63 localidades en fiestas

Fiesta de la Virgen de Valvanuz (Selaya) hace un año. /Roberto Ruiz
Fiesta de la Virgen de Valvanuz (Selaya) hace un año. / Roberto Ruiz

Comienzan cuatro días en los que media Cantabria festejará a Nuestra Señora y San Roque | Las distintas poblaciones ultiman los detalles para echarse a la calle. En algunos puntos las celebraciones se prolongarán hasta el domingo

LAURA FONQUERNIESantander

Desde hoy y durante los próximos cuatro días media Cantabria va a estar de fiesta. Y con un amplio abanico de actividades para ofrecer y elegir. Por delante se avecinan las cuatro jornadas con mayor acumulación de celebraciones del año en la región. Porque las festividades patronales cruzan Cantabria de esquina esquina, de Campoo de Enmedio a Gama; de Pesaguero a Colindres; de Galizano a San Roque de Riomiera... decenas de municipios y pueblos en los que las celebraciones se prolongarán hasta el domingo.

Y es que al menos 63 localidades tienen marcadas en su calendario las festividades de San Roque y Nuestra Señora, bien por separado, bien en celebración conjunta, como citas obligadas. Desde la marmita en Castro, a la Virgen Grande de Torrelavega pasando por la suelta de la Gata Negra en Carasa, o la Virgen de Valvanuz. Son sólo algunos ejemplos porque la mayoría de los pueblos y municipios ultiman los detalles para tenerlo todo a punto y ofrecer un programa que requiere meses de planificación.

EN FIESTAS

Nuestra Señora y San Roque.
Puente Arce, Campoo de Enmedio, Medio Cudeyo, Hazas de Cesto, Liérganes, Torrelavega, Castro, Laredo, Ucieda, Cabárceno, Rioseco, Navedo, La Serna de Iguña, Carasa, Selaya, Rasines, Pesquera, Val de San Vicente, Arnuero, Galizano, Camaleño, Renedo, Liendo, Barriopalacio, Ruiloba, Hoz de Anero, Revilla, Rubayo, El Astillero, Gama, Bejes, Soba, Santillana del Mar, Santa María de Cayón, Treto, Argoños, Caranceja, Cabezón de la Sal, Seña, Herrera de Ibio, Alfoz de Lloredo, Arroyal, Prases, Cartes, Cabuérniga, Pesaguero, Hermosa, Parbayón, Colindres, Cóbreces, Arnuero.

Bajo el nombre de Fiestas de la Asunción y San Roque comenzarán mañana las de Castro Urdiales, y lo hacen fuerte. «Damos un desayuno de 300 kilos de bonito». La dieta del norte comienza con una parrillada. Allí centenares de personas se darán cita para dar cuenta de la marmita. Una cita obligada para los vecinos a la que también se acerca mucha gente «del País Vasco e incluso de Madrid», señala Gorka Linaza, concejal de festejos, deportes y juventud de Castro. Se trata de una fecha señalada para la que mucha gente «reserva sus vacaciones» y, además, «se trata de un lugar de veraneo». Ahora solo esperan que «el tiempo nos respete». Para los menos entendidos, la actividad va de cocinar «el plato de marmita». Es la tradición, hacer «un plato marinero», explica Linaza. Lo que comenzó con «pocas cuadrillas, se ha convertido en un concurso festivo»

«La marmita es una fecha señalada, viene mucha gente y esperamos que el tiempo nos respete» Gorka Linaza | Concejal de festejos de Castro

Las cuadrillas o grupos de amigos se inscriben y se les da una de las «200 parcela que hay disponibles». Tal es el éxito que incluso hay gente que «se queda fuera» porque no encuentran sitio para participar pues el espacio es limitado. Por eso el lema de este año es, precisamente, 'Una parcela, un fuego, una marmita', para aprovechar al máximo el espacio y que las doscientas plazas se «traduzcan en igual número de marmitas».

En total «puede haber entre 4.000 y 5.000 personas si sumamos los que están allí y los que trabajan», señala el concejal. Para el municipio es un día «señalado y de mucho trabajo» a nivel organizativo. La de este año es ya la edición número 33.

