Investigadores del IH advierten de que el calentamiento global incrementa cada año la potencia de las olas

Las olas llegarán cada año con más intensidad al litoral cántabro./DM .
Las olas llegarán cada año con más intensidad al litoral cántabro. / DM .

El mar embiste contra la costa un 28% más fuerte que en 1948, cuando comenzaron los registros. Los expertos aseguran que traerá consecuencias cuando se produzcan fenómenos extremos

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

El incremento del nivel del mar producido por el calentamiento global es una de las amenazas claras -según los científicos- para las costas del mundo. Lo dicen los estudios, cada vez más finos, que se amplían para abrir las miras hacia otros detalles que hasta ahora habían pasado desapercibidos: «Poco se había hablado de los problemas que vendrán con el crecimiento de la energía de las olas; pero debemos pensar que esto puede tener unas consecuencias muy importantes cuando se produzcan temporales. Si cada vez hay más energía en el mar, más poderosos serán los efectos sobre la costa». Borja Reguero (Torrelavega, 1983), investigador del Instituto de Hidráulica (IH) de la Universidad de Cantabria, argumenta la explicación al otro lado del Atlántico, desde California.

Es uno de los responsables del estudio de este organismo que certifica que la energía de las olas se ha incrementado del orden de un 0,4% anual desde que se toman registros (1948). «Es una cuestión de transferencia energética que pasa del viento al océano, produciendo olas que cada vez acaban llegando a la costa con mayor potencia», acredita el experto.

«Es una cuestión de transferencia de energías del viento al mar, con unas aguas que cada vez son más cálidas» Borja Reguero | Investigador

«Por primera vez hemos identificado una señal global del efecto del calentamiento global en el clima de olas, que se correlaciona a su vez con el aumento de las temperaturas de la superficie del mar», resume el profesor universitario.

Los análisis recientes han mostrado que la mayor parte de la energía que se está acumulando en el planeta por efecto del calentamiento global lo está haciendo en el océano y eso está produciendo grandes cambios en la interacción atmósfera-océano y especialmente en las dinámicas generales de circulación.

«Si solo miramos la subida del nivel del océano y no la energía, podemos subestimar las consecuencias del cambio climático» Fernando Méndez | investigador

Según el profesor Fernando Méndez, coautor del estudio, «los resultados indican que aquellos análisis de los riesgos del cambio climático en la costa que consideran únicamente el aumento de nivel del mar como inductor de impactos a largo plazo pueden subestimar las consecuencias del cambio climático y resultar en una adaptación insuficiente o inadecuada».

Si bien esta investigación demuestra que la energía global del oleaje está aumentando, lo importante es el impacto que esto puede suponer en el futuro sobre la ocurrencia de eventos extremos similares a los grandes temporales.

La única ventaja del fenómeno sería el aprovechamiento de esa potencia del mar como fuente de energía verde. «Lo que ocurre es que eso depende mucho de la tecnología y también de los lugares concretos, porque este fenómeno se va a traducir de diferente modo en unos lugares y en otros», matiza Reguero.

 

Fotos

Vídeos