Dos personas heridas, una de ellas grave, tras un choque frontal en Rasines

Los dos coches han chocado frontalmente en la carretera nacional N-629. / 112

La mujer, que ha sido la peor parada en el violento choque, ha tenido que ser excarcelada por los bomberos

DM .
DM .Santander

Dos personas han resultado heridas, una de ellas grave, en un accidente de tráfico que ha ocurrido este miércoles por la tarde en Rasines. La conductora del turismo, que ha tenido que ser excarcelada por los bomberos, está grave, tras impactar frontalmente contra otro vehículo en el kilómetro 80 de la N-629, a la altura de la localidad de Rasines, mientras que el único ocupante del otro coche, un hombre, ha resultado también, herido aunque de menor consideración.

La carretera en la que ha sucedido el accidente, que va desde Colindres a Ramales(después sigue por Los Tornos), es una de las más peligrosas de Cantabria, uno de los puntos negros de la red regional y que acumula ya casi una veintena de víctimas mortales desde 1999. Por esta razón, precisamente, se instaló el pasado año en Limpias un radar de tramo para medir la velocidad de los vehículos.

El 112 ha recibido una llamada alertando del suceso minutos antes de las 19.00 horas. Para atender el incidente se ha movilizado a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Laredo, a agentes de la Guardia Civil, a sanitarios del 061 y a personal de mantenimiento de carreteras.

La mujer implicada en el accidente, que presenta el estado más grave, ha tenido que ser excarcelada del turismo en el que viajaba por los efectivos del 112 en una compleja maniobra, dada la situación en la que han quedado los vehículos tras el fuerte impacto.

Así han quedado ambos coches. / 112

Una vez liberada del habitáculo en el que permanecía atrapada, ha sido puesta a disposición del equipo sanitario del 061 que la ha estabilizado y trasladado en un Soporte Vital Avanzado (SVA) al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. El varón implicado en le accidente ha sido evacuado al Hospital Comarcal de Laredo con pronóstico reservado, a la espera de pruebas diagnósticas.