajoy la mayor subida de presión fiscal en democracia.

Además, ha insistido en que el Estado «debe dinero» a Cantabria, por la financiación del Hospital de Valdecilla y la Fundación Comillas. «No nos regalan nada», ha abundado.

El PP rechaza la subida de impuestos

Para la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, el anuncio de hoy de Sota confirma los vaticinios de su partido con un «aumento» de la presión fiscal en 2018 y cree que el Gobierno regional trata de minimizar el alcance de una reforma con «más subidas que la del impuesto de patrimonio». «Ya han confesado una subida del impuesto de patrimonio y no descartamos que haya más subidas, que nos irán desvelando en pequeñas dosis», ha asegurado la líder de los populares cántabros.

Ha incidido, además, en que «falsear» los datos y «aumentar» la recaudación con un incremento de los impuestos es la «única» manera de cuadrar las cifras de gasto que pactaron socialistas y regionalistas para «cerrar en falso» su crisis de Gobierno.

Según la presidenta del PP, el Gobierno de Cantabria sigue «sin decir la verdad, porque no está contando el verdadero alcance de la reforma fiscal que a día de hoy tiene encima de la mesa con el único objetivo de recaudar más dinero de todos los cántabros». «Porque el Gobierno no busca con esta reforma recaudar lo mismo o menos», ha añadido.

Presupuestos: «Calentando el ambiente»

Por otro lado, Sota también ha contestado a la presidenta del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, que en los últimos días ha criticado el retraso en la presentación del proyecto de los presupuestos y ha advertido de subidas de impuestos. «Creo que (Buruaga) va calentando un poco el ambiente, no sé con qué intención, porque no tiene ninguna propuesta alternativa que hacer», ha manifestado Sota.

El consejero ha reprochado a la líder popular que hable de retraso del presupuesto regional cuando su partido en el Gobierno de la nación no ha presentado el suyo y no se sabe cuándo lo hará. «Que anuncien que igual lo presentan en enero, eso sí que es una falta de responsabilidad. Yo siempre asumo las críticas, pero primero tienes que mirar tu propia casa y después criticar lo que hacen los demás», ha dicho a la presidenta de los populares cántabros.

Sota ha agregado que el borrador del presupuesto no se ha aprobado y no está cerrado, aunque «se han establecido los grandes números en los que se tienen que encorsetar» los ingresos y gastos. Según ha detallado, se está ya revisando el borrador en los contenidos que se han hecho llegar por las consejerías, con los compromisos que deben incluirse «para dar el cierre definitivo».