En municipios como Camaleño también se suben al carro de celebraciones, nadie se queda atrás. Como bien dice Óscar Casares, alcalde de Camaleño, «cada pueblo tiene su fiesta como Turieno o Cosgaya». En el caso de estos dos, son las comisiones de jóvenes quienes «se encargan de organizar las actividades para los niños» y para que todo el mundo pueda disfrutar de los días de puente. En el pueblo de Casares lo harán al ritmo de «actuaciones de folclore y orquestas» que pondrán las notas durante la noche.

También en Torrelavega saben lo que supone la organización de estas jornadas. «Las fiestas patronales llevan una preparación previa de meses», explica Patricia Portilla, concejala de festejos del municipio. Allí celebran la Virgen Grande y se da la circunstancia de que cuentan con «varios escenarios principales». Otra parte importante y que lleva tiempo, su montaje. «Empiezan con semana de antelación por parte de los servicios de obra». Ellos son los encargados de dotar de infraestructuras los distintos espacios que se van a utilizar.

«Las fiestas patronales requieren que haya una organización previa de varios meses» Patricia Portilla | Festejos de Torrelavega

Tal es el trabajo que también cuentan con «empresas externas que nos prestan apoyo», explica Portilla. Todo requiere siempre un elevado número de trabajadores. «En cuanto a personas implicadas, igual estamos hablando de 70», cuenta la concejala. Y únicamente habla del montaje, sin sumar protección civil y otras funciones de seguridad.

Para poder llegar a tiempo a las fiestas y que este todo preparado para las fiestas. El trasiego de organizar eventos como estos supone meses de antelación. «Desde dos meses antes se realizan reuniones semanales para organizar a todos los servicios implicados», explica. De modo que todo esté coordinado para el momento de la celebración.

Suelta de la Gata Negra

Algunas de las actividades populares de las fiestas de los pueblos son conocidas por su particularidad e, incluso, porque sobre ellas sobrevuela la polémica. Es el caso de la suelta de la Gata Negra, que se celebra cada año en Carasa (Voto). «El año pasado no ocurrió nada, hace dos vinieron cuatro animalistas y tuvimos problemas», comenta Serafín Alberdi, alcalde. La suelta es el viernes y es un acto «importante en cuanto al pueblo se refiere», explica Alberdi quien espera que este año transcurra con normalidad. Al final del día tendrán chocolatada.

De nuevo, como en todos los lugares, la preparación de los festejos dio comienzo hace «un mes y medio o dos meses», señala el alcalde. Allí la fiesta empieza hoy con una marmita por la noche. Luego, lo que nunca falla, es música: «Por la noche habrá una orquesta». Mañana celebran Nuestra Señora, «la fiesta del pueblo». Disfrutarán la jornada al ritmo del grupo Garabanduya. También tendrán un pasacalles y por la tarde, «para los más pequeños, hinchables».

Mañana en Selaya también se subirán al tren de los festejos con Nuestra Señora, por la noche, a las 22.00 horas, celebrarán la segunda Gala de Pasiegos. Cerrarán la jornada con fuegos artificiales y al ritmo de una verbena musical con la orquesta Arizona Show. El viernes llega la fiesta de San Roque con hinchables y talleres infantiles.

El sábado habrá eventos tan tradicionales como el día de Soba en el monte de San Pedro, en La Gándara. Una exposición de ganado que durará todo el día, acompañado de un mercadillo, actividades deportivas y juegos para todas las edades como karts y un parque infantil. Y en Pesquera, lo celebran con una afamada feria de quesos.

Festival de las Naciones

Estas celebraciones coinciden en fecha y comunidad con el Festival de las Naciones de Santander que, en palabras de su director, Sergio Frenkel, da «la sensación de viajar por el mundo». Este evento ofrece, entre otras cosas, más de 150 variedades de cerveza y más de cincuenta de vino. Lo que pretende que sea su «característica diferencial» es la «autenticidad de los países que están representados».

¿Cómo se organiza todo el tinglado? «Trabajamos con las embajadas y consulados de los diferentes países», explica. Estas instituciones les recomiendan gente que pueda representar a sus países. La idea es «buscar novedades y originalidad que permitan renovar el, el 20% de los expositores», comenta el director. Todo ello para que quien se dé un paseo por allí tenga «la sensación de viajar por el mundo».