La Guardia Civil ha destruido nueve artefactos explosivos en lo que va de año

La Guardia Civil ha destruido nueve artefactos explosivos en lo que va de año

La última pieza, una granada, fue encontrada por un hombre que estaba paseando por un monte cercano a Cuena-Valdeolea

DM .
DM .Santander

En lo que va de año, la Guardia Civil ha destruido nueve artefactos con carga explosiva, datados posiblemente en la Guerra Civil. El último ha sido una granada de mano tipo piña que fue localizada en una zona de monte de Valdeolea.

La granada fue encontrada por un hombre que estaba paseando por un monte cercano a Cuena-Valdeolea, y destruida de forma controlada por los Técnicos de Desactivación de Explosivos (TEDAX) en una zona segura.

A pesar de que estaba en avanzado estado de oxidación, la granada conservaba todo su poder destructivo, como el resto de los proyectiles que han sido encontrados en distintas zonas de Cantabria.

Con este hallazgo, la Guardia Civil suma ya cinco granadas y cuatro proyectiles de diferentes calibres destruidos en lo que va de 2019.

Fueron hallados en el Valle de Villaverde, Las Rozas de Valdearroyo, Luena, Valdeolea, el Alto de la Lora, la sierra de Hijar y Villacarriedo.

El instituto armado insiste en el peligro que supone la manipulación de estos artefactos, que puede «acarrear consecuencias fatales para la integridad física», por lo que advierte de que, ante cualquier hallazgo, se debe avisar de forma inmediata al teléfono 062 de la Guardia Civil, sin tocarlos ni moverlos para evitar accidentes.