Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

La Guardia Civil ha intervenido 9.200 plantas de marihuana este año, un 67% más que en 2017

Un agente de la Guardia Civil de Cantabria revisa una de las plantaciones de marihuana detectadas este año en la comunidad autónoma. /DM
Un agente de la Guardia Civil de Cantabria revisa una de las plantaciones de marihuana detectadas este año en la comunidad autónoma. / DM

El acecho de los drones y helicópteros policiales ha hecho proliferar los cultivos de interior. En la mayoría de casos está detrás una red criminal organizada

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El desmantelamiento el pasado mes de septiembre de un punto de producción de marihuana en San Vicente de Toranzo es todo un paradigma de cómo funciona la industria del cannabis en Cantabria. No sólo porque en aquella operación policial los agentes se incautaron de 3.245 plantas, la mayor cantidad de la que se tienen datos en la comunidad autónoma, sino porque ese es un caso perfecto para ejemplificar qué es lo que se encuentran a día de hoy los agentes que luchan contra este tipo de delitos en la región. La mayoría de los episodios siguen las mismas características: el cultivo se realizaba en el interior de un inmueble, detrás de él estaba una organización fuertemente especializada y se detecta gracias a la colaboración de la ciudadanía.

 

Fotos