Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Benjamín Prado: «Mido la calidad de las ciudades por sus poetas»

Benjamín Prado. /María Gil Lastra
Benjamín Prado. / María Gil Lastra

Santander y Rota son los dos paraísos del poeta y escritor madrileño Benjamín Prado. Le gusta venir al primero a que le cuide su suegra y cuando está en Cantabria, se siente bien. Ahora escribe su quinto libro

Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Hasta que conoció a su mujer santanderina, el sur era su paraíso. Pasa en Rota los meses de julio y agosto. Pero ahora, para Benjamín Prado (Madrid, 1961), Cantabria es su paraíso «el resto del año. En Santander vive la mujer que mejor me trata del mundo: mi suegra», dice. No comprende la vida sin humor hasta el punto de que desconfía de la persona a la que le cuesta reír. Reconocido por sus versos, columnas, artículos, canciones y libros más allá de nuestras fronteras, no ha perdido un ápice de generosidad y humildad. Se considera muy afortunado porque le paguen por hacer lo que más le gusta. La facilidad que tenía de pequeño para la lectura le llevó «a que me adelantaran dos cursos, aunque después retrocedí uno» (risas). Para él, uno de los mejores planes es encerrarse en su casa de Rota, como hizo hace dos veranos, con sus amigos (Leiva y Joaquín Sabina) a componer, reír, beber y comer tortilla de patata. De ese verano salió el disco 'Lo niego todo', de Sabina. Su próxima cita con Cantabria espera que sea en la Feria del Libro de Torrelavega si su agenda se lo permite.