El mercado de la vivienda vacacional mejora «ligeramente» en Cantabria

La reducción del stock en Cantabria se hace especialmente patente en Santander y Castro Urdiales. /Antonio 'Sane'
La reducción del stock en Cantabria se hace especialmente patente en Santander y Castro Urdiales. / Antonio 'Sane'

El informe anual de la sociedad 'Tinsa' pone de manifiesto una «considerable» moderación en la caída de los precios

NACHO GONZÁLEZ UCELAY SANTANDER.

El mercado de la vivienda vacacional ha mejorado ligeramente en la costa cántabra, donde si bien la oferta inmobiliaria sigue siendo superior a la demanda, la caída de precios no sólo se ha moderado de forma considerable sino que en zonas puntuales ha experimentado ligeras subidas.

Esta es, al menos, la conclusión a la que ha llegado la sociedad Tasaciones Inmobiliarias S.A., Tinsa, después de pulsar la situación actual de Cantabria para incluirla posteriormente en el informe de Vivienda en Costa 2018, un pormenorizado estudio de los mercados de vivienda vacacional de costa existentes en toda España que incluye toda suerte de datos.

Según dice ese estudio, el mercado residencial en la costa española «está recuperando paulatinamente la actividad».

El estudio destaca que la oferta inmobiliaria sigue siendo superior a la demanda solvente

Así, «las ubicaciones que comenzaron a estabilizarse en la crisis están asentando la recuperación y mostrando incrementos más intensos de precios y de actividad de construcción de nuevas viviendas». Junto a esas referidas ubicaciones, «aún se observan otras donde el mercado evoluciona más lento debido a que la sobreoferta es abundante y/o la demanda es débil».

Con todo, los técnicos de Tinsa reflejan en el conjunto de España «un contexto más optimista que el año anterior». Se reducen a la mitad (del 27,6% de 2017 al 11,2% de 2018) aquellas zonas que se encuentran en situación de ajuste moderado próximo al suelo al tiempo que se incrementan (del 22,4% al 36,5%) aquellas franjas del litoral donde la situación podría calificarse de «clara recuperación».

Entre los mercados nacionales donde la tendencia de recuperación está consolidada, dice el estudio, «destacan Islas Baleares, Canarias, Costal del Sol, norte y sur de la provincia de Alicante, el Maresme y la periferia de Barcelona».

En Cantabria

Sobre Cantabria, el 'informe Tinsa' sostiene que este segmento inmobiliario «ha mejorado ligeramente con respecto al año pasado».

A su juicio, los precios de las viviendas vacacionales están ahora «en una fase de estancamiento», dependiendo de la zona escrutada «con ligeras caídas o con ligeros ascensos».

En este punto, el de los precios, el estudio aprecia una subida en los de la vivienda vacacional ubicada en Santa Cruz de Bezana, Santander y Suances y, al contrario, una bajada en los del municipio de Piélagos. En cualquier caso, la previsión «es que los precios se mantengan o mejoren sólo ligeramente, ya que la oferta sigue siendo ahora mismo superior a la demanda».

Sobre el stock, el estudio concluye que la reducción es más patente en Santander y en Castro Urdiales -donde predomina la primera residencia- que en el resto de los enclaves costeros.

El que mejor se absorbe, precisa, «es la vivienda plurifamiliar de tamaño pequeño-mediano, con superficies construidas comprendidas entre los 50 y 70 metros cuadrados, con distribución de dos dormitorios, de calidades más bien medias y ubicadas en urbanizaciones de reciente construcción».

En otras de sus anotaciones, la sociedad de tasaciones mantiene que «el alquiler es menos relevante que la compra», que «predomina la segunda mano», que es un mercado «muy estacional» centrado especialmente en verano y Semana Santa y que, por encima de todas las demás, «destacan las localidades de San Vicente de la Barquera, Comillas, Suances, Santander, Ribamontán al Mar, laredo, Isla y Noja».

Y en cuanto a la actividad, el estudio concreta que la venta de inmuebles vacacionales en Cantabria «ha mejorado ligeramente con respecto al año 2017» -ello como consecuencia «de la comercialización con importantes descuentos»- y subraya que «no se percibe actividad promotora relevante», si acaso en los grandes núcleos poblacionales como pueden ser los casos de Santander y Castro Urdiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos